Menú

Silverstone aúpa a Hamilton

0

Cuando parecía que Rosberg iba ser de nuevo el hombre del número uno, que seguiría con su racha y su ventaja sobre Lewis Hamilton, la mecánica del monoplaza del alemán dijo basta y una rotura en la caja de cambios le ha bajado por primera vez esta temporada del podio. Sin Rosberg en pista, Hamilton pudo resarcirse del error en clasificación y volver a lo más alto del cajón aprovechando al máximo el cero marcado por Rosberg que deja en cuatro puntos la diferencia entre ambos pilotos.

Mercedes tiene el Mundial en su mano pero tendrán que estar atentos para gestionar una posible guerra abierta entre sus dos hombres que entre ellos saben que el más regular será este año el sucesor de Sebastian Vettel. Muchos nervios, muchas expectativas y todavía muchos kilómetros por recorrer.

Silverstone ha dejado un gran premio muy entretenido que arrancaba con el accidente de Kimi Raikkonen que se llevaba por delante las opciones de Felipe Massa y que obligó a suspender la carrera hasta que se repusieron las medidas de seguridad del circuito. La combinación de coches rápidos atrás y monoplazas más lentos en las primeras posiciones con estrategias muy variadas ha permitido presenciar un gran número de adelantamientos y remontadas. La más significativa la del finlandés Valtteri Bottas que por segunda carrera se ha subido al podio tras remontar doce posiciones. No menos espectacular ha sido el trabajo de Fernando Alonso que tuvo que luchar con una sanción por estar mal posicionado en la salida y con un coche con falta de potencia y muchos problemas aerodinámicos que casi le valen la carrera al asturiano antes y durante la espectacular batalla que mantuvo con Sebastian Vettel. Ambos pilotos se juegan la cuarta plaza de la general en un año en el que los dos están sufriendo y peleándose con sus respectivos monoplazas. Un lance que se anotó el vigente campeón que sin embargo no debe estar muy contento porque salía segundo en la parrilla y cruzó la línea de meta en quinta posición, y porque una vez más su compañero de equipo Daniel Ricciardo, que partía octavo, le superó en carrera hasta colarse de nuevo en el peldaño más bajo del cajón.

Dice Alonso que esperan poder ser más competitivos en la próxima carrera, en quince días en Alemania. Una declaración de intenciones que ya no se cree nadie porque lleva siendo la misma declaración que hemos escuchado desde Australia. Pese a todo, hay que romper una lanza a favor de Fernando Alonso que a pesar de su cansancio por luchar con un coche que se revela inconducible sigue sacando pecho cada vez que se apaga el semáforo y no dando nada por perdido hasta que se enarbola la bandera de cuadros.

En quince días Mercedes vuelve a casa, al circuito de Hockeheim, y allí Rosberg intentará devolverle la jugada a Hamilton y hacerlo como lo ha hecho este domingo el ingles, es decir, delante de su afición.

0
comentarios

Herramientas