Menú

Un debate inútil

3

 

Editorial del programa Sin Complejos del sábado 23/2/2013

El miércoles y jueves pasado tuvo lugar el debate sobre el estado de la nación, en el que se produjo la primera intervención de Rajoy como presidente de gobierno.

Lo primero que hay que decir es que todo el debate constituyó un clamoroso error de planteamiento de nuestra clase política. En épocas normales, el debate sobre el estado de la nación es una confrontación entre distintas opciones - principalmente entre los dos grandes partidos -, en la que los políticos compiten por ver quién de ellos convence a una mayor parte de la opinión pública. El gobierno tiene en esos debates la oportunidad de explicar la labor realizada y sus planes de futuro, y los distintos partidos de oposición pueden dedicarse a atizarle estopa al gobierno, a cuenta de sus errores reales o supuestos. En cierto modo, se trata de un examen que el presidente de gobierno tiene que pasar. Y sus examinadores son los líderes de los restantes grupos políticos. Pero eso es, como digo, en épocas normales.

En esta ocasión, ha sido un error mantener ese mismo espíritu del debate. Porque a ojos de la mayoría de los españoles, no era el presidente de gobierno quien tenía que pasar un examen a manos de la oposición, sino que era toda la clase política la que se enfrentaba al veredicto de una ciudadanía cada vez más hastiada y más decepcionada.

Resultó ridículo ver en el debate al PP, al PSOE, a los nacionalistas... fingiendo entre sí enfrentamientos artificiales, cuando la percepción cada vez más generalizada es que entre todos ellos apenas hay diferencias, que todos ellos forman parte de una misma casta política: la que ha llevado a esta nación a la más profunda ruina económica, institucional y social. Resultaba absurdo plantear ese debate como un duelo Rajoy-Rubalcaba, cuando lo que está sucediendo es que los dos caen a plomo, simultáneamente, en todas las encuestas, porque los dos son percibidos como las dos cabezas de una misma hidra.

La clase política - y en especial los dos partidos mayoritarios - hubiera debido plantear el debate como una apelación conjunta a la ciudadanía, como una entonación de un mea culpa, mea maxima culpa, en el que se reconocieran los errores cometidos y se planteara un proyecto claro de regeneración nacional. Pero, de nuevo, nuestra clase política ha desperdiciado la oportunidad que se le presentaba.

Como resultado, tuvimos la oportunidad de asistir a un debate caracterizado por su total desconexión con la realidad de la calle. Un debate en el que pudimos ver al gobierno intentando convencernos de lo bien que estamos económicamente, como si el paro, que sigue aumentando, no existiera y como si nuestra deuda no estuviera creciendo a razón de 400 millones de euros cada día. Un debate en el que pudimos ver al PSOE simulando pedir cuentas al gobierno, como si el actual líder de ese partido no hubiera tenido una gran parte de responsabilidad en nuestro actual estado de ruina. Un debate en el que pudimos contemplar cómo pontificaba sobre la corrupción el líder de ese partido nacionalista llamado Unió Democrática de Catalunya que robaba dinero a los parados. Un debate en el que el brazo político de los asesinos de ETA se permitía dar lecciones sobre democracia, gracias a que gobierno y oposición han conseguido hacerle un hueco dentro del Parlamento. Un debate, en suma, esperpéntico, en el que todo el mundo fingía ser lo que no es y en el que, si alguien estuvo ausente, fueron los problemas reales de los españoles.

Y ese esperpento nos dejó algunas perlas realmente ridículas. Como la de Rajoy diciendo que España es un país "limpio" y con las instituciones "sanas", cuando los españoles nos despertamos cada mañana con un nuevo escándalo de corrupción y no hay institución que no haya sido puesta en entredicho por la catarata de mugre colectiva. O como esa otra perla de Cayo Lara, arremetiendo contra lo que denominó "privilegios de la Iglesia", cuando esa Iglesia es la única que hace algo, hoy por hoy, por esos desfavorecidos a los que Cayo Lara simula defender.

El único grupo que se atrevió a plantear claramente la necesidad de regeneración, la necesidad de refundar el estado, fue UPyD, que denunció el fracaso del actual modelo autonómico. Pero a Rosa Díez se la vio incómoda en la tribuna, mucho menos contundente que en ocasiones anteriores, con lo que se perdió buena parte del impacto que sus propuestas deberían haber causado.

En resumen: un debate artificial y forzado, obsoleto desde su mismo planteamiento y que no sirvió para dar respuesta a las frustraciones que la ciudadanía acumula.

Déjenme que les ponga dos ejemplos:

- El presidente de gobierno avanzó, muy pomposo, una batería de medidas contra la corrupción, que básicamente consisten en endurecer la legislación contra los corruptos. ¿De verdad se piensa el señor Rajoy que con eso va a disipar el enfado de la gente por la rapiña generalizada? ¡Ya tenemos infinidad de leyes contra la corrupción, ninguna de las cuales se cumple, por lo que cualquier español sabe que tampoco va a cumplirse ninguna nueva ley que se apruebe! Solo hay una cosa que hubiera podido calmar a la opinión pública en lo que a corrupción se refiere, y es que el señor Rajoy hubiera anunciado una radical reforma del poder judicial para garantizar su independencia, y una prohibición absoluta de conceder indultos a políticos condenados por corrupción. Si hubiera hecho esos anuncios, quizá podríamos haberle creído cuando dice que pretende atajar el saqueo de los fondos públicos. Pero se limitó a fingir que quiere hacer algo, cuando no tiene la menor intención de hacer nada de nada.

- El segundo ejemplo que les quiero poner es, quizá, la mejor definición que he visto nunca de cuál es el verdadero origen de nuestros problemas. En un determinado momento del debate, y como contestación a Durán Lleida, el señor Rajoy sacó pecho y se jactó de que el suyo es, y cito textualmente, "el gobierno que más ha apoyado a las comunidades autónomas". ¡No puedo estar más de acuerdo con el señor Rajoy! Efectivamente, el de Rajoy es el gobierno que más ha ayudado a esas comunidades autónomas que nos están llevando a todos a la ruina. Y yo me pregunto: ¿cuándo va a empezar el gobierno del señor Rajoy a apoyar a España y a los españoles, en lugar de apoyar a las comunidades autónomas?

Quizá la mejor demostración de lo artificioso y prescindible del debate sea que solo han pasado 48 horas y ya ha quedado enterrado en la memoria de los españoles. Hoy, nos volvemos todos a despertar con nuevas informaciones sobre corrupción, con demostraciones de malestar en la calle y con procesos de despidos en empresas.

La realidad es tozuda y se acaba imponiendo a cualquier intento de ignorarla. No es de extrañar que nadie se acuerde ya de un debate con el que la clase política ha vuelto a demostrar que no está a la altura de la tarea de regeneración de España que se nos avecina.

3
comentarios
1 robledal, día

La Corona y el CNI presionan a los medios para que bajen el tono con Urdangarin, según 'NYT' "El Rey y sus cortesanos han estado trabajando agresivamente en el control de daños. En los últimos 10 días, el Rey, sus ayudantes y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) han estado presionando a las fuentes sospechosas de las fugas de información, y acercándose a los ejecutivos de los periódicos más importantes para que reduzcan el tono de la cobertura de la investigación, según fuentes próximas a palacio". Esto asegura el diario The New York Times, que recoge negativas de los directores de ABC y El País a la pregunta de si han sido presionados. Según asegura el rotativo neoyorquino: "Más allá de si Urdangarin violó alguna ley, el escándalo ha expuesto las formas en que la Monarquía usa sus conexiones para buscar puestos bien pagados y hacer negocios con ventaja para mantener su estilo de vida". http://www.vozpopuli.com/nacional/21822-la-corona-y-el-cni-presionan-a-los-medios-para-que-bajen-el-tono-con-urdangarin-segun-nyt

2 robledal, día

Desmiente la cita con Barberá y Camps en Zarzuela En lo que sí ha querido ser muy tajante el Duque de Palma es en que jamás se produjo una reunión en el Palacio de la Zarzuela en 2004, con la asistencia de Diego Torres, Francisco Camps y Rita Barberá, para tratar sobre el Valencia Summit de 2005, uno de los eventos que son objeto de investigación. De esta forma, de cuatro los supuestos asistentes a esa cita, solo uno de ellos, el exsocio de Urdangarín, dice que realmente se ha producido. Los otros tres lo han negado públicamente. http://www.abc.es/espana/20130223/abci-urdangarin-niega-reuniera-zarzuela-201302231346.html

3 1132CPCF, día

El encubridor es siempre sospechoso de ser autor, colaborador y/o beneficiario de lo que encubre, sobre todo cuando guarda un sepulcral silencio. "Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada" Los españoles no admitimos la MATANZA ni a partidos políticos que la encubran. Queremos saber: ¿Quién se dedica en España a matar españoles para cambiar gobiernos?. ¿Para qué mataron el 11-M a 193 personas inocentes, hirieron a 1893 físicamente, y a muchos millones psicológicamente? ¿Quiénes son los ideólogos, inductores, planificadores, instigadores, asesinos, ejecutores, encubridores, colaboradores, y responsables de la masacre del 11-M? Yo sigo pidiendo, el conocimiento de TODOS los Responsables Intelectuales y Materiales... sólo conocemos los ascensos con que premiaron a los que podían y debían evitar la masacre… no cesaremos en nuestro empeño hasta que los atentados del 11-M se aclaren. (Gabriel Moris Noguera) 1330 días para llegar a la Sentencia del 11-M 3276 días sin saber La VerdadQSV, MEMORIA, DIGNIDAD y JUSTICIA. 11-Mafia

Herramientas