Menú

Un zasca para Yamaha

0

Un desconocido Jorge Lorenzo y un poco atinado Valentino Rossi han dejado el Mundial en bandeja a Marc Márquez. El ilerdense se va de vacaciones manteniendo el liderato y lo que es más significativo ampliando la diferencia respecto a Lorenzo y Rossi. La historia además es tozuda, el piloto que sale líder del GP de Alemania es el piloto que al final se proclama campeón. Una circunstancia que siempre se ha dado a excepción del año pasado cuando el líder, antes del descanso vacacional, fue Valentino Rossi pero al final el Mundial recayó en las manos de su compañero de equipo, Jorge Lorenzo.

No le quiero quitar mérito a Márquez que este domingo ha dado una lección de estrategia y entereza encima de la moto al cambiar antes que nadie y aguantar con lisos una pista casi de intermedios, pero los pilotos de Yamaha se lo están poniendo demasiado fácil al de Honda. Mientras que Jorge Lorenzo lleva desaparecido varias carreras, como si no fuera él, cayéndose en clasificación luchando por los puntos en lugar de por el podio, Valentino no atina. Se cayó en Assen y en Alemania desoyó las órdenes de su equipo para entrar en box lo que le costó la victoria y el podio. Vamos un auténtico desastre. 

En el caso de Lorenzo parece mentira que un tres veces campeón del Mundo se hunda como se han hundido las últimas carreras por el mero hecho de que llueva. Entiendo que el feeling con los neumáticos Micheline no es el deseable pero de ahí a rodar último o luchar sólo por los puntos arrastrándose por la pista, la verdad nunca me lo hubiera imaginado de Jorge y eso que le admiro y me encanta su manera de pilotar. Se le ve perdido, en Alemania entró de los últimos a cambiar cuando debería haber arriesgado, y más si el neumático de agua no le iba bien. Esta claro que el mallorquín no está pasando por su mejor momento, se le nota desconcentrado, ido.

Lo de Valentino en cambio no es una falta de confianza. En Países Bajos cometió un error cuando lideraba la carrera y se fue al suelo con el correspondiente cero y en Alemania no confió demasiado en su equipo que tuvo que llamarle en hasta dos ocasiones al box para que hicieran caso. Un desastre que están celebrando en Honda que empezaron el año con demasiadas dudas y que pese a no tener la moto deseada sí que tienen la situación deseable. Felices Vacaciones.

Herramientas

0
comentarios