Menú

Musulmanes protegiendo a judíos

0

En los últimos días se han difundido por Internet dos vídeos desoladores, grabados con cámara oculta. En uno de ellos, un periodista francés ataviado con el típico gorrito judío se dedica a pasear por distintos barrios de París. En el vídeo se muestran los insultos que recibe esa persona, simplemente por ser o parecer judío. En el segundo vídeo, un estudiante ataviado con ropa tradicional musulmana se pasea por distintos barrios de Milán. La grabación muestra los insultos que recibe esa persona, simplemente por ser o parecer musulmán.

Como digo, los vídeos son desoladores, porque dejan claro cuánto odio albergan nuestras sociedades y cuánto imbécil hay suelto.

Sin embargo, ayer se produjo una de esas escenas que te hacen recuperar algo de fe en los seres humanos.

Como ya saben ustedes, el Califato del Estado Islámico ha ordenado una campaña de atentados indiscriminados contra intereses judíos y occidentales, atentados que tienen la característica distintiva de ser perpetrados por personas o pequeños grupos aislados, sin ninguna conexión con redes terroristas organizadas, lo que hace más difícil que puedan ser previstos o abortados. Los perpetradores son los denominados 'lobos solitarios'.

Hace una semana se produjo en Dinamarca uno de esos ataques, contra un acto en favor de la libertad de expresión y contra una sinagoga. El atentado terrorista, protagonizado por un ciudadano danés hijo de inmigrantes palestinos, se saldó con tres muertos, uno de ellos el propio terrorista.

Ante esa circunstancia, un grupo de musulmanes noruegos decidió convocar a sus correligionarios a proteger este sábado la sinagoga de Oslo, en previsión de cualquier tipo de ataque y también como forma simbólica de condena del atentado de Copenhague.

Y así fue. Ayer, cientos de musulmanes respondieron al llamamiento y formaron un cordón de seguridad delante de la sinagoga noruega. Las imágenes distribuidas ayer por los medios de comunicación muestran a esos hombres y mujeres musulmanes cogidos de la mano coreando gritos contra el terrorismo, contra el antisemitismo, contra la islamofobia y en favor de la convivencia pacífica entre personas de distintos credos, mientras el rabino celebra una ceremonia especial en la puerta de la sinagoga.

El líder de la comunidad judía noruega, Ervin Kohn, agradeció esa muestra de solidaridad de la comunidad musulmana, señaló que era la primera vez que un acto así se celebra y destacó la importancia que tiene que fuera una manifestación convocada espontáneamente por jóvenes musulmanes.

Como les decía al principio, de vez en cuando pasan cosas que te hacen recuperar un poco de confianza en los seres humanos.

Lo que ayer sucedió en Noruega es una de ellas.

0
comentarios

Herramientas