Menú

Hoteles que me gustaron: el Palasiet de Benicasim

3

Si a unas instalaciones de primera le unimos una ubicación envidiable y, sobre todo, un personal con un grado de simpatía y profesionalidad excepcional, el resultado no puede ser sino un hotel más que recomendable, uno de esos establecimientos que son destino en sí mismos, al que vale la pena ir sólo para disfrutar del placer de la propia estancia.

Pues tal cosa es el Palasiet de Benicasim, también conocido como hotel Termas Marinas, un cuatro estrellas edificado a unos pocos metros de las playas de esta localidad castellonense y que ofrece todo lo que les hemos dicho y es uno de los establecimientos pioneros en España de algo que ahora está muy de moda y encontramos en no pocos sitios: la talassoterapia, es decir, los tratamientos de bienestar y salud con aguas marinas.

Se trata de una actividad que nació muy ligada a la medicina pero, como también ha pasado en los últimos años con los balnearios, ahora tiene un componente igual o más importante de ocio y bienestar que ha hecho que se abra a un público completamente nuevo.

Vamos, que no hace falta estar enfermo para disfrutar de uno de los circuitos con gimnasia, masajes o tratamientos que nos ofrecen en el Palasiet ni, desde luego, para relajarse en las magníficas piscinas de agua salada del hotel, nada más y nada menos que tres: una cubierta con diferentes extras como jacuzzis y burbujas variadas, otra "infinita" en la terraza y con vistas al mar, y otra más recóndita en los jardines.

Un hotel ideal para parejas

Aunque no rehúye alojar a familias o grupos, el Palasiet resulta sobre todo un hotel ideal para visitarlo en pareja y pasar un fin de semana romántico o, al menos, unos días de relajación y tranquilidad lejos del mundanal ruido e incluso de nuestros adorables niños a los que tanto queremos pero que tanta guerra nos dan y de los que conviene descansar de vez en cuando.

El primer paso para esto son las propias habitaciones, amplias y confortables y, sobre todo, con unas espléndidas terrazas desde las que se ve toda la costa hasta Castellón y, muy especialmente, las propias playas de Benicasim.

El segundo elemento para ese fin de semana serán los jardines o cuidados detalles como la piscina infinita (de esas en las que parece que uno de los laterales no existe) y, fuera de temporada, las magníficas instalaciones de la cubierta, que no sólo es una espléndida piscina de agua salada sino que incluye como les decía más arriba diferentes zonas con burbujas, chorros de masaje, jacuzzi... En la misma área hay también a disposición de los huéspedes sauna finlandesa, baño turco... además de las instalaciones dedicadas a los tratamientos propiamente dichos y a los masajes.

Y el tercer elemento es el ambiente de silencio, tranquilidad y relax que se respira en el propio hotel, en el que todo (incluido el personal y eso es más que importante) parece estar pensado para hacer de la estancia un placentero y agradable transcurrir del tiempo, tan diferente a nuestro día a día urbano y estresante.

Menciono al personal un poco de pasada pero quiero dedicarle un comentario más en profundidad: es difícil encontrar una mezcla tan perfecta de profesionalidad y cordialidad en todos los empleados de un establecimiento: tanto la gente en las termas como los responsables de la recepción o los propios camareros del restaurante se comportan como grandes profesionales y lo hacen además con un punto de simpatía y de preocupación real por el cliente que resulta muy difícil impostar y que, al final de una estancia, marca una diferencia muy significativa en nuestra percepción de lo que han sido nuestros días en el hotel.

Y es ese buen sabor de boca lo que, sin duda, te hace decidir que vale la pena volver en otra ocasión, aunque ya conozcas la zona o pese a que, en el fondo no necesites ese tratamiento.

Y NO SE PIERDAN NUESTRA GALERÍA DE IMÁGENES DEL PALASIET

3
comentarios
1 Eusebio, día

Nosotros estuvimos hace tres años en un puente de la Constitución y estuvo genial. Eso sí, si alguien quiere ir que coja una semana para disfrutar como toca, si no se queda escaso para elegir los tratamientos.

2 Carlos Perez, día

Muy bueno este artículo sobre el Palasiet, refleja perfectamente lo que opinamos sobre él aquellos que lo conocemos bien. Nos ha encantado como describe la profesionalidad y cordialidad del personal, ya que es uno de sus principales activos. Saludos

3 Toñi, día

Hotel siendo generoso de 3*. Tras habernos alojado 3 días podemos decir que las habitaciones dejan mucho que desear. Colchones ruidosos y desfasados, ausencia de cubre-colchón, atención de hostal de 1* amén de una larga lista de inconvenientes más por un precio de 5* (3 noches= 550€ -habiendo reservado por agencia, de haber sido reserva directa en el hotel 3 noches= 705€).

Herramientas