Menú
EDITORIAL

PSOE y PP deben sacar sus manos del Poder Judicial

Que Podemos o ERC no metan sus manos en el CGPJ no es excusa para que el PSOE y el PP sigan con su cambalache anticonstitucional.

EDITORIAL
0

Pocas cosas evidencian tanto la disposición de Pablo Casado a traicionar el compromiso del PP de cumplir el imperativo constitucional según el cual 12 de los 20 vocales del CGPJ han de ser elegidos por los propios jueces y magistrados que su afirmación –para colmo, desmentida por el PSOE– de que han logrado excluir a Podemos en las negociaciones por la renovación del órgano de gobierno de los jueces.

Y es que, aun cuando esa inverosímil exclusión del uno de los partidos de la coalición gobernante fuese cierta, el compromiso del PP con la independencia del Poder Judicial nunca consistió en su despodemización sino en su despolitización. Que Casado lograse que la extrema izquierda no meta sus manos en el CGPJ no sería excusa para que el PSOE y el PP siguieran sin sacar las suyas. Más aún si se tiene en cuenta que Pedro Sánchez seguramente no deje de velar por los intereses de sus socios de gobierno y que es incluso capaz de ceder un puesto en el CGPJ a los golpistas de ERC que le sostienen en el Ejecutivo.

Invitar al cambalache de la elección del CGPJ a partidos capitaneados por comunistas y por sediciosos presos sería un espectáculo especialmente nauseabundo; pero de lo que se trataba y sigue tratando es de volver al statu quo previo a la ominosa Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985, por la que, haciendo caso omiso a la literalidad del artículo 122 de la Constitución, se decidió que los 20 vocales del Consejo fueran designados a propuesta de una mayoría de 3/5 del Parlamento.

Pero Casado parece decidido a no romper la baraja anticonstitucional –no por nada destituyó como portavoz a Cayetana Álvarez de Toledo– y, por tanto, a consentir que el Poder Legislativo siga fagocitando al Judicial mediante su control del órgano de gobierno de los jueces. Lo cual es especialmente penoso dado el momento; y es que pocas veces ha tenido el PP una mejor oportunidad para resucitar a Montesquieu, vistos los pronunciamientos de la Unión Europea no solo contra el intento del PSOE de reducir las mayorías necesarias para renovar el CGPJ o para dejarlo sin competencias mientras siga en situación de interinidad, sino contra las propias negociaciones PSOE-PP a este respecto.

Ya podrá advertir la vicepresidenta de la Comisión Europea de que “al menos la mitad de los miembros del Consejo deben ser jueces elegidos por sus pares”, que el PSOE y el PP tienen toda la intención de hacerla el mismo caso que a nuestra burlada Constitución.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD