Menú
EDITORIAL

Sánchez y los "piolines": tan infame como sus socios golpistas

Con su insultante referencia a la policia y a la Benemerita, Sanchez hace un guiño a sus socios golpistas tanto como una injustificada critica al PP

El envío de policías y guardias civiles a Cataluña en 2017 para tratar de evitar in extremis que los golpistas catalanes consumaran el 1 de octubre su segunda consulta secesionista tuvo no pocos aspectos profundamente lamentables. El primero y más obvio es que ese envío extraordinario de efectivos lo ordenara –con el respaldo del PSOE– el mismo Gobierno de Mariano Rajoy que –con el respaldo del PSOE– mantenía al frente de la Generalidad a quienes dirigían y preparaban el golpe, ante la timorata e irresponsable renuencia del Gobierno y del primer partido de la oposición a suspender la Administración regional en rebeldía en aplicación del artículo 155 de la Constitución. No menos lamentable resultó que muchos policías y guardias civiles tuvieran que alojarse en instalaciones tan inadecuadas como el barco que tenía pintado en su casco una gran figura del dibujo animado Piolín, en buena medida a causa de la repugnante hostilidad de las autoridades locales y regionales secesionistas a la Policía Nacional y la Guardia Civil, hostilidad en la que hozaron varias corporaciones en manos socialistas, como Pineda de Mar, y que de hecho se remontaba bastante atrás: así, en 2012, con ocasión de la primera consulta secesionista (9-N), el entonces líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro, evacuó una frase especialmente basurienta, por pseudoequidistante: "El PSC no esta ni con la independencia ni con la Guardia Civil".

No han sido pocas las veces que los separatistas han motejado despectivamente como "piolines" a los agentes de la Policía y la Guardia Civil desplazados a Cataluña para que ellos, indeseables, no se salieran con la suya y acabaran con la democracia. Y ahora viene el infame Sánchez y les toma prestada la infecta palabreja. Así, el Felón no solo hace un nuevo guiño a los separatistas que le sostienen en el Gobierno sino que tiene la indecencia de culpar del golpe al PP.

Lo vergonzoso es que los guardias civiles y los policías se tuvieran que alojar en ese infausto barco por la hostilidad liberticida de los golpistas y los traidores del PSC. Que el de Pedro Sanchez sea el único Gobierno democrático del mundo que tiene como aliados a formaciones comprometidas con la voladura del orden constitucional. Que, por presiones de sus socios separatistas, Sánchez destituyera a la directora del CNI luego de que los golpistas la acusaran de... cumplir con su deber por vigilar y espiar a sujetos comprometidos con un golpe sedicioso. Que un presidente del Gobierno utilice un lenguaje denigrante que ha provocado los afectados. Lo vergonzoso, en definitiva, es que España tenga un Gobierno tan pésimo y tóxico; un Gobierno que se apoya en los enemigos de la Nación para seguir mangoneando y que, como los enemigos de la Nación, humilla y difama a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios