Menú

Mis recomendaciones para una semana en Nueva York

0
Un grupo de amigos se marcha una semana a la Gran Manzana y me comprometí en su día a mandarles un correo con mis recomendaciones personales para tan estupendo viaje. Sufriendo un horroroso ataque de envidia y de nostalgia, les mandé ayer este texto:

Aunque una semana no es mucho y hay 100.000 cosas que ver, voy a contaros las que se me ocurran como imprescindibles, aunque al final esto es, como casi todo, cuestión de gustos.

Lo más importante es que os llevéis buenas zapatillas y muchas ganas de pasear, pues Nueva York es, sin duda, una ciudad que se disfruta mucho a pie. Podréis andar durante horas sin aburriros disfrutando de los edificios, las calles, lo variopinta que es la gente, las tiendas...

Casi cada barrio de Manhattan tiene su particular encanto para el paseo, puesto que tenéis poco tiempo no dejéis de patearos la 5ª Avenida (y el cercano Rockefeller Center), el Soho, Chinatown, Wall Street y el Downtown, Park Avenue... Recorrer todo lo que os den las piernas de Broadway, por ejemplo, un paseo chulísimo de varias horas es ir desde el inicio de Broadway, al sur de la isla, hasta Times Square, que está a la altura de la calle 42.

Otro es caminar por el borde del Hudson a la hora del atardecer, terminando en Battery Park, al sur de Manhattan, viendo como el sol se pone sobre el río y New Jersey.

Y por supuesto, teneís que patearos bien Central Park, no completo, que en una semana es imposible, pero sí que debéis dedicarle algunas horas. Están muy bien la zona de The Lake, con vistas preciosas de los rascacielos que hay al sur del parque; o el Reservoir que es el lago más grande de Central Park y la gente utiliza su orilla como circuito para hacer footing. También hay que subir al Belvedere (un curioso castillo de pega) y, por supuesto, pasar un rato tirado por el cesped de las praderas viendo como disfrutan los neoyorquinos del parque (y si puede ser con un perrito caliente en la mano, mejor).

COSAS DE GRATIS

Aunque Nueva York no es una ciudad barata (al cambio actual del dólar casi sí) hay algunas visitas gratuitas que realmente valen la pena y no debéis dejar de hacer, por ejemplo, coger el ferry a Staten Island, que sale del sur de Manhattan y ofrece algunas de las mejores vistas de la ciudad. Lo recordaréis porque lo usaba la Sra. de Banderas en Armas de mujer.

Otro sitio al que es gratis entrar y está realmente bien es la Biblioteca Central, en la esquina de la 41 con la 5ª. Para empezar, es un edificio precioso y la sala de lectura es una auténtica maravilla, además, brujuleando un poco por su interior podéis ver cosas tan increíbles como una auténtica Biblia de Guttemberg.

Justo en la parte trasera de la biblioteca está Bryant Park, que es uno de los rincones más encantadores de Manhattan: un parquecito entre los rascacielos con sillas y mesas para que se siente la gente y en el que los neoyorquinos leen (hay libros a disposición de la gente) y juegan al ajedrez, las damas o el backgammon.

Tampoco os podéis perder la Grand Central Terminal, una de las dos estaciones de tren en el centro de Manhattan (la otra está bajo el Madison Square Garden) y que es un edificio de impresionante belleza en el que resulta muy divertido para ver pasar la gente. En su interior hay una galería de alimentación maxipija a la que os recomiendo echar un vistazo. Hablando de cosas pijas y aunque parezca muy tópico, hay que entrar en Tiffany's, echar un vistazo a la tienda y acordarse de la deliciosa Holly Golightly.

También es gratis, por supuesto, cruzar los puentes a pie. El mejor para darse un paseo es el de Brooklyn, tanto por lo bonito que es el propio puente como por las vistas. Por la tarde es muy agradable, pero las mejores fotos de Manhattan las podréis sacar por la mañana prontito.

Por último, una visita gratuita e interesante (quizá la palabra sea emocionante) es una pequeña iglesia del S XVIII, la Capilla de San Pablo, que hay justo al lado de la Zona Cero y que, a partir del 11S, se convirtió en un lugar muy especial que tenéis que conocer.

MUSEOS

NYC es una de las ciudades mejor equipada en cuanto a museos del mundo, desde mi punto de vista hay dos que son los más importantes: el Metropolitan y el MOMA. También os recomendaría visitar el Guggenheim pues el edificio de Frank Lloyd Wright es una maravilla (creo que podéis entrar y ver la rotonda desde abajo sin pagar nada, pero mola más subirse al último piso y bajar desde allí).

El Metropolitan tiene una cantidad increíble de cosas y os podriáis pasar días dentro, algunas recomendaciones para una visita más rápida son: las salas con pintura impresionista, que tienen varios cuadros tremendos de Van Gogh; un templo egipcio que está dentro del museo, en una sala con una cristalera enorme con vistas a Central Park; el patio de un castillo español que tienen allí montado; un precioso jardín chino... todo esto dentro del edificio.

El Metropolitan tiene una peculiaridad llamativa: si quieres entras gratis, si no puedes dar un donativo, para lo que te sugieren la cantidad de 15 dólares. Pensad que estáis representando a España y no me seáis roñicas y dad algo :-).

El MOMA es mucho menos grande pero también muy interesante, hay varias cosas que os recomendaría no perderos y que podéis ver sin necesidad de pasar mucho tiempo en el museo: la "Noche estrellada" de Van Gogh, que es uno de los cuadros más bellos del mundo; "Las señoritas de Avignon", de Picasso; y las obras de gran formato de Pollock. Los viernes por la tarde la entrada al MOMA es gratis.

Un museo muy interesante es el de Ellis Island, que era el lugar al que llegaban los inmigrantes que venían en barco desde Europa. Se visita en la misma mañana que la Estatua de la Libertad cogiendo un ferry desde Castle Clinton (no tiene nada que ver con Bill o Hillary) y es impresionante.

Para algunos de los museos y otras cosas hay una tarjeta que se llama City Pass y que sale muy bien de precio.

MÁS

Visita absolutamente imprescindible es la cima del Empire State Building, para esto os recomiendo ir por la tarde y quedaros allí viendo la puesta de sol primero y Nueva York por la noche después, pasará un buen rato pero os garantizo que será inolvidable.

Otra visita nocturna que no podéis dejar de hacer es las ir a ver las vistas de Manhattan desde el pie del puente de Brooklyn. Hay dos lugares desde los cuales las vistas son maravillosas: una plataforma a la izquierda de un restaurante de lujo al pie mismo del puente; y un pequeño parque entre los puentes de Brooklyn y Manhattan.

Un lugar al que también hay que ir es Union Square, que es una de las plazas más animadas de la ciudad. Para los bibliófilos, hay un Barnes & Noble que es una gozada, con Starbuck's dentro incluído.

En Times Square hay un hotel, el Marriott, en un rascacielos impresionante y que tiene en su último piso un bar y restaurante rotatorio con vistas fantásticas de la ciudad. El restaurante es intocable (más de 100 $ por persona hace años) pero yo creo que vale la pena subir al bar, pagar lo que sea por una coca cola y disfrutar del lugar. Además, el interior del edificio también es muy llamativo.

Bueno, hay mil cosas más, pero ahora no se me ocurren y tampoco tendréis tiempo para todo.

Espero que lo disfrutéis mucho, me dáis mucha envidia.
0
comentarios

Herramientas