Menú

Rajoy y su verdadero rostro

0

El 12 de diciembre del año pasado, Mariano Rajoy hacía una declaración institucional en el palacio de La Moncloa, para responder a la decisión de varios partidos catalanes de celebrar una consulta sobre la secesión el 9 de noviembre. Es decir, hoy. Permítanme que les lea lo que Rajoy dijo en aquella ocasión, hace menos de un año:

"Aunque no sea costumbre, permítanme que me refiera a un asunto que está hoy de actualidad y es el anuncio realizado por varios partidos catalanes de plantear una consulta de autodeterminación. Quiero decirles con toda claridad que esa consulta no se va a celebrar, es inconstitucional y no se va a celebrar.

Lo que han planteado esta mañana algunos partidos políticos de Cataluña es radicalmente contrario a la Constitución y a la ley, esa iniciativa choca frontalmente con el fundamento mismo de la Constitución que es la indisoluble unidad de la nación española.

Por lo tanto, el Gobierno que presido no puede autorizar ni negociar sobre algo que es propiedad de todos los españoles. Solo al conjunto de los españoles, -el titular único de la soberanía-, les corresponde decir qué es España y cómo se organiza, y nadie puede privarles de ese derecho.

Ningún Gobierno puede ceder lo que corresponde a los españoles. Ni yo ni ningún presidente del Gobierno puede permitir o consentir que se prive a los españoles de lo que la Constitución y las leyes les garantiza.

Como presidente del Gobierno he jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, y por tanto les garantizo que esta consulta no se celebrará. Eso está fuera de toda discusión y de toda negociación.

Estas eran las palabras de Rajoy en diciembre pasado.

Pues bien, ya estamos a 9 de noviembre y la consulta se va a celebrar. Organizada por la Generalidad, tal como el propio gobierno de Artur Mas se ha encargado de aclarar por activa y por pasiva. Utilizando medios públicos y dinero público para preparar y publicitar la consulta. Con urnas, con mesas electorales y con locales de votación. Con campaña institucional de la Generalidad para alentar a la participación. Y con la propia Generalidad declarando, ayer mismo, que son ellos los que dan la orden de abrir los colegios electorales y los que se encargarán del supuesto recuento.

Que la consulta no vaya a tener ningún efecto jurídico, que no vaya a ser otra cosa que una farsa, no va a evitar que España sea de nuevo noticia en todo el mundo por permitir que una parte de la administración del Estado se salte las leyes y las sentencias del Constitucional ante la pasividad del presidente del gobierno y con la financiación que el presidente del Gobierno proporciona.

Desde aquella declaración, hace menos de once meses, Rajoy ha estado negociando en secreto con CIU y con el PSOE esa consulta que, según él, no se podía negociar, como ayer confirmaba uno de los participantes en esas reuniones. Desde aquella declaración, hace menos de once meses, Rajoy ha continuado financiando a un gobierno autónomo que no ocultaba ni sus planes ni sus pasos para celebrar esa consulta que, según Rajoy, no se iba a celebrar. Rajoy ha seguido proporcionando dinero nuestro a esos separatistas que, al final, someten hoy a todos los españoles a una nueva vejación.

Señor Rajoy, permítame decirle que es Vd un mentiroso y un mierda. Un mierda que, teniendo el poder necesario para evitar a los españoles todas las humillaciones, no les evita ninguna.

0
comentarios

Herramientas