Menú

Libros para papá

0

Hay muchas clases de padre, y seguro que para cada uno hay un libro. Basta con darse una vuelta por las librerías para comprobarlo. Aquí hay unos pocos ejemplos:


Para padres deportistas. O más bien para los que no lo son en absoluto pero, precisamente por eso, quieren empezar a poner a raya las lorzas y conseguir una buena forma física. Para ellos llega un nuevo título de la serie "Dummies", Ponerse en forma para dummies, del conocido entrenador Juan Rallo (no confundir con el economista, jejeje). Ejercicios, comida sana, plan de entrenamiento...todo explicado de forma sencilla y efectiva, "como si se lo explicara a mi madre", como dice el autor.


 

 

Para padres cocinillas. Cada vez más hombres, por necesidad o afición, se meten entre los fogones. Muchos de ellos son padres y se encuentran con dudas cuando tienen que dar de comer a toda su familia. Para ellos encuentro ideales los libros de Jamie Oliver, un popular cocinero cuyo peculiar estilo le hace ser amado por unos y odiado por otros. Jamie es padre y se preocupa mucho por la alimentación en los colegios y por ofrecer productos sanos y naturales en casa y fuera de ella. Un ejemplo son las recetas que presenta en En casa con Jamieestán muy bien explicadas, son fáciles y además hay muchas especialmente pensadas para quienes viven en el campo o tienen la suerte de tener un huerto en casa. Además incluye explicaciones sobre los cuidados del huerto, consejos de siembra, etc.

 

Para padres aventureros. Ser padre ya es una aventura, pero algunos papás quieren vivirla de formas un poco más especiales. Para ellos y para todos los que quieran sugerencias originales de ocio en familia puede ser muy interesante el libro 365 experiencias con tus hijos. Planes originales para disfrutar por España, de Lonely Planet. Convertirse en pastor por un día, construir un iglú, nadar con leones marinos... Así hasta 365 sugerencias, divididas en bloques temáticos para que todos puedan encontrar algo de su gusto, desde los más arriesgados a los más sedentarios.



 

Para padres viajeros. Viajar con niños es una experiencia para la que no todos tienen paciencia, pero a veces para viajar no hace falta moverse del sillón. Para papás amantes de los viajes pero que se sientan un poco vaguetes o no tengan tiempo para hacer las maletas y partir a lo desconocido, este libro puede ser la opción perfecta: Historias imprescindibles para los amantes de los viajes. Historias y anécdotas de viajes, viajeros y destinos a lo largo de la Historia. Respuestas para preguntas como cuál es el origen de la ruta 66, cómo eran los viajeros de la Antigüedad, cuáles eran las Siete Maravillas del Mundo, qué ruta seguía el mítico Orient Express o dónde podríamos encontrar momias en Palermo. Todo eso y más en este ameno libro gracias al que podremos viajar con nuestra imaginación.



Para padres fotógrafos. Admitámoslo, la fotografía digital ha hecho que muchos nos creamos Robert Cappa en cuanto tenemos una compacta en la mano. Para fotógrafos experimentados, aficionados voluntariosos, fotógrafos con móvil o dueños de un arsenal de cámaras que ni la agencia Magnum, este bonito y original libro puede ser una buena sugerencia: Foto inspiración. Los secretos y técnicas de las fotografías más sorprendentes, del portal-galería fotográfica virtual 1x.com. Como su título indica, el propósito de este libro es abrir nuestros horizontes y que las imágenes que en él aparecen nos sirvan de inspiración. Técnicas, consejos, ejemplos...de algunos brillantes fotógrafos que nos pueden ayudar a fotografiar de una forma nueva, temas diferentes o técnicas más avanzadas que saquen al artista que llevamos dentro. Para los padres que sacan 5000 fotos al día a sus hijos puede resultar especialmente útil el capítulo dedicado a las fotos con niños. No es un manual ni un libro de arte: es las dos cosas y un poco más.


Para padres clásicos. O para los que quieren serlo, o al menos parecerlo, este Peccata minuta. Expresiones y frases latinas para el siglo XXI. Origen, uso y curiosidades viene que ni pintado. Porque el latín está de moda, sépanlo, y los clásicos nunca mueren. Sorprenda a su hijo demostrando que es ese padre que lo sabe todo explicándole qué significa que recoja su cuarto ipso facto. Mantenga el statu quo con la suegra. Practique el carpe diem y disfrute de la lectura amena y desenfadada de este libro. Sursum corda, que es el Día del Padre, hombre.



 

 

Para padres cuentistas. En el buen sentido de la palabra, claro está. Para padres estupendos que leen cuentos a y con sus hijos una buena sugerencia es este precioso volumen, El gran libro de los cuentos ilustrados, que edita Lunwerg. No son sólo cuentos ilustrados por algunos de los más famosos ilustradores del género, como Gustave Doré, Arthur Rackham o Maurice Sendak, sino una verdadera historia del cuento infantil a través del tiempo: cómo fueron las primeras versiones de 10 de los más conocidos relatos, sus distintas adaptaciones y algunas de las mejores ilustraciones que los han acompañado. La parte del cuento seguramente gustará más a los pequeños que la de historia y curiosidades, más adecuada para los padres, quienes se pueden sorprender al ver que detrás de relatos tan conocidos como Blancanieves hay un origen muy poco infantil y bastante más duro y adulto.



Para padres historiadores. Para todo el que ame los libros de historia y las biografías sugiero este Un seminarista en las SS, de Gereon Goldmann. No es una novedad, el libro tiene unos años aunque la editorial Palabra lo ha reeditado ya varias veces. El motivo de que lo recomiende es porque el día 19 no sólo se celebra el Día del Padre; tradicionalmente en esta fecha (o en el domingo más próximo a ella) la Iglesia celebra el Día del Seminario. Por eso el testimonio extraordinario de Gereon Goldmann, obligado a alistarse en las SS en la Segunda Guerra Mundial, resulta especialmente oportuno. Goldmann logró mantener su fe y su vocación, pese a que los nazis le inducían a abandonar la Iglesia a cambio de ascensos y comodidades. Expulsado de las SS, juzgado y absuelto, llega a formar parte del complot contra Hitler del 20 de julio del 44. Es capturado por los aliados al terminar la guerra y logra ordenarse sacerdote. Víctima de un complot nazi, es condenado a muerte por un tribunal francés y salvado in extremis de la ejecución al reabrirse su caso. Una vida fascinante y un testimonio de fe en medio de las adversidades.


Hay muchos, muchísimos libros más que nos aguardan en las librerías. Casi tantos como padres esperando a leerlos. Hagamos que se encuentren, ¿no?

0
comentarios

Herramientas