Menú

¡Vaya feria!

8

Hoy empezó San Isidro. La que se supone en la primera feria del mundo. Se supone, sólo, desde hace algunos años. Pensaban en Tauodelta que con la expectación que despierta José Tomás iban a tapar una programación floja, insulsa y carente de interés en casi todas las tardes. Pero la cogida que sufrió el de Galapagar en Aguascalientes ha dejado al descubierto las carencias de San Isidro y Aniversario. Aun si estuviera lo habían dejado fuera del abono isidril. Llueve sobre mojado, esta empresa que este año gestiona la plaza porque la comunidad no se sabe muy por qué le ha prorrogado la concesión un año más, lleva varias temporadas ofreciendo unos carteles que no son acordes con la primera plaza del mundo.

Entre las ausencias destacan la del valenciano Enrique Ponce –según la empresa el problema es la falta de acuerdo económico–, que ya falló la pasada temporada  y, sobretodo, a nivel ganadero la de Victorino Martín, ganadería emblemática en la plaza madrileña, tras sus decepcionantes corridas de 2009, flojas de casta y mal presentadas. Entre los rejoneadores se echa en falta a Pablo Hermoso de Mendoza.

La corrida de Palha, para muchos la ganadería triunfadora del pasado año, será para Fernando Robleño, Jesús Millán y Francisco Javier Corpas, toreros que no están precisamente en la parte alta del escalafón. Las figuras se enfrentarán al mismo toro de siempre en los últimos años, del encaste Domecq, Osborne-Atanasio: Juan Pedro Domecq, El Puerto de San Lorenzo, Núñez del Cuvillo y Garcigrande. La Corrida de la Prensa, el 25 de mayo, será para el El Juli, Miguel Ángel Perera y Cayetano que lidiarán toros de distintas ganaderías.

Llama la atención la importante presencia del menor de los Rivera Ordóñez, tras su decepcionante actuación en la reciente Feria de Invernio celebrada en Vista Alegre, ya que también estará en la Corrida de Beneficencia el 2 de junio junto a Morante de la Puebla y Daniel Luque frente a toros de Núñez del Cuvillo. El Juli, que ha empezado la temporada de forma arrolladora, repetirá sólo una tarde más en San Isidro el 15 de mayo con toros de Garcigrande, que matará junto a Sebastián Castella y Daniel Luque.

Sólo Castella repetirá tres veces. Perera, Manzanares, Morante, Talavante y El Cid torearán dos tardes cada uno, con las ganaderías ya comentadas, las de siempre. Aunque en la mayoría de los casos coincidirán dos figuras en la misma tarde, la sensación general es que son carteles poco rematados, especialmente en el difícil momento que vive la Fiesta, con el intento de prohibición en Cataluña.

En total son 23 corridas de toros, en las que se matarán 138 toros. Pues bien, siendo generosos, incluyendo a toreros que no están en su mejor momento como Perera, Talavante o El Cid, las figuras no matarán ni una cuarte parte de los astados que se lidien en Las Ventas: sólo 30. De los indiscutibles El Juli, Morante, Manzanares y Castella, tan sólo el francés hará el paseíllo en tres ocasiones. Cuando Madrid se ganó la fama de primera plaza del mundo, las figuras toreaban al menos tres tardes cada una, sino cuatro y competían entre ellas en carteles bien rematados. Si como es más que previsible se confirma la ausencia de José Tomás, con este torero nunca se sabe, habrá que esperar a las sustituciones. Tratándose de Taurodelta podemos esperar cualquier cosa. Veremos.

Herramientas

8
comentarios
1 juliobor, día

Muy buenas!!! Lo primero gracias por hacer un blog sobre toros en un momento como este. Como aficionado joven ha sido una gran alegría encontrarme esto en el mejor periodico digital de toda la red. Cierto es que los carteles de San Isidro dejan mucho que desear en cuanto a conjunción de nombres y ganaderías, pero por sacar algo positivo, creo que son mejores que los del año 2009. Me voy a quedar con dos detalles. El primero, tres toreros que deben ser futuro inmediato y que deben demostarlo en Madrid: Pinar (que ya es puerta grande), Tendero y Luque (a pesar del batacazo de Resurrección) y el segundo un nombre propio: Leandro, paisano mío que torea mañana Viernes 7, puede hacer cosas muy importantes. Que Dios reparte suerte.

2 jonsy, día

Un comentario al margen (nunca mejor dicho): Los cuernos que aparecen en el margen izquierdo del blog dicen que ((esToros se emite de 00:00 a 00:30 las madrugadas de los lunes:, en cambio, pulsando el enlace vamos a la pagina de ((esToros donde se dice la hora real (domingos a las 21:300)... Vamos, que el anuncio es un pelin traicionero... De nada

3 Pinarejo, día

Ayer la fiesta fue más bien siesta. Si no llega a ser por el arte exquisito de Curro Díaz en el cuarto...

4 jlh, día

Pues como ayer en la entrevista con Mariano dijisteis que queríais un poco de polémica en el foro, voy a llevaros un poco la contraria. Bueno, a vosotros, y creo que a bastantes aficionados. No es por defender a Taurodelta, pero yo me pregunto si la culpa de que la figuras no vayan a Las Ventas no será más de los aficionados que de la empresa. Y me explico. El público (gran parte de él) de Las Ventas considera que saber de toros consiste en insultar mucho a los toreros, y que es obligatorio demostrar que se sabe mucho de toros, es decir, insultar mucho y muy fuerte a los toreros. Y eso ha llevado a que torear en Las Ventas sea una experiencia desagradable para cualquier torero. Y aguantar a los voceras violentos también es desagradable para los aficionados que queremos ver toros tranquilamente, por cierto. Total, que creo que este ambiente asqueroso ha hecho que los toreros no quieran ir a Las Ventas, y vengan los que no pueden evitarlo, y los que vienen, creo que vienen lo menos posible. Yo soy aficionado desde hace pocos años, lo reconozco, por lo que no se como sería antes. Pero puedo decir que el año pasado fui a ver al Juli, y al Cid, y el público iba predispuestísimo a insultarles desde el primer momento, hiciesen lo que hiciesen. Con los llamados “hierros duros” , es así, pero peor: los torean los toreros a los que no les queda más remedio, y el público, en lugar de agradecérselo, se dedica a gritarles e insultarles durante toda la faena. Llegando al espectáculo impresentable del año pasado tras la cogida a Lancho, que sin saber si el torero estaba vivo o muerto, parte del público aplaudió al toro en el arrastre, y al mayoral cuando salió a saludar. Eso es inaceptable. Tal vez la mayor parte del público de Las Ventas sí sepa de toros, y sea respetuoso, pero lo cierto es que el ambiente lo están creando y dominando los bronquistas. ...

5 jlh, día

… Total, que yo creo que el ambiente de Las Ventas hoy en día no es exigente, sino bronquista, y muy desagradable, y ha logrado que ningún torero quiera venir aquí. Yo creo que si el ambiente de Las Ventas fuese más respetuoso, y se gritase e insultase menos a los toreros, podríamos ver mejores carteles.

6 Justivir, día

jlh: no crea usted polémica porque yo creo que lleva ud. toda la razón. Las Ventas se ha convertido en un coso dominado por una cuerda de presuntos catedráticos, expertos conocedores de los arcanos del toreo que se sienten por encima de la fiesta y de cualquiera que venga a sonreir, a festejar o a jalear. Personalmente me recuerda al Bernabéu, donde muchos te miran mal cuando aplaudes con el entusiasmo de un paleto en lugar de criticar con el rigor de los grandes expertos.

7 ertri, día

Las figuras deben r a Madrid por justifcación profesional, pero eso sí, cobrando lo suyo, y si no hay acuerdo económico pues no van y punto, aunque saben del peligro que ello conlleva, pues si no triunfan durante el año en otras ferias importantes, al año siguiente van a tener que tragar paquete. El problema de Madrid es que desde hace 15 ó 20 años son una serie de malos, o mejor dicho equivocados aficionados los que se han hecho dueños de la plaza en tomar decisiones, por su vociferante actuación, y muchos medios les han apoyado erróneamente, Molés con su peloteo hacia esta gente para que no le critiquen, les ha dado un sito que no les corresponde y que tanto daño está haciendo. En Madrid como en Sevilla o en otras plazas de 1ª, había que darle 20 pases perfectos al toro para cortarles orejas, o bien hacer una faena de lidia inteligente o valor supremo para que sin cortar orejas, dieran una vuelta al ruedo, o se hablara maravillas del torero, pero ahora son infinidad de toros que se van sin torear por la predisposiión en contra de este sector de la plaza que no deja nisiquiera intentarlo, todos hemos visto faenas de toreros que gustan a este sector ante toros complicados que necesitan ponerle la muleta de pico y echarles hacia fuera, y sin embargo les han apoyado. Eso sí cuando hay unanimidad ante una faena, es impresionante la respuesta de una plaza tan grande. Un saludo a los aficionados.

8 Pinarejo, día

Soy abonado de Las Ventas desde hace casi treinta años y siempre la he conocido como una plaza, dura, agria y desconfiada con las figuras, con criterio variable y muchas veces caprichoso. Eso sí: cuando se entrega, se entrega como ninguna. Paco Ojeda decía algo así como que el público de Madrid se irrita por nada y se emociona también por nada. Creo que la diferencia de los llamados aficionados "duros" de hoy en día con los de hace treinta años está en que estos últimos se preocupaban igual que ahora por el toro, pero eran más tolerantes en aspectos que hoy obsesionan hasta límites patológicos a los aficionados modernos, como la colocación del torero. Si a esto le añadimos que cada vez hay menos aficionados que, como antiguamente, acuden todos los días de feria, nos encontramos con una plaza cada vez más variable y desequilibrada. Afortunadamente, sigue siendo una de las plazas donde el toro sale mejor presentado. De ahí su importancia.