Menú
José García Domínguez

Un hipster entre los obreros de derechas

Tiene su gracia sociológica que el proletariado hispano realmente existente desborde ahora mismo por la derecha a casi todo el resto del personal peninsular.

Tiene su gracia sociológica que el proletariado hispano realmente existente desborde ahora mismo por la derecha a casi todo el resto del personal peninsular.
Yolanda Díaz. | Europa Press

Tal vez ande un poco despistado con esto de residir en un pueblo de la periferia, pero lo cierto es que no he visto todavía a ningún publicista orgánico de la izquierda oficial y con mando en plaza valorar el contenido del último barómetro del CIS, el correspondiente a marzo de 2024, en lo referente a la intención de voto manifestada los obreros y trabajadores manuales de nuestro país. Y es que el asunto no deja de tener cierto interés, sobre todo cuando se repara en el dato muestral de que, bajo el Ejecutivo autoproclamado como el más progresista de la historia toda de España, resulta que el grupo específico de los de abajo expresa una intención de apoyo a las fuerzas de derechas, PP y Vox, que se sitúa por encima de la media del conjunto de la población.

En concreto, la institución que dirige Tezanos atribuye tanto al subgrupo de los obreros de la industria como al total de los trabajadores manuales una preferencia conjunta por los partidos liberales y derechistas que se sitúa en un 33,2% del segmento que representan. O sea, un porcentaje algo más alto del que PP y Vox obtienen entre la población general (32,2%) o entre los pensionistas, categoría social a la que siempre se presupone la más proclive a posiciones conservadoras (32,6%). No sé, igual me equivoco, pero yo creo que tiene su cierta gracia sociológica eso de que el proletariado hispano realmente existente, el de verdad, desborde ahora mismo por la derecha a casi todo el resto del personal peninsular.

En cualquier caso, bien harían bien los benefactores gubernamentales de la clase obrera y adyacentes si echaran un vistazo a la película de Emilio Martínez Lázaro que acaban de estrenar en Amazon Prime; esa en la que un joven gilipollas madrileño con pinta de penene en la Complutense se instala en una localidad de la España vaciada para impartir seminarios sobre micromachismos y sostenibilidad ecológica al paisanaje autóctono. Que se miren en ese espejo si quieren empezar a entender por qué se están quedando más y más solos.

Temas

En España

    0
    comentarios