Menú

El hijo de Pumpido recurre al 'abogado del diablo' para su defensa

El gaditano Ricardo Álvarez-Ossorio es conocido por representar legalmente a mafiosos y narcos, que suponen casi la totalidad de sus clientes.

El gaditano Ricardo Álvarez-Ossorio es conocido por representar legalmente a mafiosos y narcos, que suponen casi la totalidad de sus clientes.
Ricardo Ávarez-Ossorio, abogado penalista especializado en la defensa de narcos. | WIKIPEDIA

El abogado Cándido Conde-Pumpido Varela, hijo del presidente del Tribunal Constitucional, fue detenido el pasado viernes junto a dos amigos como consecuencia de la denuncia presentada por una joven brasileña que aseguró ante la policía que los tres varones la habían agredido sexualmente en la vivienda del primero -un chalet ubicado en el distrito de San Blas-, que ha protagonizado otros escándalos en el pasado.

Una acusación que -sin duda- ponía en un brete al socio fundador del despacho Conde-Pumpido & de Porres Abogados, que aún seguiría en la cárcel de no ser porque su sagaz abogado presentó las grabaciones del circuito cerrado de seguridad que la juez María Isabel Durántez Gil, que fue directora general en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado suficientes para dejarle en libertad.

Lama la atención que el abogado que Pumpido ha elegido para defenderle sea precisamente Ricardo Álvarez-Ossorio, conocido en el sector por sus ingeniosas tretas para librar de la cárcel a sus clientes, en su mayoría mafiosos y narcos. Algo que le ha hecho merecedor de apodos que no parece rechazar (aunque diga lo contrario en algunas entrevistas) como el ‘abogado de los narcos’ o el ‘abogado del diablo’.

El gaditano Ricardo Álvarez-Ossorio cuelga las noticias que llevan estos sobrenombres -de los que en público renuncia- en el titular en la página de su bufete de Sotogrande, sin ningún pudor. También cuenta sin reparos cómo y por qué comenzó a defender a los narcos: ganaba más dinero. Lo cierto es que desde que defendió al primero y le demostró su lealtad, no le ha faltado trabajo entre los traficantes.

Entre sus grandes clientes se encuentra ‘El Nene’, el mayor capo del hachís en el Estrecho, o Alex Male, el prófugo más buscado de Reino Unido (acusado de blanqueo de capitales y de tráfico de cocaína, ketamina y armas), para el que logró su libertad contra todo pronóstico el año pasado. Dicen de él que "se las sabe todas". Por lago es el abogado que contratan los del lado oscuro cuando el caso se presenta complicado.

Álvarez-Ossorio también ha defendido en alguna ocasión a El Vaticano y grandes empresas, llegando a verse salpicado por el ‘caso Villarejo’. Se le acusó de realizar gestiones pertinentes para contratar los servicios del excomisario con el objetivo de extorsionar al abogado de alguien que debía mucho dinero a uno de sus clientes. Finalmente, el letrado gaditano resultó absuelto.

Curiosamente, el pasado verano resultó premiado junto a su -ahora- defendido, Cándido Conde-Pumpido Varela. La Sociedad Europea de Fomento Social y Cultural concedió el pasado 16 de junio el primer premio de los Toga de Oro a la Excelencia Jurídica al despacho Álvarez-Ossorio y el segundo a Conde-Pumpido & de Porres Abogados. La gala salió en todos los medios debido a que éste acudió con la actriz Lara Dibildos, con la que estaba saliendo.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro