Menú

15 increíbles rutas en tren por todo el mundo

Proponemos 12 rutas en tren por todo el mundo y para todos los gustos. Desde el lujo hasta los trenes más curiosos, desde rutas que atraviesan montañas hasta líneas férreas que surcan desiertos o selvas. Viajar en tren tiene algo especial y único, una experiencia inolvidable. 

La Trochita (Argentina)
1 / 15

La Trochita (Argentina)

El viaje empieza en Esquel y acaba en Esquel, una preciosa localidad argentina a los pies de los Andes. El nombre de La Trochita hace referencia a lo estrecho de la vía, ya que los vagones son tan pequeños que apenas se puede ir de pie en ellos y además el tren es de vapor. 

Hotel boutique en Sudáfrica
2 / 15

Hotel boutique en Sudáfrica

Recientemente abrió sus puertas el esperado Kruger Shalati, un hotel boutique que ocupa los vagones de un histórico tren muy unido al nacimiento del Parque Nacional Kruger, uno de los rincones más fascinantes de África.

Ruta Nakasendo (Japón)
3 / 15

Ruta Nakasendo (Japón)

Aparte del velocísimo tren bala tan asociado a Japón, existe un tren local que sube jadeante hacia los Alpes japoneses siguiendo el antiguo Nakasendo, o camino de postas. Para en pequeñas aldeas de montaña en las que perviven los mismos edificios de madera que en el período Edo, y los artesanos locales siguen fabricando tazones a mano. El Japan Rail Pass permite viajar sin límites en este tren, por lo que se puede pasar un día entero, o incluso dos, subiéndose y bajándose para explorar bien la ruta.

Petit Train Jaune (Francia)
4 / 15

Petit Train Jaune (Francia)

Apodado cariñosamente “el Canario” o “el Petit Train Jaune” (trenecito amarillo), este tren de montaña suele citarse como el más panorámico de Francia, pero desde luego no es de lujo. La Línea de Cerdaña recorre los bosques y montes escarpados de los Pirineos.

El tren de vapor Jacobite (Reino Unido)
5 / 15

El tren de vapor Jacobite (Reino Unido)

En las Tierras Altas escocesas, unas locomotoras de vapor sibilantes y maravillosas, de las décadas de 1930 o 1940, tiran de unos vagones con un encanto especial, anticuados por una mágica tierra de nadie fría y nublada. La imagen es perfecta para un libro de cuentos: es la línea por la que circula el Expreso de Hogwarts en las películas de Harry Potter. Es uno de los 60 recorridos que incluye el libro Los mejores viajes en tren por todo el mundo de Lonely Planet (Geoplaneta, 2019)

Tren de la Costa Azul
6 / 15

Tren de la Costa Azul

Un tren lento que bordea la costa mediterránea francesa y pasa por ciudades cuyos nombres suenan ya a glamour: Cannes, Antibes, Mónaco. A un lado de las vías, el centelleante mar; al otro, espectaculares acantilados intercalados con las preciosas ciudades costeras de la Riviera francesa. El viaje abarca unos lánguidos 55 km de felicidad ferroviaria

El tren de Flam en Noruega
7 / 15

El tren de Flam en Noruega

En el transcurso de aproximadamente dos horas, el tren viaja desde Flåm, un pequeño pueblo situado a nivel del mar junto al fiordo de Sogn, hasta lo alto de la estación de montaña de Myrdal, a 867 metros por encima del nivel del mar.

Tranzapline (Nueva Zelanda)
8 / 15

Tranzapline (Nueva Zelanda)

Este viaje de 225 kilómetros cruza la isla Sur de Nueva Zelanda entre Christchurch y Greymouth en 4 horas y media. La ruta comienza por las llanuras de Canterbury, acompaña al río Waimakariri y cruza los Alpes del Sur, ofreciendo los paisajes casi vírgenes de la isla.

Glacier Express (Suiza)
9 / 15

Glacier Express (Suiza)

Este tren nos permitirá disfrutar durante nueve horas de los valles y montañas suizos mientras cruza 91 túneles y 291 puentes para llevarnos desde St. Moritz a Zermatt.

The Ghan (Australia)
10 / 15

The Ghan (Australia)

El tren recorre el corazón de Australia de norte a sur desde Darwin hasta Adelaida. Son casi 3.000 kilómetros que se recorren en tres días con dos paradas de cuatro horas para descansar un poco de tanto traqueteo, y que nos permitirán aprehender la inmensidad del desierto del Outback. El nombre es una abreviatura de The Afghan Express, puesto en homenaje a los camelleros afganos que abrieron la primera ruta para llegar al centro de Austrialia.

Maharajas Express (India)
11 / 15

Maharajas Express (India)

El Maharajás express es el tren de lujo más caro del mundo. Se ejecuta en 5 circuitos que cubren más de 12 destinos en todo el noroeste y centro de la India, centrados principalmente en Rajasthan. Fue nombrado en la lista de los mejores 25 trenes por la Sociedad del tren internacional de viajeros, y recibió el premio en la Categoría Especialista de Operadores de Tren Conde Nast Travelers Reader Choice Travel Award en el 2011.

Transiberiano (Rusia)
12 / 15

Transiberiano (Rusia)

  La línea férrea más larga del mundo, con 9.288 kilómetros desde Moscú a Vladivostok, tiene tiempo para ofrecer grandes paisajes de siete husos horarios distintos, como el lago Baikal. También para aburrirse como una ostra. Comparte recorrido con otras dos larguísimas rutas: el transmongoliano y el transmanchuriano, que acaban las dos en Pekín.

Rocky Mountaineer (Canadá)
13 / 15

Rocky Mountaineer (Canadá)

La ruta entre Vancouver y Banff en Montañas Rocosas canadienses dura dos días y ofrece unos paisajes increíbles visibles desde vagones con grandes ventanas. Cuesta algo más de 1.200 euros y 1.700 con el servicio de lujo GoldLeaf, que incluye vagones con techos transparentes.

De Colombo a Badulla (Sri Lanka)
14 / 15

De Colombo a Badulla (Sri Lanka)

Este histórico trayecto arranca en la centenaria estación de Fort, en Colombo, la capital de Sri Lanka, y sigue las mismas vías de la primera línea férrea del país, que empezó como un tramo de 54 kilómetros en 1864. Fue ampliándose poco a poco y en 1924 terminó en Badulla. Es también otro de los recorridos que incluye el libro Los mejores viajes en tren por todo el mundo de Lonely Planet (Geoplaneta, 2019)

Al Andalus (España)
15 / 15

Al Andalus (España)

Un viaje en el tiempo y sobre raíles, con un envoltorio de confort y exclusividad. El Al-Ándalus es un tren construido alrededor de 1930, al estilo Belle Epoque, que perteneció a la monarquía británica para desplazarse entre Calais y la Costa Azul, recuerda a los días gloriosos del ferrocarril donde dominaban sobre las vías el Orient Express o el Transiberiano. Un convoy poderoso con 15 vagones: restaurante, bar, recepción, dormitorios, de los cuales cinco de ellos coches son superiores y dos estándar. En total 32 habitaciones. Es el tren remolcado más largo de España y uno de los más espaciosos del mundo con 406 metros donde todos los días se puede disfrutar de una actividad diferente.

Temas

0
comentarios