Menú

Los 15 Programas Especiales de Armamento que serán clave para el futuro del Ejército del Aire

El objetivo es actualizar las capacidades existentes y recuperar algunas perdidas. Todo bajo la sombra de "el innombrable", el caza F35.

El objetivo es actualizar las capacidades existentes y recuperar algunas perdidas. Todo bajo la sombra de "el innombrable", el caza F35.
Los programas de modernización del Ejército del Aire y el Espacio

El Ministerio de Defensa se encuentra en pleno ciclo inversor. Los recortes en el presupuesto que provocó la crisis económica de la primera década del siglo XXI afectó de lleno a las Fuerzas Armadas, provocando incluso que se perdieran capacidades relevantes o que no se renovasen algunos sistemas de armas que estaban llegando al final de su vida operativa, prologando su uso mucho más años de lo deseable.

La invasión rusa de Ucrania ha despertado a muchos países de su letargo, de los que España ha sido un claro ejemplo. Esto se une al compromiso alcanzado en la OTAN en 2014, y ratificado en la cumbre de Madrid de 2022, para que todos los países miembros inviertan al menos el 2 por ciento de su PIB en Defensa. Aunque la fecha para alcanzar esa cifra de inversión este año 2024, la previsión española es llegar al mismo para 2029-2030, con un quinquenio de retraso.

Actualmente, el Ministerio de Defensa tiene en marcha una treintena de Programas Especiales de Modernización (PEM) para modernizar las capacidades de las FAS. Algunos son específicos para un solo ejército y otros son transversales. Una quincena afectan directamente al Ejército del Aire y el Espacio, aunque todavía quedan más programas que sacar adelante, como la sustitución de los cazas F-5 Northrop, con los que se realiza el curso de Caza y Ataque.

Halcón I. Sustitución de los F-18 de Canarias

El programa Halcón I surge de la necesidad de sustituir a los cazas F-18 que se encuentran en servicio en el Ala 46 del Ejército del Aire, con sede en Gando (Gran Canaria). Son los aparatos encargados de la defensa aérea de las Islas Canarias y están al final de su vida operativa. Son los más antiguos, pues fueron comprados de segunda mano a la US Navy hace varias décadas, y pese a las modernizaciones que han recibido, su situación empieza a ser límite.

El Gobierno aprobó en junio de 2022 la compra de 20 cazas Eurofighter Typhoon de la tranche o evolución 4 –la más moderniza que había en esos momentos en el mercado– para sustituir a estos aparatos. De ellas, 16 serán en versión monoplaza –con un único piloto– y 4 en biplaza –serán utilizados para adiestramiento de pilotos–. La previsión es que la primera unidad sea entregada en 2026 y que, el resto de unidades vayan siendo recibidas entre ese año y 2030.

El coste total del programa es de 2.637 millones de euros, aunque inicialmente fue aprobado por un montante de 2.043 millones. La diferencia está en peticiones extra de capacidades que se han realizado, como el ILS –sistema de ayuda al aterrizaje–. Hasta el momento se han pagado 554 millones y está previsto que en este 2024 se abonen 489 millones. El calendario de pagos concluye en estos momentos en el año 2035.

Halcón II. Sustitución de parte de los F-18 peninsulares

Los cazas F18 Hornet también prestan servicio en la Península (Ala 12 de Torrejón de Ardoz y Ala 15 de Zaragoza). Si bien su necesidad de sustitución no era tan imperiosa como la de las unidades que estaban operando en las Islas Canarias, estos aparatos también se empiezan a acercar al final de su vida operativa. Es por ello que el Ejecutivo aprobó un nuevo Programa Especial de Armamento para sustituir estas unidades.

En septiembre de 2023 se dio luz verde a la compra de 25 cazas Eurofighter Typhoon en lo que se conoce como el programa Halcón II. Estas unidades son también de la versión más moderna que se encuentra actualmente en el mercado. Sin embargo, esta compra de 25 unidades no sirve para reemplazar por completo a los 60 cazas F18 Hornet que prestan servicio en estos momentos en las dos alas peninsulares.

El coste del programa es de 4.500 millones de euros y, al igual que en el caso del Halcón I, no sólo incluye los propios cazas sino también motores de repuesto y diversos sistemas de apoyo a la misión asociados, algo habitual en este tipo de contratos. También se incluyen algunas mejoras para los cazas del programa Halcón I. Hasta el momento se han pagado 130 millones y la previsión es que este año 2024 se paguen 477,7 millones, la misma anualidad prevista de momento para 2025 y 2026.

