Menú

Mucho humo y pocas luces

Si hay algo que Barack Obama y su equipo saben hacer bien es controlar la comunicación y los tiempos mediáticos. El problema es que tras una larga campaña electoral y a sólo unas semanas para alcanzar los primeros cien días de presidencia, hay ya en el ambiente un tufillo de saturación mediática en torno a Obama. Las dos semanas anteriores al viaje europeo del señor presidente, los norteamericanos tuvimos Obama hasta en la sopa: entrevista televisiva con Jay Leno (con la bromita de los “paralímpicos”…); otra entrevista presidencial en el programa “60 minutes”; otra conferencia de prensa en la Casa Blanca con inmenso teleprómpter; otro encuentro “virtual” televisado desde la Casa Blanca… y así día sí y noche también. Y luego…  lo del viajecito a Europa, con el glamour desplegado por la pareja presidencial y la cantinela servida con discursos, ruedas de prensa, declaraciones, fotos… y con Zapatero como guinda al pastel. Aquí, valga aclarar, lo del presidente español  ha pasado bastante desapercibido.

Leer más...

Slave to love: El extraño suicidio de América

The Economist, la publicación para el hombre metrosexual y matizado, titula “El encanto irresistible de Obama”. El varón que firma el artículo no estaría tan en contacto con su lado femenino si tuviera que padecer ese encanto a todas horas desde la mañana hasta la noche, de costa a costa, por televisión y radio, en directo y en diferido. Es un encanto perfectamente resistible y un tedio imposible de resistir. Estoy seguro de que Gordon Brown, el Primer Ministro de esa islilla más pequeña que Oregon, no se rindió a la seducción del regalo que le hizo Obama de DVDs de saldo, que no puede ver por su enfermedad degenerativa de los ojos y porque el sistema de color americano es diferente al europeo. Y si la Reina Isabel se dejó impresionar por el delicado presente obamita de un iPod con los mejores discursos de Barack, no es la Reina Isabel de sus buenos tiempos. Me pregunto si la colección de grandes éxitos del teleprompter del Querido Líder incluye aquél en que presumía de que sus padres se conocieron en la Marcha por los Derechos Civiles de Selma (fecha de nacimiento de Obama: 1961; fecha de la Marcha: 1964); aquel otro en que fardaba de que su tío materno había liberado Auschwitz (Obama no tiene tíos maternos y Auschwitz fue liberado por los soviéticos); o el pronunciado el Día de los Caídos (en que, memorablemente el prócer mencionó lo orgulloso que estaba de ver a tantos de ellos en la audiencia). Me pregunto qué le habrá regalado al ruso – quizá una lata de spaghetti - o al chino – tal vez una sudadera de Shangai – o al español – a lo peor una postal de Oregon.

Leer más...

PSOE Y PP ridiculizan a España en Estados Unidos

A los cuatro o cinco lectores que nos siguen les confieso que esta noche -madrugada de martes en España- tenía pocas ganas de escribir una sola línea. La verdad es que uno anda bastante decepcionado con los cambios que va observando en la política norteamericana, y también en la española. Uno se solidariza con los Padres Fundadores de Estados Unidos que, a estas horas de la historia, estarán revolviéndose en sus tumbas ante el permanente acoso a los principios de libertad y responsabilidad individual que forjaron para esta gran nación. Que el Presidente Obama despida al Presidente Ejecutivo de la compañía automovilística “General Motors”, Rick Wagoner, y que casi nadie proteste ya ante el descarado intervencionismo gubernamental en el supuesto libre mercado, no sólo clama al cielo, sino que confirma el general y peligroso absentismo de políticos y ciudadanos. Pero esto sería tema para otra entrada. Aun así, Obama, tarde o temprano, terminará su mandato.

Leer más...

Watchmen

En el filme de ese título, recientemente estrenado, the Watchmen, una colección de superhéroes sin superpoderes (con una notable excepción), en una versión alternativa de los años ochenta en la que Nixon es aún Presidente y la URSS y EE UU están a cinco minutos del holocausto nuclear, vuelve a establecer contacto tras años de retiro con motivo de la muerte de uno de ellos. La película plantea las seudo-reflexiones más o menos pretenciosillas habituales sobre el sentido de la violencia, la acumulación de poder en sociedades libres y lo guay que sería cogerse de la mano con unos cuantos billones de extraños y cantar Cumbayá. Pero, ay, las guerras en el mundo, la falta de multiculturalismo y la incomprensión hacia el otro (¿se dice así’?, ¿voy bien?) nos abocan a la destrucción del planeta. (ALERTA!! No siga leyendo este párrafo si no ha visto la película y se propone hacerlo). Así que un superhéroe que aúna la condición de hombre más inteligente del planeta inventa un arma hiper-destructiva con el fin de matar a unos cuantos millones aquí y allá para unir a las dos grandes potencias y forzar la armonía universal frente a un enemigo común.

 

Leer más...

Los conservadores norteamericanos ante las elecciones europeas

En Estados Unidos los conservadores representan la base electoral más importante del Partido Republicano. Esos conservadores están empezando a mirar con más interés que nunca lo que se está moviendo por Europa al hilo de las próximas elecciones al Parlamento Europeo en junio de 2009. Aquí no ha pasado desapercibido el hecho de que sus hermanos -los conservadores británicos- se hayan hartado ya de las medias tintas ideológicas y del cambalache políticamente correcto del Partido Popular Europeo. Tras el chasco vivido con la candidatura del “moderado” John McCain, el fiasco del intervencionismo económico de Bush-Paulson y la inacabable secuela intervencionista de Obama-Geithner, los conservadores norteamericanos están decididos a volver a poner en pie sus principios. Por eso, en medio del actual intervencionismo económico socialdemócrata, ahora lo que pasa por Europa importa aquí más que antes.

Leer más...

Herramientas