Menú

A cuartos como primeros de grupo (69-96)

0

 Por Álex Diago

La selección española venció a Francia y se clasifica para los cuartos de final como primera de grupo. El parcial endosado a Les Bleus en el tercer cuarto fue la clave para que los galos no pudieran más que ir a remolque durante el resto del partido. Ahora, la selección dirigida por Sergio Scariolo espera el rival de cuartos de final, que saldrá del enfrentamiento del lunes entre las selecciones de Eslovenia y Finlandia en el grupo F.

Durante los primeros minutos del partido no hubo un claro dominador del choque. Pese a que España comenzó enchufada gracias a un gran Juan Carlos Navarro, las dos faltas señaladas sobre el jugador de Sant Feliú de Llobregat obligaron a su sustitución. La selección francesa entonces comenzó a igualar el ritmo de juego en el partido. Nicolas Batum lideraba al combinado bleu para mantener a Francia en el partido. Por España, fue Marc Gasol quien continuó su trabajo desde la pintura para sumar al equipo español. Sin embargo, los galos se marcharon al fin del primer cuarto liderando 22-21.

Si la película de los primeros 10 minutos había sido la igualdad máxima en el choque, la del segundo periodo sería un calco. Ambas selecciones ralentizaron el juego para conseguir mejores réditos. En ningún momento se consiguieron ventajas superiores a los cinco puntos, ya que ambas selecciones estaban vigilándose mutuamente durante el periodo. Con 38-39 en el marcador se llegó al descanso, donde España iba a experimentar un cambio radical.

Ese cambio radical comenzó tras el paso por los vestuarios. Un parcial de 2-10 de salida en menos de dos minutos desorientó a Francia, que veía como no era capaz de acercarse a la selección española. El trabajo de Marc Gasol en la pintura, y el de Rudy Fernández en el exterior dejaron fuera de combate durante gran parte del periodo a la selección francesa, a cuyo entrenador no le bastaba con pedir tiempos muertos para intentar arreglar el destrozo que había sufrido la defensa gala. 48-68 a falta de 10 minutos por jugarse y España con un pie en la primera plaza del grupo.

Traoré inauguró la anotación gala en el último cuarto. El seleccionador Sergio Scariolo aprovechó para dar minutos durante este periodo a jugadores menos habituales que no salían de inicio. La entrada de Victor Claver o Sergio Llull durante el último cuarto revolucionó por completo a la selección española, que seguía dominando y ofreciendo un gran juego a los espectadores presentes en el Siemens Arena de Vilnius. Pese a que la renta máxima que acumuló España fue de 33 puntos, al final se quedó en 27 (69-96). Pero con la satisfacción del deber cumplido y con la primera plaza del grupo E asegurada.

FRANCIA 69:(22+16+10+21): Batum (9), Albicy (8), Traore (16), Pietrus (2), y Diaw (5) –cinco inicial–; Seraphin (18), Kaudhi (1), De Colo (10), Tchicamboud (0)

ESPAÑA 96: (21+18+29+28): Calderón (0), Navarro (16), Fernández (15), P. Gasol (11), y M.Gasol (9) –cinco inicial–; Rubio (0), Llull (9), San Emeterio (4), Reyes (10), Claver (8), Ibaka (10) y Sada (4).

PABELLÓN: Siemens Arena, Vilnius

Foto: FIBA Europe

0
comentarios

Herramientas