El innombrable F-35 o el resto de cazas F18

El programa Halcón II cubre una parte pequeña de la sustitución necesaria de unidades del F18 Hornet que sirve en la Península. Exactamente, 25 de las 60 unidades. Para solucionar este hecho hay un programa lanzado en 2022 denominado "Avión sustituto del AV-8B y C-15M", es decir, para sustituir a los cazas Harrier AV-8B de la Armada y a los F18 Hornet del Ejército del Aire que no serán sustituidos por las unidades Halcón.

El único modelo en el mercado que cumple los requisitos es el F35, con sus variantes A (despegue y aterrizaje convencional) y B (despegue y aterrizaje convencional y vertical). No hay tiempo material de desarrollar otro avión de esas características –los desarrollos de los aviones de combate se prolongan durante décadas–, por lo que sí o sí se debe acudir a lo único que hay en el mercado. Todo ello con una bolsa económica asociada de 6.500 millones.

El gran problema que hay en torno a este programa es político. El Gobierno de Pedro Sánchez no quiere gastar una millonada en un avión de fabricación estadounidense que no va a dejar un retorno industrial en España y del que no puede vender que va a crear un importante número de empleos en territorio nacional. De hecho en los pasillos del Ministerio de Defensa y de los tres ejércitos se le denomina irónicamente como "el innombrable".

Patrulla y vigilancia marítima MPA/MSA

La falta de inversiones realizadas en las últimas décadas en las Fuerzas Armadas ha puesto en una situación muy complicada al Ejército del Aire y el Espacio. Las unidades del Orion P3 que se dedicaban a labores de patrulla marítima y lucha antisubmarina han ido dándose de baja en los últimos años, de modo que no queda ninguna de las unidades que llegó a haber en servicio. Además, los CN-235 de vigilancia marítima están en sus últimos años de vida operativa.

Para tratar de paliar esta difícil, el Gobierno aprobó en 2023 un programa especial para la compra de 16 aeronaves Airbus C295W. De ellos, seis unidades estarán diseñadas para realizar labores de Patrulla Marítima (MPA) y lucha antisubmarina, prestando el servicio que hacía hasta su jubilación los P3. Otros países OTAN están sustituyendo sus Orion P3 por los nuevos Boeing Poseidón P8, con mucha mayor capacidad, pero en Defensa ha primado contratar a la europea Airbus y la economía de escala que supone tener ya modelos del C295 operativos.

Las otras diez unidades tendrán configuración para misiones MSA o VIGMA (Vigilancia Marítima) y SAR (salvamento y rescate) y sustituirán a los ya demasiado veteranos CN-235. El programa económico tiene un coste total de 1.695 millones de euros y está previsto que el calendario de pago por estos 16 aeronaves se alargue hasta el año 2031.

RPAS Sirtap

Es un sistema remotamente tripulado (RPAS) de alta prestaciones diseñado y desarrollado en España íntegramente por Airbus. Las primeras unidades estarán diseñadas íntegramente para misiones de vigilancia, inteligencia e inteligencia (ISR, por sus siglas en inglés) en todo tipo de condiciones climáticas, aunque el proyecto incluye dotar a estas aeronaves de capacidad de ataque a suelo en un futuro.

Estos RPAS tienen un tamaño 7,3 metros de largo y una envergadura de 12 metros –de punta a punta de cada ala–, además de una altura de 2,2 metros y un peso de 750 kilos. Es un tipo de aeronave con la que no cuenta en estos momentos el Ejército del Aire y el Espacio, y que están un peldaño por debajo en tamaño y prestaciones que los MQ-9 Predator B que prestan servicio actualmente en Talavera la Real (Badajoz) y que también van a ser armados.

El Gobierno ha lanzado un programa con un coste total de 595 millones de euros. Esto incluye la compra de nueve sistemas (cada uno compuesto por tres RPAS y una estación terrestre), por lo que el número total de aeronaves ascenderá a 27. La gran mayoría de ellas irá a parar al Ejército del Aire y el Espacio, aunque es posible que al menos una termine en el Ejército de Tierra para sustituir a los Searcher MKIII que tan buen servicio prestaron en Afganistán.

A-330 MRTT

La falta de inversión durante décadas provocó que la capacidad de reabastecimiento en vuelo entrase en una situación crítica con la jubilación de los viejos B707 que prestaban servicio en el Ejército del Aire. Una situación que fue solucionada temporalmente en la década pasada con el uso de los C130 Hércules primero y los A400M después. Pero esto no restó la necesidad de comprar aviones que realizaran estas prestaciones.

El Ejército del Aire siempre quiso la compra de unidades nuevas, pero la amplia necesidad de invertir en modernizar las Fuerzas Armadas provocó que se haya tenido que conformar con aviones de segunda mano comprados a Iberia y reconvertidos. En septiembre de 2021, el Gobierno aprobó la compra de tres aviones A330 por un valor de 810 millones de euros para que fueran reconvertidos a MRTT (Multi Role Tanker Transport).

Estas aeronaves también para transporte de personal o evacuaciones médicas. El Ejército del Aire cuenta ya con la primera de las unidades A330 operativa y no a mucho tardar debería recibir una segunda. Cuando llegue el tercer avión comenzará entonces el ciclo de conversiones a MRTT, con el objetivo que siempre haya dos unidades operativas mientras una tercera está en conversión. La previsión es que las tres unidades sean MRTT para 2026.

FCAS, el caza europeo de sexta generación

Es uno de los programas más ambiciosos en los que se encuentra la industria española. Se trata de la creación junto a Francia y Alemania de un avión de combate de sexta generación con un enjambre de drones asociado que pueda sustituir a partir del año 2040 a los cazas de generación 4.5 que están en estos momentos en servicio en los tres países: Dassault Rafale (Francia) y Eurofighter Typhoon (España y Alemania).

El programa pasó por una grave crisis por las fuertes tiranteces entre franceses y alemanes, las dos patas clave del proyecto, que se consiguieron desatascar en abril de 2023 con la firma de la fase 1-B, que incluye el desarrollo de los motores, el enjambre de drones, la tecnología furtiva, la nube de combate asociada y que debe concluir con la construcción del primer demostrador o primer caza.

Sólo para esta fase 1-B los tres países invertirán en conjunto cerca de 8.000 millones de euros. No hay datos del coste total que podría tener el programa, pero un informe publicado por el Senado de Francia en 2020 estimó la inversión final entre los 50.000 y los 80.000 millones. Algunos think thank han aumentado esa estimación hasta los 100.000 millones. El dinero total del programa será costeado a partes iguales (33,3 por ciento) por cada uno de los tres socios.

RPAS Euromale o Eurodron

Se trata de uno de los programas más ambiciosos de la Unión Europea para el desarrollo de un sistema aéreo no tripulado de gran autonomía y altitud media. De hecho, será este organismo supranacional el que cubra buena parte de los fondos económicos que supone su desarrollo. Está liderado por el consorcio europeo Airbus, aunque también participan en él otras grandes empresas del sector aeronáutico militar como Dassault o Leonardo.

La misión de esta aeronave será doble. Podrá realizar misiones de vigilancia, inteligencia e inteligencia (ISR, por sus siglas en inglés), pero también irá armado con misiles guiados para realizar operaciones de apoyo a tierra o ataques selectivos. Está previsto que el primer prototipo comience a volar en el año 2025 y que las entregas de las primeras unidades a los países operadores se lleven a cabo en 2028.

De momento, los cuatro países impulsores ya han anuncio sus pedidos iniciales. España ha comprado cuatro sistemas (cada uno compuesto por tres drones y dos estaciones de control terrestre), es decir, que el Ejército del Aire y el Espacio recibirá una docena de aeronaves. Los otros 16 sistemas (un total de 48 drones) se los repartirán entre Francia, Italia y Alemania. El coste para España será de unos 1.900 millones de euros, apoyo logístico incluido.

Pilatus PC-21 segunda fase

La modernización de las aeronaves dedicadas a la enseñanza es una de las necesidades que estaban pendientes dentro del Ejército del Aire y el Espacio. El primer reto fue sustituir a los veteranos cazas C-101 con los que se daba el curso básico de vuelo o fase II en la Academia General del Aire (AGA). Para ello, se compraron 24 unidades del Pilatus PC-21, que ya se encuentran en servicio en su totalidad.

La segunda fase de este programa se puso en marcha en marzo de 2023 para sustituir a las pequeñas avionetas Pillán (E-26 Tamiz) con las que se da el curso elemental de vuelo o fase I. Para ello se han encargado otras 16 unidades del Pilatus PC-21, de las que 14 van a ir a parar a la AGA. De este modo, esta aeronave será la única que se empleará, lo que supondrá ahorro de costes en mantenimiento y suministros.

Esta segunda compra incluye un simulador PC-21, dos entrenadores de procedimientos de cabina y diversos sistemas adicionales para planificación de misiones o software asociado. Los otros dos aviones que no irán a parar a la AGA serán destinados al Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX) del Ejército del Aire y el Espacio.

NH90 segunda fase

Es uno de los programas transversales del Ministerio de Defensa. En la primera fase las unidades fueron a parar al Ejército de Tierra y el Ejército del Aire (funcionan bajo el indicativo de NH-90 Lobo), pero en esta segunda fase también las recibirá la Armada. Dentro de las 23 nuevas unidades solicitadas, está previsto que el Ejército del Aire media docena vayan para este ejército.

El inicio de las entregas está previsto para este 2024. El coste total del programa es de 1.450 millones de euros. El último libro verde de los Presupuestos Generales del Estado detalla que este año 2024 se deberán pagar 311 millones a Airbus, constructora de la aeronave, y 178 millones en 2025 y 209 millones en 2026. Todavía habría que seguir pagando varios años más para terminar con los compromisos de pago.

Mortero Eimos

Es otro de los programas transversales para dotar a las Fuerzas Armadas de un moderno y nuevo sistema de mortero embarcado. El mismo viene a bordo de vehículos blindados URO VAMTAC ST5. La gran mayoría de las unidades van a ir destinadas a unidades del Ejército de Tierra, siendo el Ejército del Aire y el Espacio el que menos unidades va a recibir, tan sólo cinco. El presupuesto total de este programa es de 125 millones de euros, aunque está abierta la posibilidad de que el programa tenga una segunda fase.

Modernización de las baterías NASAMS

Las baterías NASAMS son un sistema de misiles antiaéreos tierra-aire de altas prestaciones, de cota media-baja y proyectable, que es esencial para la defensa antiaérea y un complemento eficaz a otros sistemas antimisil en servicio de cota media-alta. Hay cuatro unidades de este tipo actualmente en servicio en el Mando de Artillería Antiaérea del Ejército de Tierra y España es uno de los pocos socios europeos que no las ha actualizado.

Se han destinado 673,4 millones de euros para su actualización hasta la versión 2+, en uno de los programas conjuntos que también incluye dotar de una unidad al Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) del Ejército del Aire. Se da la circunstancia de que las FAS tienen desplegada ahora mismo en el exterior una de estas baterías, en Letonia, en el muro anti-Rusia de la OTAN, y llegó a haber en 2023 una segunda batería desplegada también en el Báltico.

Modernización misiles Mistral

Es otro programa transversal del Ministerio de Defensa que afecta al Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire y el Espacio. Se trata de modernizar las capacidad de disparo de misiles tierra-aire que ya están en servicio en las FAS, la gran mayoría de versiones más primarias, aunque el Gobierno compró en mayo de 2021 un total de 91 unidades del Mistral 3 que tenían en stock las Fuerzas Armadas francesas.

El coste del contrato es de 325 millones de euros en total e incluye más de 500 unidades del nuevo Mistral 3, además de equipos de entrenamiento y el apoyo logístico integrado junto con la actualización de los puestos de tiro Mistral encuadrados en los dos Ejércitos y la Armada, en sus diferentes configuraciones. Esta adquisición convertirá a las Fuerzas Armadas españolas en el segundo usuario mundial de Mistral por detrás de Francia.

Helicóptero H135

No sólo es un programa transversal dentro de las Fuerzas Armadas, pues se van a adquirir unidades para el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire y la Unidad Militar de Emergencias (UME), sino que va más allá del propio Ministerio de Defensa, ya que el Ministerio del Interior también participa con la petición de unidades de este aparato tanto para la Guardia Civil como para la Policía Nacional.

Este aparato es una versión más amplia y moderna del EC135, un aparato que ha sido uno de los líderes de ventas de Airbus a nivel mundial y que presta servicio actualmente tanto en las FAS como en las Fuerzas de Seguridad del Estado. El programa en vigor tiene un presupuesto de 178 millones de euros.

Sistema Conjunto de Radio Táctica (SCRT)

Es un programa destinado a la renovación de las radios de comunicaciones tácticas de las Fuerzas Armadas, aunque repercute sobre todo en el Ejército de Tierra también tendrá su influencia en la Armada y el Ejército del Aire. El objetivo es cambiar los actuales sistemas de comunicación UHF/VHF y HF por el moderno sistema de radio definido por software (SDR), algo que ya están haciendo la gran mayoría de los países aliados de la OTAN.

El presupuesto total es de 738 millones de euros, de los que los 80 primeros millones de euros se hicieron efectivos en 2023 y, según el último libro verde de los Presupuestos Generales del Estado, está previsto pagar 86 millones de euros anuales durante los años 2024, 2025 y 2026. Todavía habría que seguir pagando varios años más para terminar con los compromisos de pago.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro