Menú

Las 10 cosas más útiles que llevarse a un viaje

0
Veo un artículo en Matador Network sobre las cinco cosas que pueden sacarte de un problema cuando estás de viaje, pero aunque es útil su lista se me queda un poco corta y hay algunas cosas cuya practicidad tampoco tengo tan clara. El caso es que ese pequeño artículo me ha dado la idea de hacer mi propia lista de cosas útiles cuando estás de viaje. Como pueden ver, la he extendido a diez, debe ser que como me voy haciendo mayor cada vez necesito más objetos que me ayuden a superar los estragos de la edad.

La lista es la siguiente y, como todas estas listas incluye algunas obviedades sin las que creo que no estaría completa; he pensado en objetos que sirvan con cualquier clima y, por tanto, valgan para todos los destinos:

1. Documentación en regla
Esta es la principal obviedad, pero la de veces que nosotros mismos o algún amigo nos hemos dejado la documentación necesaria en casa o hemos descubierto el día antes de salir que teníamos el DNI caducado. Así que si van a viajar, y muy especialmente si van a hacerlo a extranjero o en avión, no olviden comprobar que tienen al día todos los papeles.

pasaportes


2. Una buena guía
Comprada y al menos ojeada antes de salir y que sea útil en la ciudad, la región o el país que piense visitar. Creo que es una gran ayuda a la hora de seleccionar lo que quiere ver y, desde luego, puede serlo también para otros aspectos prácticos del viaje. Por cierto, no es necesario que sea una guía editada como tal por una editorial (aunque a mí me gustan) si usted prefiere informarse a través de la red hágalo, lo importante es viajar informado, sea de una u otra forma.

3. Cámara de fotos
Si es usted aficionado a la fotografía no hace falta que se lo diga, pero si no lo es piense también en coger una cámara y amontonar algunos recuerdos del viaje de los que seguro que disfruta mucho a la vuelta.

4. Una tarjeta de crédito (con fondos, claro :-)
La mayor parte de las dificultades o eventualidades que puedan surgirle durante un viaje se solucionarán con dinero o necesitarán dinero para solucionarse, una tarjeta de crédito es prácticamente un seguro de vida cuando estamos fuera de casa. Además, pague todo lo que pueda con su tarjeta: se ahorrará cambiar de moneda (y el coste que esto comporta) y viajará con menos dinero en metálico, es decir, más seguro.

5. Un teléfono móvil (con saldo, claro :-)
Los móviles son sin duda uno de nuestros aliados más preciados cuando surge un problema y un canal comodísimo de comunicación con casa y con otros compañeros de viaje, haya o no haya emergencias. Si viaja al extranjero recuerde activar el servicio de roaming y enterarse de qué compañía local le ofrece las tarifas más competitivas.

6. Fortasec o similar
No digamos ya si viajamos a países en los que las condiciones sanitarias no son óptimas (por ejemplo Egipto o Marruecos, que son dos destinos habituales para los españoles) pero incluso en lugares más cercanos y con mejor nivel de vida es normal que nuestro estómago sufra: el propio viaje, los cambios de horario, la cocina diferente, el agua diferente... Y pocas cosas hay más incómodas si estamos de viaje que una buena diarrea. Un medicamento que solucione de raiz el problema es, se lo aseguro, un bien muy preciado en algunas ocasiones.

7. Toallitas de bebé o, en su defecto, kleenex
No es necesario que estemos sufriendo problemas estomacales para apreciar la utilidad de unas toallitas de bebé que en caso de apuro pueden servirnos para muchas cosas: limpiarnos, limpiar algo que vayamos a usar, refrescarnos y, por supuesto, para lo que están pensando. Si se nos acaban que el paquete de kleenex no falte de nuestra mochila.

8. Una mochila
Por supuesto, para llevar todo lo demás de la lista y lo que podamos comprar de la forma más cómoda y menos cansada y dejando nuestras manos libres para hacer fotos, apoyarnos, tocar las cosas de las tiendas, comer o, simplemente, andar más cómodos.

9. Una gorra o sombrero
Un artilugio más útil de lo que pueda parecer: nos protege del sol y también de la lluvia... y si lo elegimos bien nos da ese look de viajero experto tan cool :-).

10. Gafas de repuesto
Obviamente, esto sólo en caso de usar gafas, y muy especialmente si es miope. A partir de cierto grado de miopía sin gafas es muy incomodo pasear por la calle y practicamente imposible disfrutar de un viaje en el que queremos VER cosas. Puede que llevemos años usando las misma gafas sin problemas, pero ya saben ustedes como son las Leyes de Murphy, así que no sería tan extraño que esas mismas gafas que han sobrevido hasta varios terremotos se rompan el segundo día de unas vacaciones... y sin una óptica a en cientos de kilómetros a la redonda.

Incluso en el caso de que logre hacerse con un nuevo par, las incomodidades que le provoque el asunto pueden realmente fastidiarle un viaje y la solución es tan sencilla como poner una de sus gafas viejas en una funda dura en el fondo de la maleta. Yo creo que vale la pena, ¿no?

PD.: Las fotografías son del Consulado de Nigeria en Hong Kong, está página web, DKV Seguros y FreeFoto.com.
0
comentarios

Herramientas