Menú

La crisis del "tarado" de Rufián: la ANC acusa a ERC de no querer la independencia

Oriol Junqueras guarda silencio y evita censurar a su portavoz en el Congreso mientras que Aragonès elogia que pidiera perdón.

Oriol Junqueras guarda silencio y evita censurar a su portavoz en el Congreso mientras que Aragonès elogia que pidiera perdón.
Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, en la tribuna del Hemiciclo el 8 de junio de 2022 | Europa Press

La polémica del "tarado", adjetivo con el que se refirió Gabriel Rufián a Carles Puigdemont por haber proclamado la independencia no ha amainado ni siquiera con la humillación pública del diputado de ERC, forzado a pedir perdón. Dirigentes de Junts per Catalunya (JxCat) como el vicepresidente de la Generalidad, Jordi Puigneró, consideran que "Rufián no es digno de Cataluña" y en la Assemblea Nacional Catalana (ANC) deslizan la acusación de que ERC no quiere la independencia a tenor de lo manifestado por su portavoz en el Congreso de los Diputados.

Ha sido la nueva presidenta de la ANC, Dolors Feliu, que militó en Convergencia, quien ha expresado las "dudas" de la organización respecto a la vocación independentista de ERC. "Las palabras de Rufián son lamentables y no tan insignificantes como se pudiera pensar. Nos enseñan lo que está pensando el portavoz de un partido político que precisamente es el que gobierna en Cataluña y tiene la voz delante del Congreso de la declaración de independencia", ha declarado Feliu en el circuito catalán de RTVE.

El último ataque de Rufián a Puigdemont es percibido en JxCat como fruto de una estrategia republicana para erosionar la figura del expresidente y referente del partido y añaden tensión a las ya de por sí difíciles relaciones entre los socios del gobierno autonómico catalán.

Defensa de Rufián

Mientras JxCat y la ANC avivan el incendio, Oriol Junqueras se mantiene en silencio, sin reconvenir a su portavoz en el Congreso, una "criatura política" descubierta por el propio Junqueras cuando ERC trataba de ampliar su militancia en círculos castellanohablantes. El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, por su parte, insiste en que no comparte las declaraciones de Rufián sobre Puigdemont, pero ha roto una lanza en favor del diputado de ERC. "Son palabras que no comparto y no tengo nada más que añadir, pero tengo confianza en todos los representantes de ERC", ha manifestado en la emisora de la Generalidad, Catalunya Ràdio. También ha elogiado a Rufián por "autoenmendarse" y ha tratado de restar importancia a la bronca diciendo que "constantemente nos encontramos (ataques) en la otra dirección". Sin embargo, no ha querido entrar en detalles.

A Rufián se le nota nervioso y ha reiterado sus disculpas.

Este jueves ha insistido en que su intención era "intentar contrarrestar la creencia" de que Twitter "condiciona la política" en momentos tan "importantes" como los que entonces vivía Cataluña.

Preguntado si considera que con sus disculpas se puede dar este asunto por zanjado o teme represalias, Rufián ha respondido: "No lo sé". Eso sí, ha destacado que "pedir perdón y hacer autocrítica es bueno" y que él no tiene "ningún problema" en hacerlo.

"He hablado con mucha gente en las últimas 24 horas; si hace falta hablar con quien sea y pedir perdón mil veces más lo haré porque todos nos equivocamos, y lo hago cada día y ayer lo hice mucho", ha incidido.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador