Menú

La mejor versión de Pedrosa gana en Le Mans

0

Parece que el de Castellar del Vallés ha despertado del letargo que durante años le ha impedido ganar el título de la categoría reina. Dani Pedrosa ha dado en Francia una lección no sólo de cómo se pilota en lluvia y en solitario sino también de cómo se lucha cuerpo a cuerpo. Es la segunda victoria consecutiva del de Honda y, como ya ocurriera en Jerez, ésta ha sido incontestable.

Lo mejor, cómo hemos disfrutado con Dani con los adelantamientos a un viejo vecino de box, al italiano Andrea Dovizioso que a punto estuvo de conseguir su primer podio con Ducati, aunque al final se tuvo que conformar con la cuarta posición. Así que, tras este domingo en Francia, nadie puede poner en duda la candidatura de Dani Pedrosa al Mundial. Quizás estemos ante el mejor Dani, el más maduro y preparado para ganar, con garra, sin miedo y con ganas, no de contestar a quienes no confían en él sino de agradecer a quienes siempre estuvieron ahí.

Pero Honda no sólo está de enhorabuena con un Pedrosa venido a más, que ya es líder del Mundial, sino que ha fichado a un fuera de serie, que le da igual no haber corrido nunca en agua con una MotoGP y que le da igual tener que remontar cinco posiciones para subirse a un podio que al inicio de la carrera parecía inalcanzable. Sí, ese es Marc Márquez. Aunque partía desde la ‘pole’, el piloto leridano se hundió en la salida hasta la octava posición, incluso en ocasiones parecía que terminaría este Gran Premio de Francia incrustado en alguna puzolana. Pero las caídas de pilotos como Rossi, Bradl y los problemas de Lorenzo, unidos al buen hacer de este pequeño genio, le volvieron a colocar en el podio ante la fascinada mirada de todo ‘padock’. Quién se acuerda ahora en Honda de Stoner.

Y todo gran premio tiene su cara y también su cruz. La de Le Mans ha tenido forma de triple diapasón. Si bien es cierto que la Yamaha satélite del inglés Cal Crutchlow consiguió una meritoria segunda posición, las dos motos oficiales no tuvieron su mejor tarde. Rossi porque cuando parecía que haría podio se fue al suelo y Jorge porque perdió ritmo a mitad de carrera hasta caer hasta una decepcionante octava posición que seguro le ha tocado la fibra al piloto mallorquín, que es tercero en el Mundial detrás de las Hondas.

Victoria en MotoGP y también en Moto3. Esta es la categoría que de momento más podios españoles nos está dando. Viñales repitió en lo más alto del podio, con un Rins que nunca le perdió la rueda aunque sucumbió ante un Maverick superior, y un Salom que completó el podio con una meritoria tercera posición y sobre todo teniendo en cuenta que el piloto mallorquín salía dolorido e infriltrado.

Lo peor vino en Moto2. Pol Espargaró y Tito Rabat salieron a por la victoria desde la primera vuelta lo que les costó sendas caídas, debido a las condiciones de la pista, algo húmeda y fría. A veces tantas ganas, o mejor dicho, las ganas mal gestionadas te llevan a precipitarte y eso en motos se transforma en una caída segura. La caída de los españoles, también la de Nico Terol, la aprovechó Scott Redding que da un paso de gigante en el Mundial que ya lidera.

0
comentarios

Herramientas