Menú

Los Mossos evitan que un grupo de separatistas agreda a una comitiva del PP en Vich

La alcaldesa, de JxCat, prohibió la instalación de una carpa del partido por ser "contraria a la moral y las buenas costumbres".

Los Mossos evitan que un grupo de separatistas agreda a una comitiva del PP en Vich
El presidente del PP de Catalunya, Alejandro Fernández, interviene después de una reunión con asociaciones en defensa del bilingüismo | Europa Press

Elementos del separatismo de Vich (Barcelona) han amenazado de muerte, insultado e intentado agredir este sábado a una comitiva del PP catalán encabezada por su presidente, Alejandro Fernández. La intención de los populares era celebrar un acto en el centro de la localidad barcelonesa, donde se han encontrado con un numeroso grupo de individuos que en actitud amenazante ha tratado de disuadirlos y les ha hostigado. La presencia de agentes de los Mossos ha impedido que los separatistas pudieran agredir a Fernández y sus acompañantes.

Los populares han caminado por el centro y la Plaza Mayor de Vich entre gritos y amenazas, aunque también algún ciudadano se ha acercado a expresarles su solidaridad y apoyo. La pretensión de los populares era la de montar una carpa informativa, pero la alcaldesa, la separatista Anna Erra, de Junts per Catalunya (JxCat), les denegó el permiso aduciendo un punto de las ordenanzas municipal relativo a las "actividades contrarias a la moral y las buenas costumbres". Es exactamente el mismo argumento por el que se prohibió otra carpa a favor del bilingüismo de la entidad Escuela de Todos. El PP ha anunciado su intención de denunciar a la alcaldesa ante la Fiscalía por prevaricación administrativa.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Alejandro Fernández ha ironizado sobre el "pacífico recibimiento" de los separatistas, ha resaltado el coraje de sus compañeros de partido y ha agradecido a los agentes de los Mossos la protección prestada. Los Mossos han tenido que acompañar a los miembros del PP incluso hasta la salida de la localidad para evitar agresiones separatistas.

Vich se ha convertido en un bastión del separatismo más violento, como se pudo comprobar en la pasada campaña de las elecciones autonómicas, cuando turbas de separatistas agredieron a miembros de Vox y de la policía autonómica. En aquella ocasión, simpatizantes de Vox fueron heridos por manifestantes separatistas.

Temas

En España

    0
    comentarios