Menú

Un resbalón que costó un bronce (68-72)

0

 

Por Alejandro Diago

Hay formas y formas de perder un partido. Pero que una de ellas sea que se escape el balón de las manos estando solo para encestarlo es una de las más crueles e injustas. Eso es lo que le ha pasado a Stojanovski, que a pocos segundos del final ha desaprovechado un tiro junto a la canasta que ha costado el partido a la selección de la A.R.Y. de Macedonia.

Se veía venir que este iba a ser un partido con un ritmo frenético desde los primeros minutos de juego. Ambas selecciones salieron dispuestas a conseguir la medalla de bronce. Las buenas defensas y el frenético ritmo de juego marcaron los primeros compases del partido. Sin embargo, pronto Rusia iba a asestar el primer golpe. Pequeña ventaja de 5 puntos que obligaba a los macedonios a parar el partido. Fue efectivo, ya que a falta de poco más de un minuto, los ex yugoslavos se situaron a dos puntos. Pero Antonov se encargó de poner el 13-17 al término de los primeros 10 minutos.

El aviso que había dado Rusia en el primer cuarto se reafirmó en el segundo. Parcial de 0-5 de salida que volvía a dar alas a Rusia. Obviamente, la ARY de Macedonia no se iba a dar por vencida y devolvió la igualdad al encuentro. A partir de este momento, el encuentro entró en una fase de rachas rusas que eran respondidas por los jugadores macedonios. Vitaly Fridzon cerraba la anotación del cuarto a 8 segundos del final. 30-36 al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, la selección de la A.R.Y. de Macedonia salió dispuesta a dar la vuelta a la tortilla. Pero Antic y Bo McCalebb lideraron a un conjunto ex yugoslavo lleno de confianza y carácter que pusieron en apuros a la Rusia de David Blatt. No obstante, ya estaba Andrei Kirilenko para sacar las castañas del fuego a los rusos y darles un balón de oxígeno. Pero lo que no pudo evitar la estrella de la NBA fue que el conjunto macedonio diera vida al encuentro gracias a dos tiros libres de Mirakovski. Con 10 minutos por jugarse, las espadas estaban en todo lo alto (50-52).

Vorontsevich abrió el marcador en el último cuarto, dando lugar a un ritmo de juego muy igualado y lleno de oportunidades para ambos equipos. Por primera vez en el partido, la selección macedonia fue liderando en el marcador. Pero tras varios minutos de alta tensión sobre el parqué, a falta de siete segundos para que el choque terminase Bo McCalebb asistió a Stojanovski para encestar una canasta que valía la prórroga. Ese balón se resbaló de las manos, no entró en el aro y certificó la victoria de Rusia (gracias a dos tiros libres de Aleksey Shved) por 68-72. Cruel final para la A.R.Y. de Macedonia.

Fotos: FIBA Europe

0
comentarios

Herramientas