Menú

20 trucos para ahorrar dinero en sus viajes

0
Travelers Notebook es una interesante web sobre viajes que suele publicar listados de trucos sobre los más variados temas, siempre alrededor del turismo, claro. Uno de los últimos nos ofrece 21 trucos para ahorrar dinero en nuestros viajes, y algunos de ellos son verdaderamente muy buenas ideas, así que les resumo los que tienen sentido por estas latitudes y añado otros de mi propia cosecha:

1. Planifique con tiempo
Si es posible tener claro cómo y cuando va a ser su viaje con el suficiente adelanto es probable que pueda ahorrar dinero al adquirirlo con antelación, ya que muchas agencias ofrecen descuentos en estos casos. Además, eso le puede permitir ajustarse mejor en las fechas (hay importantes diferencias de precio entre volar un día antes o uno después) y ahorrar también ahí.

2. Pida descuentos
A muchos el regateo nos resulta difícil, pero la realidad es que en muchas ocasiones podemos lograr descuentos si sabemos negociarlos, por ejemplo, cuando estamos mucho tiempo en el mismo alojamiento o si somos parte de un grupo grande.

3. Utilice una buena tarjeta de crédito
Para empezar hay que tener en cuenta las comisiones si decidimos comprar a crédito: las diferencias entre las que ofrecen unas empresas y otras pueden ser un primer modo de ahorrar. Por otro lado, hay tarjetas que nos ofrecen devolver parte de lo gastado, bien sea en dinero o en descuentos para ciertos tipos de compra, en una situación en la que gastamos más de lo normalcomo un viaje pueden ser un método de ahorro.

4. Pague con tarjeta de crédito en lugar de cambiar
Si nos encontramos en un país cuya moneda no sea la nuestra pagar con tarjeta de crédito todo lo que podamos es un método ideal de ahorrarnos las comisiones bancarias que nos cobran por cambiar moneda.

5. Elija malos horarios
Todos hemos visto cuando vamos a comprar nuestros billetes de tren o avión (sobre todo en los aviones) que hay vuelos a horarios imposibles que resultan más económicos. Sí, ya sé que hay pocas cosas más tristes que un aeropuerto de madrugada, pero si dada la naturaleza de nuestro viaje nos lo podemos permitir ésta es una excelente manera de ahorrar.

6. Busque y compare... precios
Entre agencias de viajes por el mismo paquete, entre distintos hoteles de la misma ciudad, entre diferentes vuelos, entre diferentes fechas... El turístico es un mercado con muchas empresas y muy competitivo y puede haber grandes diferencias de precio en servicios esencialmente idénticos. Como decía la publicidad: busque, compare y si lo encuentra más barato... cómprelo.

7. Comuníquese a través de internet
Bien sea a través del correo electrónico, de programas de mensajería o de aplicaciones de telefonía como Skype, utilizar internet para comunicarse con los que se han quedado en casa puede hacer que se ahorre cientos de euros en teléfono. ¡Y en prácticamente todos los sitios del mundo hay cafés o locutorios en los que conectarse!

8. Evite las tiendas de los aeropuertos
Sí, son prácticas, atractivas y muy socorridas si se nos ha olvidado algo... ¡y además los aeropuertos son tan aburridos! Pero la realidad es que las tiendas en las terminales suelen ser muy caras y, normalmente, también puede lograr que se descuenten parte de los impuestos habituales en cualquier otro comercio de la ciudad.

9. Utilice las city cards (o como se llamen)
Prácticamente todas las ciudades del mundo hay algún tipo de tarjeta turística con la que se puede entrar a varios sitios de interés (museos, monumentos, etc.) con importantes descuentos. Infórmese y podrá ahorrar unos cuantos euros.

10. La mejor manera de ahorrar dinero es... no perderlo
Sí, ya sé que parece una obviedad pero durante los viajes llevamos más dinero del habitual y no es tan extraño que se pueda perder. Además de ir con cuidado hay varias precauciones que se pueden tomar como lo que ya hemos comentado de utilizar más la tarjeta de crédito que el metálico, guardarlo en diferentes sitios de nuestra ropa o equipaje (así si lo perdemos o nos lo roban será sólo una parte)

11. Viaje en grupo
Ser parte de un grupo suele permitir hacer viajes más económicos que si se viaja en solitario, para empezar hay gastos que se pueden compartir como el alquiler de un coche, también es posible que nos hagan descuentos en algunos sitios y, finalmente, nos permitirá acceder a formas de alojamiento que al final resulten más económicas como las casas rurales o los apartamentos.

12. Viaje fuera de temporada
No siempre será posible, claro, pero en algunos destinos viajar fuera de lo que se considera la "temporada alta" puede suponerle ahorrarse hasta un 50%. Si tiene la opción, no lo dude.

13. Elija alojamientos en los que pueda cocinar
Uno de los grandes gastos de nuestros viajes suele ser la alimentación: desayunar, comer y cenar todos los días en restaurantes al final cuesta mucho dinero (siempre que no se trate de un "todo incluido", claro) incluso aunque no nos dejemos aconsejar por la Guía Michelin a la hora de elegir restaurante. Si nos alojamos en un apartamento o una casa rural en la que podamos hacer parte de las comidas tenga por seguro que ahorraremos bastante dinero.

14. No haga regalos
Vale, quedaremos fatal pero... ¿ha contado usted la cantidad de dinero que se gasta en comprar chorradas para familiares y amigos? Y si quiere demostrarles que se acordaba de ellos siempre puede mandar postales, que también son un recuerdo bonito.

15. Gorronee
Utilice las casas de sus familiares y amigos para alojarse, pero no abuse o no le dejarán volver :-).

16. Descubra los días del espectador o los días gratis
Muchos museos y no pocos espectáculos tienen días gratuitos o con importantes descuentos: el Prado de Madrid tiene entrada libre los domingos y en el MOMA de Nueva York te ahorrabas los 25 dólares de la entrada si ibas el viernes por la tarde. Es probable que haya colas y seguro que encontramos más gente de la habitual, pero no deja de ser una oportunidad de ahorrar.

17. Vaya en transporte público
Use el transporte público para moverse por la ciudad (en lugar del coche privado o los taxis) y, además, procure informarse de las formas para obtener un precio más económico por viaje: el metro de Nueva York, por ejemplo, ofrece tarjetas semanales y mensuales a un precio muy interesante y en los transportes de Madrid hay bonos de 10 viajes cuyo precio también es ventajoso.

18. Si va en coche, conduzca de una forma razonable
A pesar de lo que dicen los políticos una conducción ahorrativa no es sinónimo de ir más despacio, pero sí es cierto que controlando mejor el vehículo y teniendo en mente el consumo podemos ahorrar un porcentaje importable de combustible, lo que al final se traduce en bastante dinero. Pueden ver algunos consejos interesantes al respecto aquí.

19. Medite sus decisiones y no se arrepienta después
Pocas cosas habrá más costosas que algo que finalmente no nos guste: una mala comida será un gasto decepcionante y un hotel que luego tengamos que cambiar será un gasto doble y una incomodidad de primera, así que lo mejor es que lo pensemos bien, que nos informemos al máximo y que procuremos no cometer errores.

20. Olvide (casi) todo lo anterior
Sí, porque lo importante del viaje no es ahorrar unos pocos euros sino disfrutar. Entre racanear hasta aburrirnos mortalmente y derrochar hay un espacio óptimo que hay que saber encontrar, y obsesionarse con el dinero no suele ser el mejor camino. Ahorre, pero que eso no arruine sus vacaciones.
0
comentarios

Herramientas