Menú

Lucca, retrato de una ciudad de la Toscana con mucho encanto

Lucca es una ciudad con personalidad propia. Famosa por sus elevadas murallas renacentistas que rodean el centro histórico de la ciudad, sus calles de adoquines rebosan ambiente y vida. Una parada en la Toscana que merece totalmente la pena por su gran cantidad de atractivos monumentales, su gastronomía y el placer de pasear y perderse por sus callejuelas medievales. 

1 / 25

La Plaza del Anfiteatro, el punto de referencia de Lucca, es una plaza romana que se construyó sobre las ruinas romanas del antiguo anfiteatro. Es una de las postales más famosas de la ciudad.

2 / 25

Una de las entradas a la ovalada Plaza del Anfiteatro, que se construyó donde se ubicaba el antiguo anfiteatro romano.

3 / 25

Situada a 80 kilómetros de Florencia y a 20 kilómetros de Pisa, Lucca es una ciudad imprescindible en una ruta por la Toscana a la que dedicar al menos dos días. Esta ciudad conocida por sus torres y por sus iglesias, aunque perderse por sus callejuelas, dentro de la muralla, es otro de sus atractivos más genuinos.

4 / 25

Otra estampa del interior de la Plaza del Anfiteatro, después de una intensa lluvia otoñal. 

5 / 25

En la imagen se puede apreciar la parte exterior de la Plaza del Anfiteatro donde aún se ven los restos de los muros de la construcción romana de la época. Además se observa cómo la calle exterior mantiene la forma ovalada de la antigua construcción.

6 / 25

La Catedral de San Martín de Lucca es una catedral decorada con un exterior pisano-románico y un elevado campanario.

7 / 25

En el interior de la catedral de Lucca se puede descubrir un tesoro como la Última Cena de Tintoretto.

8 / 25

El impresionante techo de la nave central de la catedral de San Martín en Lucca.

9 / 25

En la sacristía de la catedral de Lucca es posible admirar la belleza de la tumba de Ilaria del Carretto.

10 / 25

Cerca de la Puerta Elisa, las fachadas de la Via del Fosso son particularmente pictóricas y evocadoras. Una parte de Lucca, más alejada del corazón de la ciudad pero que merece la pena ser paseada.

11 / 25

La Basílica de San Frediano es una de las iglesias católicas más antiguas de Lucca, de estilo románico, se encuentra ubicada frente a la plaza homónima. Su impresionante fachada y torre destacan entre los edificios.

12 / 25

Lucca tiene historias en cada esquina de sus callejuelas. No sólo las iglesias, o las torres, sino cualquier tienda o empresa suele estar ubicada sobre siglos de historia desde la antigua Roma. Es muy recomendable alzar la vista de vez en cuando mientras se camina por esta ciudad para descubrir algún detalle artístico o recuerdo de otra época que evoca un tiempo pasado de la ciudad italiana.

13 / 25

Obsérvese las fachadas de una de las calles comerciales de la ciudad de Lucca, cerca de la plaza de San Miguel (Pizza S. Michelle)

14 / 25

Lucca es sinónimo de Puccini y de ópera. En la Via di Poggio nos encontramos con la Casa Museo de Puccini. El compositor nació en esta casa, donde se conservan objetos personales, su piano y es un lugar perfecto para acercarse a la figura de este gran músico.

15 / 25

El Monumento a Giacomo Puccini, en la Pizza de la Citadella.

16 / 25

En la casa museo de Puccini se encuentra el bien más preciado del autor: su piano Steinway con el que compuso Turandot, su última ópera.

17 / 25

Tras cruzar la Piazza San Giovanni y callejear por la Via Cenami y Via Roma se llega a Via Santa Lucia, donde se encuentra la Chiesa de San Michele in Foro, ubicada en el lugar donde estaba el foro romano.

18 / 25

Entre las pocas torres que quedan en Lucca (hubo más de cien) están la torre Guinigi, con la curiosidad de que en ella crecen varios robles. Los 230 escalones de esta curiosa torre de ladrillo son pocos para admirar, desde lo alto, la belleza de esta ciudad italiana de la Toscana.

19 / 25

Uno de los atractivos de esta ciudad son sus fachadas y ventanales. Paseando tranquilamente por sus calles es posible disfrutar de una gran variedad de estas, en sus coloridas fachadas.

20 / 25

Un rincón con encanto donde tomarse un café, justo al lado de la iglesia de San Michele in Foro, ubicada en el lugar donde estaba el foro romano.

21 / 25

Lucca es famosa por sus murallas renacentistas bien conservadas que rodean el centro histórico de la ciudad, algo inusual en las ciudades de la zona.

22 / 25

El interior de uno de los pasos que atraviesan la muralla.

23 / 25

Sobre la muralla de Lucca, es costumbre entre los vecinos un paseo matinal o vespertino. Un recorrido ideal para hacer deporte o aclarar las ideas.

24 / 25

Puccini y su obra están presentes en muchos rincones y detalles por toda la ciudad. En este caso, una heladería bajo el nombre de Turandot.

25 / 25

Además de los innumerables monumentos, Lucca dispone de muchos restaurantes y bares curiosos. En la Via S. Paolino, cerca del Hotel San Luca Palace, se encuentra un bar cuyo mobiliario y decoración es de lo más viajero.

Temas

0
comentarios