Menú

Las contradicciones y titubeos de Isabel Rodríguez sobre el caso Pegasus

En una entrevista en Onda Cero, la portavoz del Gobierno ha dejado más dudas que certezas sobre el caso Pegasus.

En una entrevista en Onda Cero, la portavoz del Gobierno ha dejado más dudas que certezas sobre el caso Pegasus.
Isabel Rodríguez, portavoz del Gobierno | EFE

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha intentado aclarar esta mañana en una entrevista en Onda Cero, todas las dudas que quedaron en el aire tras la comparecencia del pasado lunes de Bolaños para informar sobre el espionaje con el spyware Pegasus al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Sin embargo, ha dejado más dudas que certezas, especialmente sobre el funcionamiento de los protocolos de seguridad y la asunción de responsabilidades.

Ha empezado señalando que "se está trabajando" en el análisis de otros teléfonos móviles de miembros del Gobierno y que "se informará cuando se terminen los trabajos". "No vamos a ofrecer el chequeo de cada dispositivo particular". Lógicamente, aquí surge la primera pregunta incómoda para la ministra, y es por qué no se hizo así con los móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles, y se informó exclusivamente sobre ellos en una rueda de prensa convocada de forma inesperada sólo para informar de ellos. La portavoz respondió, sin mucha convicción, que se ha actuado así "porque se iba a poner en conocimiento de la justicia" y porque "Sánchez representa a todo el país". "Cuando se supo que era un ataque externo e ilícito, por transparencia quisimos hacerlo al mismo tiempo que lo poníamos a disposición de la justicia".

Sobre si no se habían planteado que era mejor, de cara a la seguridad del Estado, no dar una rueda de prensa informando de que el móvil del presidente y el de la ministra de Defensa habían sido atacados con Pegasus, Rodríguez ha puesto en valor "la seguridad en España, la ciberseguridad" para señalar, a continuación, que "este es un ámbito cambiante. Según avanzamos en la protección, aumentan las amenazas". "Podríamos haber valorado no contarlo, se nos hubiera criticado que lo habíamos ocultado, pero ante un ilícito, lo que tienen que hacer las Administraciones es denunciarlo", remarcó.

A la pregunta de si el Gobierno no ha ocultado ningún ataque o infección a ningún móvil de ninguna autoridad del Estado, la también ministra de Política Territorial ha respondido que no. "De estas características, no". Sobre si con "estas características" se está refiriendo a Pegasus, ha reiterado: "De estas características, no". Se le repregunta por tercera vez si no ha pasado antes que se hubiese producido un ataque en los meses anteriores y que el Gobierno hubiese valorado no contarlo por motivos de seguridad, Rodríguez ha dicho: "De estas características, con un agente externo, de modo ilícito y con este sistema no habíamos sufrido un ataque o, al menos, que estuviese constatado o certificado por los trabajos del Centro Criptológico Nacional".

Protocolos de seguridad y responsabilidades

En relación a los protocolos de entrega y utilización de los móviles a los ministros, Rodríguez ha señalado que el Gobierno tiene otros medios de comunicación al margen de los teléfonos móviles y que durante la pandemia se reforzaron todos los protocolos de seguridad, además de señalar que existen "protocolos de actualización" para garantizar la seguridad de las comunicaciones.

La portavoz del Gobierno ha recalcado que, antes de buscar responsabilidades en el caso del espionaje al móvil del presidente Sánchez, hay que "aclarar qué ha sucedido", porque lo ocurrido "no es un caso excepcional, ha ocurrido en otros países".

El 'Catalan Gate'

Es en este punto cuando se le hace una pregunta clave, que es si la revisión del móvil del presidente del Gobierno se ha hecho a raíz de haberse hecho público el espionaje a los líderes del procés de Cataluña, el conocido como Catalan Gate.

En relación al espionaje a los líderes catalanes, Rodríguez ha señalado que el Gobierno ha "actuado con absoluta transparencia" y que "el Estado de derecho funciona en España", es decir, "sólo con autorización judicial" se puede espiar un móvil.

Ante la insistencia del entrevistador sobre cuándo se decidió que se debía revisar el teléfono de Pedro Sánchez, la portavoz del Gobierno ha dicho que "en los últimos días, como consecuencia de esta investigación interna" derivada del Catalan Gate, pero "no porque sean líderes independentistas, sino porque son representantes de instituciones del Estado, también".

Por lo tanto, la conclusión lógica es que, si no se hubiese publicado la información de Citizen Lab y provocado la tormenta con los socios preferentes de Pedro Sánchez, no se habría inspeccionado el teléfono del presidente del Gobierno. "No lo hubiera pasado igual [la revisión] en estos momentos, porque pasa rigurosamente todos los protocolos de seguridad", ha señalado Isabel Rodríguez, que a la pregunta de si en este último año el teléfono del presidente había pasado rigurosamente los protocolos de seguridad ha contestado rotunda que "por supuesto, por supuesto". No obstante, y cada vez más titubeante en sus respuestas, ha dicho que no se descubrió nada "porque los protocolos mejoran cada día", pero que en ningún momento se han incumplido los protocolos de seguridad.

Si esto es así, la conclusión es que no hay responsables sino que el protocolo se había quedado anticuado. "Está claro que se han producido errores, que el ataque existe, estamos intentado ver qué ha pasado para mejorar los protocolos" por lo que "antes de buscar responsabilidades hay que determinar qué es lo que ha sucedido", pero no responde a si descarta que tenga que dimitir la directora del CNI.

"No tenemos nada que ocultar"

A lo largo de la entrevista, Isabel Rodríguez ha reiterado que el Gobierno "no tiene nada que ocultar", lo que es contradictorio con el hecho de que tanto PSOE como Podemos hayan tratado de impedir a toda costa la comparecencia de Sánchez en el Congreso. La portavoz ha intentado justificarlo con el hecho de que va a comparecer Margarita Robles y la directora del CNI en la Comisión de Gastos Reservados, conocida como de Secretos Oficiales. "Creemos que ese es el canal" adecuado.

Pero mientras Podemos también ha tratado de evitar que Sánchez compareciese en el Congreso, sí ha votado a favor de que se crease una Comisión de Investigación parlamentaria. "Bueno, hay discrepancia entre los grupos políticos y es complejo gobernar con una minoría parlamentaria, gobernar en coalición…" ha zanjado la ministra.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso