Menú
La prensa de un vistazo

"La gran venganza" que preparan Irene Montero y Pablo Iglesias

Ya hay chivo expiatorio por el sí es sí y no es Irene Montero. Sánchez ofrece la cabeza de Llop para calmar la ira podemita.

Ya hay chivo expiatorio por el sí es sí y no es Irene Montero. Sánchez ofrece la cabeza de Llop para calmar la ira podemita.
Irene Montero y Pablo Iglesias. | EFE

El Mundo

"Moncloa llama a Bildu y a ERC para aislar a Podemos en su guerra interna". "Consideran que si logran convencer a formaciones como ERC, Bildu, PNV, Más País..., tarea nada sencilla, supondría aislar a Podemos, dejar sin argumentos a los morados y, por tanto, bien evidenciar su soledad u obligarles a ceder". ¿Obligar a Irene Montero a ceder? Ay, que me da la risa. ¿Pero no han visto a esta chiflada? Sánchez solo tiene una salida digna: destituir a Montero, pero parece que los tiros no van por ahí. El problema es que a Sánchez (como a Irene) le tiene sin cuidado que los violadores salgan a la calle o que reincidan, lo único que le inquieta es que le resta votos. Bueno, se ha ganado los de los violadores y los malversadores, pero tampoco son tantos.

Y a Sánchez, qué tipejo tan chungo, se le ha ocurrido hacer una ofrenda a Irene, un sacrificio humano para calmar su ira y la de su marchirulo: la cabeza de la ministra de Justicia. "Pilar Llop, la ministra que asume responsabilidades por el 'sí es sí' pese a haber estado fuera de la estrategia judicial del Gobierno". Una mujer, juez, que no ha tenido nada que ver en el asunto porque cuando se gestó la ley sueltavioladores de Irene el ministro de Justicia era Juan Carlos Campos. El pecado de la ministra es que intentó explicar a la burra histérica arrogante indocumentada de Irene Montero que "había que recuperar elementos como la violencia e intimidación para poder elevar las penas mínimas de las agresiones. Igualdad lo rechazó de plano". La mujer de Iglesias, su macho alfa y toda la jauría podemita se pusieron como hidras, incendiaron las redes, insultaron a diestro y siniestro, fachas, machistas, etc. Lo de siempre en esta gentuza, qué les voy a contar que ustedes no sepan.

Así narra Jorge Bustos cómo se escenificó ayer en el Congreso el sacrificio de la ministra. "La escena más dramática de la matinal la protagonizó Pilar Llop: el espectáculo de los corderos del Consejo de Ministros -cobardes todos- devorando al lobo con una explícita condena de ostracismo. Su silencio de meses la convierte en cómplice de la calamidad legislativa, pero en las últimas horas ha sido la única que ha hablado no ya como jurista sino como adulta. Ha hecho algo tan revolucionario bajo el régimen sanchista como decir la verdad: nada de esto ha sido un problema de interpretación de los jueces, sino de una ley mal hecha que pena más el robo que la violación. Punto. Verla completamente sola en el banco azul, después de asumir ante el PP su responsabilidad por la tétrica chapuza sin desviar la atención ni invocar al franquismo, invita a pensar que su cabeza será servida en bandeja a doña Irene Montero en la inminente remodelación del gabinete si con ello cree Pedro que sutura la hemorragia del monstruo de Frankenstein. Es la clase de violencia contra la mujer que define el estilo sanchista de ejercer el mando". Sánchez no parece haberse enterado de que el clamor es que eche a Montero, no a la ministra de Justicia. Esperemos que lo pague con muchos votos socialistas yéndose al PP o quedándose en casa.

El editorial deja claro que aquí el responsable es Pedro Sánchez, que es el presidente del Gobierno y del Consejo de Ministros. Pero "minutos antes de la inmolación de Llop en la sesión de control al Gobierno, Sánchez se negaba a responder por los errores cometidos". Él no asume ninguna responsabilidad y será Pilar Llop quien pague sus platos rotos. "Fue Llop, como si se tratase de un chivo expiatorio -nada tuvo que ver con la redacción de la norma-, la que se quedó aislada en la bancada del Ejecutivo para asumir, «en persona», las gravísimas consecuencias de una ley que ya ha beneficiado a más de 400 agresores sexuales". Irene Montero se relamerá con la sangre de una inocente que Sánchez le ha ofrendado. Pero esto no calmará la ira podemita, solo les dará un triunfo. Claro que eso a este monstruo vomitivo que vive en Moncloa se la trae al pairo, él solo quiere seguir en Moncloa.

El País

"PSOE y Unidas Podemos buscan una salida al abismo". "María Jesús Montero y Félix Bolaños contactan con portavoces de la mayoría de investidura para cerrar el agujero con un acuerdo". Ah, bueno, si vienen la Chiqui y Bolaños podemos respirar todos tranquilos.

"Sánchez respalda a Llop y se mantiene firme en que hay que resolver el problema", dice Carlos Cué. ¿Respaldar a Llop es dejarla sola asumiendo toda la responsabilidad que le corresponde al presidente? "Llop ha sido muy criticada internamente en el PSOE por algunas de sus intervenciones públicas, en especial la entrevista en la SER del pasado martes, donde dijo que "es muy sencillo probar la violencia, basta con una pequeña herida". Su intervención no gustó a nadie porque rompió la estrategia socialista de bajar el tono y ayudó a Podemos a defender que el cambio hará que los juicios por agresión sexual giren sobre si hubo o no violencia". Llop solo dijo la verdad. La presunción de inocencia que contempla la Constitución obliga a ofrecer pruebas del delito. Esto es así, le guste a Irenita o no. Y cargarse una ministra para satisfacer a la zumbada gritona va a hacer pupita entre los votantes socialistas, y no me refiero a los políticos socialistas, que esos sí que no existen, si no gente decente que vota PSOE por las siglas de toda la vida, y de eso hay, aunque algunos no lo crean. "Llop tiene todo el respaldo del presidente, insisten en La Moncloa". Vamos, que está muerta. "Sánchez ha dado dos instrucciones claras. Hay que cuidar la coalición". Y mientras el déspota cuida su permanencia en Moncloa los violadores siguen beneficiándose de la ley que aprobó. Como alguno reincida, Sánchez será tan culpable como el propio violador. .

Javier Casqueiro dice todo lo contrario que Carlos Cué. "El PSOE cambia de estrategia para lograr cualquier apoyo para reformar la ley del ‘solo sí es sí’". "Sánchez se implica, expone más a la titular de Justicia y busca un acuerdo desde el PP a Podemos, que exige que participe Igualdad". ¿Sánchez expone a Llop o prescinde de Llop?

Tampoco se ponen de acuerdo Cué y Casqueiro sobre el ofrecimiento del PP. "Con el PP, que se ha ofrecido a apoyarla, no están hablando. Políticamente sería muy difícil de gestionar que la reforma saliera solo con el apoyo de los populares", dice el primero. "El líder socialista obvió el ofrecimiento del PP en la sala, pero distintos miembros del Ejecutivo explicaron más tarde que "hablarán" con esa formación", dice el segundo. Menudo cacao tienen en el PSOE.

Luz Sánchez Mellado está cabreada. "Estoy harta. Hartísima. Hasta las tetas. Harta de ver cómo se zurran los dos partidos del Gobierno de izquierdas a cuenta de la ley del solo sí es sí mientras la derecha asiste encantada a la trifulca explotando obscenamente el mantra de "violadores, a la calle", fantástico eslogan de campaña que les han servido en bandeja". Se llama democracia, Luz, una cosa que inventaron los griegos. Gobierno y oposición. El Gobierno comete un error del copón y la oposición se lo echa en cara. ¿Tu te acuerdas de lo que hizo el PSOE en la oposición con el PP en el Gobierno o te falla la memoria? Pues hasta una moción de censura.

Luz está hasta las tetas "de que la ministra de Igualdad se emperre en mantenerla y no enmendarla, culpando a todos menos a sí misma de las sangrantes reducciones de penas a agresores sexuales". ¿Pero no es un mantra de campaña? "Hartita me tienen entre unas y otros". Pues chica, no sé de qué te quejas, nos tienen entretenidísimos. Mientras ellos se pelean, los violadores están felices como perdices. "Exijo a quienes han errado que pidan disculpas, asuman responsabilidades y arreglen esta chapuza. Qué cabreo, Qué hartura. Qué vergüenza". Díselo a tu jefa, que ayer decía que la culpa era de la derecha mediática.

ABC

"Nervios en Moncloa al perder Sánchez el control de la agenda política". "La colisión empieza a acercarse ya al debate sobre la necesidad de alguna crisis en el Gobierno". "Cuando Llop se levantó de su escaño para responder a Prohens (PP) con un semblante totalmente serio y asumió toda la responsabilidad de la reforma que ahora plantean el PSOE, tanto en las bancadas de la derecha como de la izquierda arquearon una ceja. Porque esas palabras no las pronunció nunca la ministra de Igualdad, Irene Montero, ni lo hizo el presidente, que al final de cuentas es el máximos responsable de su Gobierno". Lo cual honra a Llop y deja en evidencia que ni a Irene ni a Sánchez les importa un carajo que los violadores salgan a la calle y solo piensan en su carguito.

Ignacio Camacho dice que"en la crisis del 'sí es sí´ tardaba en aparecer la socorrida figura del chivo expiatorio. Pues bien: ya ha aparecido y no es Irene Montero porque su salida del Gabinete sería 'casus belli´ para Podemos. De una manera inopinada, Pilar Llop se ha ofrecido como pagana del entuerto, bien porque ha sido empujada a ello o porque se ha dado cuenta de que no pinta nada en este Gobierno". A la mierda, yo no estoy aquí para tratar con cabezas huecas, histéricas ignorantes como Irene Montero. Que yo soy juez, nena, y ya defendía los derechos de las mujeres cuando tu tomabas el biberón.

Asumió la "responsabilidad del descalzaperros mientras Sánchez se largaba con cara de cemento después de pavonearse ante la oposición de sus presuntos éxitos". Qué mezquino. Llop "metió la pata" en la SER. "Meter la pata en este asunto significa admitir la verdad de los hechos", algo inadmisible en este Gobierno de mentirosos e incompetentes. "Ante una remodelación gubernamental en ciernes, nadie da un euro por su cabeza aunque el probable cese no resuelva ni de lejos el problema". Ni siquiera estaba en el Gobierno cuando se aprobó la ley.

"En el sainete de los trenes de Cantabria también han encontrado a dos técnicos de poco rango a los que endosar la responsabilidad del fallo. Lástima no poder culpar a los túneles por no ser más altos o más anchos", jijiji. Dales tiempo, Ignacio, dales tiempo.

La Razón

"Complot de las ministras del PSOE contra Podemos". "Moncloa aísla a Sánchez de la presión del partido para que rompa con Podemos y cese a Montero y a Belarra", nos cuenta hoy la imaginativa Carmen Morodo. "Una de estas ministras de la cuota PSOE, de las más señaladas en los choques con Podemos, lo describe, de manera informal, con un "estamos en guerra"". ¿En guerra con las chicas del chico que sostiene a Sánchez en Moncloa? Eso es como declararle la guerra al jefe. El jefe te pone de patitas en la calle y se acabó la guerra. Cuenta unas cosas más marcianas esta Morodo.

"La imagen de soledad que ayer, en el Congreso, dio la ministra de Justicia, Pilar Llop, no suma a la autoridad del presidente del Gobierno entre los suyos porque se establece la lectura de que es la víctima más débil de la cadena la que está cargando con el "muerto", y sin tener ninguna responsabilidad en la ley". Sánchez se cargará a todas sus ministras antes de tocarle un pelo a la mujer de Iglesias.

"Ayer, la titular de Justicia recibió varias llamadas de compañeras del Consejo de Ministros: mientras fuentes de Moncloa la señalaban como responsable de empeorar la crisis por su sinceridad al hablar de los efectos de la Ley del "sí es sí", hubo quien dentro del Gabinete, y con discreción, le hizo llegar su apoyo. Ahora bien, en público, todos, y todas, guardaron silencio". Qué asco, qué pandilla de cobardes. Llop quedará como una señora. El resto, como unos miserables cobardes. E Irene, de rositas.

José Antonio Vera alucina. "Claro que ahora resulta que toda la culpa va a ser de Pilar Llop. La mujer no era ni ministra cuando el Gobierno dio luz verde a la tramitación la ley-Montero, pero como alguien se tiene que comer el marrón, para eso está ahí la cabeza de la soldado Llop". "Alguien más debería pedir perdón, aunque no ocurrirá. Irene Montero no. Montero y la Inquisición púrpura van ahora contra la ministra de Justicia, a la que acusan de obligar a las mujeres violadas a explicar «si cerraron bien las piernas»". Y Sánchez no dudará en entregar a la manada podemita su cabeza si con eso salva su culo.

"Llop lleva toda la vida defendiendo los derechos de la mujer, como Calvo y otras ilustres socialistas, pero en realidad es una ministra «machista», porque lo dice Montero. Que por supuesto no va a reconocer ningún error. Antes muerta que arrepentía. Antes rompe la coalición y fuerza a Sánchez a convocar elecciones anticipadas. Antes conmina al bloque morado a votar a favor de Tamames en la moción de Vox, que al fin y al cabo era comunista, como Iglesias. Eso sí que sería una venganza. La gran vendetta podemita". Eso sería genial. Están los columnistas inspirados. En este país de locos cualquier cosa puede pasar. Todo menos que Sánchez convoque elecciones, que sería lo más sensato. Pues que tenga cuidado. Según Jesús Rivases, "Iglesias se la tiene jurada". Y le tiene cogido por el sillón de la Moncloa.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro