Menú

Cataluña convulsa

El descalificable Artur Mas es tremendamente responsable de esta imagen pésima de Cataluña; una imagen que por desgracia es fiel reflejo de buena parte de su realidad.

EDITORIAL
7

Cataluña está viviendo uno de los momentos más penosos de su historia reciente. Decadente, arruinada, sólo llama la atención de la opinión pública por los desmanes insensatos de sus gobernantes autonómicos, embarcados en un delirante y sedicioso proceso de secesión, por las afrentosas y ridículas performances del nacionalismo callejero y por los ominosos casos de corrupción a gran escala en que anda emporcado el establishment local. Cataluña, que tanto se ha esmerado por dotarse de un marchamo de modernidad sofisticada, ahora con frecuencia transmite una imagen harto distinta, que en no pocas ocasiones suscita indignación y bochorno.

El descalificable Artur Mas es tremendamente responsable de esta imagen pésima de Cataluña; una imagen que por desgracia es fiel reflejo de buena parte de su realidad, esa que nos asalta a diario en los medios de comunicación, signada por declaraciones estupefacientemente insensatas de sus gobernantes y una crispación que está enrareciendo la atmósfera local hasta hacerla en ocasiones irrespirable. De ello pudiera ser buen ejemplo la agresión que ha sufrido este domingo el líder del PSC, Pere Navarro, cuando acudía a una celebración familiar en la catedral de Tarrasa.

La historia no absolverá al mesiánico Mas; todo lo contrario: lo condenará por embarcar a la tierra que tanto dice amar en un proceso absolutamente tóxico que la está arruinando y extrañando de sí misma, y del que no podrá salir sin pagar un precio muy alto.

Es por eso que no debe emprenderse misión alguna que tenga por objeto salvar al infausto Mas. Ni lo merece él, ni lo merecen los catalanes que lo padecen ni, sobre todo, lo merecen los españoles a los que no deja de afrentar, con su discurso falsario, asentado en el odio y la mentira. Si tal hiciera, Rajoy merecería correr la misma suerte que el nefasto personaje que está cubriendo al Principado de vergüenza.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios