Menú

Tropezón separatista en la Cabalgata de Vich

TV3 cierra plano para evitar banderas y símbolos separatistas en la Cabalgata y "boicotea" a la Asamblea Nacional Catalana

(Barcelona)
0
El Rey Baltasar en la cabalgata de Vich | EFE

Una gran estelada presidía la plaza del Mercado de Vich. Desde 2012 casi siempre ha sido así. La campaña de los farolillos con la estelada fue tan polémica como supuestamente exitosa. Se han agotado, pero a tenor de lo visto en la Cabalgata, ha habido gente que ha preferido guardarlos como uno de los objetos del marketing separatista más valioso por la tinta impresa y digital vertida.

En las imágenes de agencia hubo farolillos; en la realización de TV3 pasaron prácticamente desapercibidos. La polémica generada por la iniciativa separatista, las disensiones internas y el riesgo de ofrecer una imagen patética pesó tanto en la retransmisión como en las calles de la ciudad. La primera retransmisión de la Cabalgata de los Reyes en TV3 se hizo en Vich, en 1985 y con las calles nevadas. Y hasta este año, la televisión autonómica no había vuelto a lo que se considera una de las grandes manifestaciones de la Navidad en Cataluña. Se pretendía una nueva exhibición independentista, pero el bloque separatista falló en el tono y en el tema al punto de generar fricciones en el bloque de partidos y aparatos "cívicos".

cabalgata-vich-farolillos-efe-05012017-1
Farolillos separatistas en Vich | EFE

Ensayo frustrado

El plan consistía en convertir la Cabalgata en un ensayo de 11 de septiembre, pero la descarada utilización de la infancia ha frustrado el montaje. La portavoz del ejecutivo autonómico, Neus Munté, trató de restar importancia al asunto y comparó la Cabalgata con un "acontecimiento deportivo". Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalidad y presidente de ERC, desautorizó a la consejera portavoz por boca de su diputado en Madrid Gabriel Rufián. Acto seguido se desmarcó Òmnium con una dura carta de su presidente. TV3 ha mantenido la retransmisión, pero sus realizadores han hecho todo un alarde para evitar en la medida de lo posible el polémico farolillo. Así pues, la noche de los farolillos ha quedado en agua de borrajas, sin el lustre que pretendía la ANC y con una mayúscula "marcha atrás".

Tradición de los años cuarenta

La tradición de la Cabalgata cobró fuerza en Vich en 1943, en pleno franquismo, y su característica principal es un desfile de antorchas a cargo del séquito de los Magos de Oriente. Al principio, la comitiva era de 25 personas y cuatro antorchas. En la actualidad, más de ochocientas personas componen el desfile y las antorchas, 28 en total, pesan 25 kilos. Como aprendices, unos cien niños portan farolillos multicolores en un recorrido de cinco kilómetros que desemboca en el centro de la localidad. Con los años y la persistencia se ganarán el derecho a portar los pesados estandartes de fuego o encarnar al paje Berenguer, una de las figuras más notables de la representación.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation