Menú

Sachsering se escribe con 'H' de Honda

0

Mejor tiempo en entrenamiento, pole y carrera. El Gran Premio de Alemania ha devuelto a Marc Márquez la confianza que había perdido en su moto y todo gracias a la rectificación de Honda que ha vuelto al chasis del pasado año combinado con el basculante de esta temporada. En el circuito más corto del calendario las Hondas, incluida la de Dani Pedrosa, no han dado opción a las Yamahas y no será porque no lo intentaran. Primero lo hizo Jorge Lorenzo que firmó una extraordinaria salida que no fue suficiente para doblegar a los pilotos del ala dorada, después fue le turno de Valentino Rossi que remontó desde la sexta posición, dando cuenta incluso de su compañero de equipo, su verdadero rival este año. Pero el ritmo de las Hondas y su rendimiento en el último tramo de la carrera permitieron a sus dos pilotos firmar el primer doblete de la temporada demostrando que han vuelto, y al mismo nivel de los dos últimos años. El problema es que es demasiado tarde ya que se antoja complicado que Márquez pueda recortar una media de nueve puntos por carrera de aquí hasta el final del campeonato. Sólo un error o una lesión importante de los dos hombres de Yamaha permitirían al de Cervera acercarse a su tercer título.

Alcanzado el ecuador del campeonato parece que Rossi tiene bastante controlados a sus adversarios, el principal Jorge Lorenzo que está sufriendo mucho con los cambios hechos en el interior de su propio garaje y por su propia marca, cambios que están favoreciendo más al italiano que al mallorquín. Todos parecen querer que Valentino consiga su décimo título. Él sabe que será difícil tener en el futuro una moto mejor que la que tiene este año y que también será complicado que Márquez vuelve a encadenar un racha tan mala como la vivida hasta Alemania. Rossi es consciente de esta situación y es consciente también de que no es necesariamente el más fuerte pero sí el más listo.

Está administrando cada curva, cada punto y de momento desde que arrancó en Qatar el Mundial no ha perdido la primera posición en la general y eso le da confianza.

¿Quién no quiere que gane el Mundial Valentino Rossi? Pese a que estamos viendo a un Jorge Lorenzo muy centrado y con un pilotaje exquisito, Valentino tiene ángel y conquista dentro y fuera del país de la bota por eso siempre que adelanta una posición, adelante a quien adelante independientemente del circuito la afición se levanta, le aplaude, le acompaña hasta la meta.

Alemania ha dado un respiro a Honda y sobre todo a Marc Márquez, pero la agonía de recortar puntos seguirá tras las vacaciones.

0
comentarios

Herramientas