Menú
Pablo Molina

El insomne

El preacuerdo de Gobierno entre Sánchez e Iglesias alcanzado ayer ha pasado por alto que el Rey no ha propuesto al so

Pablo Molina
0
El preacuerdo de Gobierno entre Sánchez e Iglesias alcanzado ayer ha pasado por alto que el Rey no ha propuesto al so
Pedro Sánchez | YouTube

El preacuerdo de Gobierno entre Sánchez e Iglesias alcanzado ayer ha pasado por alto que el Rey no ha propuesto al socialista para presentarse a la sesión de investidura. Ambos personajes han obviado también la consulta a los órganos centrales y la militancia de sus respectivas formaciones, pero es que cuando se trata de alcanzar el cielo trincando ministerios uno no puede detenerse en nimiedades.

La desfachatez de Pedro Sánchez era un hecho asumido hasta por los votantes socialistas, pero su abrazo con Pablo Iglesias nos sitúa ante un personaje cuya falta de escrúpulos sugiere una estructura psicológica muy peculiar.

Sánchez es el candidato a la presidencia del Gobierno que hace unas semanas decía que no podría dormir tranquilo por las noches con ministros del círculo de Pablo Iglesias. "Y conmigo el 95% de los españoles, incluidos los votantes de Unidas Podemos", remató, para que no hubiera duda del pavor que los podemitas provocan a un hombre de Estado como su persona. Desde ayer, en cambio, el que hasta el sábado pasado le provocaba pesadillas con solo imaginar a sus amigos como ministros se va a sentar a su derecha en el Gobierno en calidad de vicepresidente, para asegurarse de que se llevan a cabo medidas como la nacionalización de la banca y del sector energético, el derecho de los alcaldes a fijar el alquiler de la vivienda o la subida salvaje de la presión fiscal, por citar tan solo tres epígrafes del vasto programa de reformas podemitas.

Si finalmente hay acuerdo para hacer presidente a Sánchez, tendremos un Gobierno inspirado en las reformas económicas bolivarianas, que tan buen resultado han dado siempre, y sometido al mandato de dos delincuentes condenados en firme por la Justicia: uno por sedición y el otro por terrorismo. Si este Ejecutivo socialpodemita echa a andar, comenzarán a cumplirse etapas en el desmontaje del régimen del 78 "por la fuerza normativa de los hechos", fórmula acuñada por Herrero de Miñón para justificar el Plan Ibarreche tras recibir el Premio Sabino Arana.

A Sánchez ya lo echaron una vez de su partido por intentar algo parecido a lo que ha hecho este martes. A ver cómo termina esto.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios