Menú
EDITORIAL

Álvarez de Toledo y la desestabilización 'sextaria'

La Sexta hace negocio haciendo agitprop de la peor especie, demonizando a la derecha y blanqueando a la peor izquierda.

EDITORIAL
0

Cayetana Álvarez de Toledo se ha distinguido siempre por llamar a las cosas por su nombre, sin claudicar ante el maricomplejinismo o la hipocresía. También ahora, que le toca bregar en la primera línea de la vida política, hace gala del coraje cívico preciso para denunciar los ataques contra España y la libertad que perpetran la izquierda y el separatismo con la complicidad de tantos medios de comunicación. En este contexto, resulta inevitable mencionar a La Sexta, cadena de televisión al servicio de la extrema izquierda y de sus capos donde tiene mando en plaza el agitador Antonio García Ferreras.

El servilismo sextario ante el socialcomunismo y el separatismo, justo cuando unen sus fuerzas para dinamitar el orden constitucional, erosiona gravemente los pilares de nuestra democracia, como resulta evidente para cualquiera que no padezca de ceguera voluntaria. Así de clara y necesariamente lo ha dicho este lunes Cayetana Álvarez de Toledo en el curso de una entrevista radiofónica, en la que además ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la élite intelectual, empresarial y mediática ante los infames manejos del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con los capos del proceso golpista que pretende desgajar a Cataluña de España.

García Ferreras, que jamás ha pedido perdón por su infame labor de desinformación desestabilizadora en las horas y jornadas posteriores al 11-M –que incluyó la infecta mentira del hallazgo de los restos de un terrorista suicida–, saltó como un resorte ante las palabras de Álvarez de Toledo y arremetió en su programa elocuentemente llamado Al Rojo Vivo contra ella y su partido. Chulesco como jamás lo es cuando comunistas como Pablo Iglesias y Willy Toledo le leen la cartilla, García Ferreras respiró por la herida palpitante a ojos de toda España: La Sexta hace negocio haciendo agitprop de la peor especie, demonizando a la derecha y blanqueando a la peor izquierda, la proterrorista y la orgullosa de profesar la ideología de los Cien Millones de Muertos.

Para no ahorrarse una infamia y cargar aún más de razón a Álvarez de Toledo, García Ferreras incluso recurrió en su furibunda arenga a las patrañas que contra la Policía Nacional y la Guardia Civil esparció la canalla separatista con motivo de la jornada sediciosa del 1-O, acusando a las asediadas fuerzas del orden de apalizar aquel día a numerosos "ciudadanos catalanes, incluidos mujeres y niños".

Acierta plenamente la dirigente popular en denunciar el papel desestabilizador que desempeñan medios de agitación como La Sexta; medios de agitación como La Sexta que, para colmo, deben su supervivencia a un Partido Popular que en el pecado lleva la penitencia. Por su bien y el de la Nación, la derecha sin remedio debe dejar de serlo; y para ello debe enterrar definitivamente el catastrófico –también en esto– rayojismo y seguir la senda marcada –no sólo este lunes– por la audaz Cayetana Álvarez de Toledo, que no se deja amedrentar por los enemigos de la libertad ni cuando la agreden en las universidades catalanas ni cuando la ponen en la mira en los programas estrella del mainstream media.

En España

    0
    comentarios

    Servicios