Menú

¿Qué pasa con Fernando Alonso?

0

Según sus médicos, nada. Las pruebas que le han sido practicadas indican que el piloto está bien y que no tiene ninguna secuela del accidente sufrido el pasado 22 de febrero en Montmeló. El viento, una descarga, un desmayo, un problema en la dirección... Ya se ha dicho casi todo para explicar un accidente del que todavía no sabemos nada y del que hay muchas cosas que decir, y más cuando el equipo y el piloto, siguiendo las recomendaciones médicas, deciden ausentarse de un arranque de temporada especial para Alonso y para la escudería anglo- japonesa. Sin duda, la ausencia inédita de Fernando Alonso en Australia es el reflejo más claro de cómo han ido las cosas en McLaren Honda durante esta pretemporada donde no han logrado hacer ni un sólo simulacro de carrera.

Las cosas no va bien, y lo peor es que no sabemos cómo van realmente. Los problemas de equipo son secretos, las causas del accidente también lo son y pese a que los médicos han asegurado que Fernando está bien y él mismo grabó un video tras abandonar el hospital asegurando que su estado era bueno, lo cierto es que todo tiene un tufillo algo extraño.

Desde la fecha del accidente, el pasado 22 de febrero, hasta el arranque del Mundial el próximo 15 de Marzo, casi habrá transcurrido un mes. Es cierto que este tipo de impacto, donde los pilotos se enfrentan a una elevada deceleración, tienen su propio protocolo médico que en el caso de Fernando se percibe algo excesivo si su parte médico se ajusta a su estado real de salud, y su tratamiento al de un simple impacto. Pero el silencio sobre lo ocurrido en el interior del monaplaza de Fernando antes y durante el accidente hace pensar que hubo algo más y es de lo que se recupera realmente el asturiano.

Todo el mundo esperaba que el piloto español defendiera los intereses de su nueva escudería en la primera carrera del año, incluso su propio equipo aseguró hace sólo unos días que confiaban en la presencia de Fernando en Melbourne pese a que no estuviera al cien por cien. Pero las cosas en McLaren, una vez más, no han salido como se esperaba.

Decepción, pena, resignación, al menos entre la afición española e imagino que también Fernando Alonso debe estar dando vueltas a un cambio de colores que les está dando, de momento, más disgustos que alegrías. Sin duda si Fernando quería un reto, este es de dimensiones descomunales.

0
comentarios

Herramientas