Menú

¡¡Viva El Estilo Peppermill y La Hiperactividad!!

0

Qué bueno es el vídeo de “Corazón de Hielo”. Gracias por colgármelo ya que hacía tiempo que no lo veía y me ha vuelto a encantar. Es un vídeo que aguanta muy bien el paso del tiempo, al menos así lo siento yo, y eso es sinónimo de calidad.

 

Y qué pena el cierre del Museo Liberace. Menos mal que pudimos disfrutar de él en dos ocasiones. Una, cuando nos casamos en el 1999 en nuestro primer viaje a Las Vegas; y dos, años más tarde junto a Nancys. Precisamente en esta segunda visita descubrimos otra joya arquitectónica y decorativa: EL PEPPERMILL. ¡¡Qué cosa más bonita!!. Para todos aquellos que no lo conozcan les diré que es un restaurante-dinner abierto todo el día en el que lo mismo puedes desayunar inmensas tostadas con bacon a primerísima hora de la mañana como tomarte más de un cóctel (de lo más ordinario y etílico) a las siete de la tarde. Pero sin duda, lo mejor es su decoración: la combinación del rosa, turquesa, morado y negro es lo más de lo más. Si a ello le añades una imposible mezcla de cromados dorado y plateado, el terciopelo como única tapicería y un enmoquetado omnipresente en toda su extensión hace que este local sea la casa ideal para alguien con muy buen-mal gusto….Es decir, para alguien como tú y como yo. Tanto es así que a la nueva casita la hemos bautizado LA CASITA PEPPERMILL. Ojala podamos empezar la obra muy pronto.

 

Mientras tanto, el año ha comenzado con exceso de reuniones. Pero también con una promesa: dejar de beber cerveza entre semana y no fumar más de seis cigarros. Y lo he cumplido. ¿Y sabes una cosa?: Que no tengo mono. Así que estoy doblemente contento porque no soy tan adicto como pensaba; además mi cuerpo lo empieza a agradecer. Y así lo he comprobado con mi vuelta al gym después de tener a Julio, mi entrenador, abandonado desde el mes de julio.

 

Llevo unos días en estado de hiperactividad, con ganas de escribir, con ganas de concluir los asuntos pendientes, con deseos de quedarme en casa los fines de semana para revisar todos mis archivos de chucherías (que van desde fotos de Fabio a artículos de drogas escritos por Caudevilla, pasando por pósters de Pamela Anderson y joyitas mecaneras) y a la vez salir a descubrir algún local nocturno que nos vuelva a cautivar como el año pasado hizo EL FABULOSO.  El mes ha empezado con la sensación y necesidad de hacer de todo. Tanto es así que esta tarde después de un par de reuniones (menos mal que me acompaña Clarita Barral) he quedado con JUAN CARLOS MORENO para hacer la primera selección de las canciones que formarán parte del nuevo disco de NANCYS.

 

Así que llegaré tarde a casa, porque después tengo cita con Delfín para acompañarle a un evento en la tienda de Loewe de Madrid. Seguro que nos encontraremos en el portal de casa a tu vuelta del estudio de los SPAM donde acudís todos estos días para programar el directo de la nueva gira de Fangoria que dará comienzo el día 2 de Febrero en Valls (Tarragona). Aunque ese día estaremos un algo nerviosos voy a llamar a mi amigas Gema y Carina Potente para que vengan a vernos. 

 

Antes tenemos programados viajes a Granada (donde haréis un playback en una gala de Canal Sur y donde estará Merche actuando) y México DF, en plan relámpago durante tres días. Por cierto, me acaban de comunicar que nuestras bailarinas no vienen. Qué pena. Bueno, no se puede tener todo en esta vida….

 

Por cierto, mañana hemos quedado a cenar con Gatti. ¡¡Qué planazo!!!!

 

Besos.

 

Perdona, me olvida de lo más importante: has de bloquear la tarde del día 20 de Enero para acudir al funeral de nuestro Sigfrido Martín Begué. Desde aquí todo mi cariño y admiración hacia una de las personas más talentosas y divertidas que he conocido gracias a ti. 

Vamos a usar este espacio para comunicarnos, dejarnos recados, enseñarnos las fotos y noticias que descubrimos... para contarnos todas esas cosas que no nos da tiempo a comentar en el día a día. Esto es, en definitiva, un blog cerrado al que sólo tenemos acceso nosotros dos, una extensión de nuestra vida

Herramientas