Menú

San Marino también es nuestro

0

Tres de tres, es el balance obtenido por nuestros pilotos en el circuito de Misano. Un nuevo triplete que se suma a los ya conseguidos esta temporada, el último en el gran premio de EEUU en Indianápolis. Está claro quien manda en las motos, y que las luchas por los títulos serán cosa de españoles. Sólo en Moto2 un inglés, Scott Redding, y un japonés Nakagami, pueden inquietar las aspiraciones de Pol Espargaró que con la victoria de este domingo se ha acercado a menos de una carrera al todavía líder, Scott Redding. Pero saboreemos bien estos triunfos españoles, porque un día echaremos la mirada atrás y les contaremos a nuestros hijos, o nuestros nietos, que hubo un tiempo en que nadie tosía a nuestros pilotos en el Mundial de Motociclismo. Les hablaremos de los más jóvenes que tenían atemorizados al resto de canteras de pilotos del mundo, con Salom, Viñales, Rins y Márquez sin dar opción a sus rivales. También les narraremos lo difícil que era ganar en Moto2 y cómo pese a la competencia al final terminábamos colando a alguien en el podio. Y se nos llenará la boca al recordar a figuras como Lorenzo, Pedrosa y un tal Márquez que por aquellos tiempos acaba de llegar a la categoría reina arrasando como si ya fuera una leyenda.

Por eso, grandes premios como el de San Marino son para el recuerdo. Pese a que en Moto3 no partíamos con la pole los nuestros batallaron copando al final los tres escalones del podio. El mejor y más fuerte fue Alex Rins que supo robarle con estilo la victoria a un Viñales que parecía cansado al final de carrera, pero que sin embargo conservó la segunda posición por delante de Álex Márquez. La épica en esta ocasión fue cosa de Pol Espargaró en Moto2, que aún partiendo de la pole tuvo que enfrentarse a su mayor miedo, los neumáticos usados, para dar caza al piloto japonés Nakagami que parece que se le resiste la victoria en esta categoría. Fue el único no español que se subió al podio en Misano ya que Rabat también sacó rentabilidad a su primera fila en parrilla cruzando tercero la línea de meta.

El broche a esta fiesta española la pusieron los pilotos de la categoría reina que, de nuevo, se llevaron todos los triunfos. Marc Márquez sigue líder tras Misano pero ojo porque parece que Lorenzo ha empezado su remontada particular. Segunda victoria consecutiva del mallorquín que ya está segundo en la general igualado a puntos con Dani Pedrosa, ambos a 34 del piloto leridano. Lorenzo tiró desde la primera curva y gestionó hasta el final el hueco de casi tres segundos que lograba en apenas un par de vueltas. Esta vez Márquez no pudo acercarse al vigente campeón, un susto en los primeros giros le separó demasiado de una posible lucha con el que se presenta como su máximo enemigo en su carrera a su primer título mundial en MotoGP, que le colaría en los libros de historia. Pese a ello no faltó el espectáculo. Primero se quitó a Rossi de en medio y luego a un Pedrosa que, tal y como reconoció él mismo al final de la carrera, no pudo hacer más, ni pudo ir más rápido. Lo ha dicho él, no lo hemos dicho los periodistas.

El duelo entre el campeón y el aspirante está servido. Además, desde San Marino Jorge cuenta en su moto con el cambio seamless, inspirados en los cambios que se usan en la Fórmula1, que hasta ahora le permitía a las Honda ganar valiosas décimas de segundo en cada una de las salidas de las curvas.

Antes de que el campeonato viaje al continente asiático, el circuito de Aragón espera una nueva fiesta del motociclismo, que en casa siempre tiene un gusto más dulce.

0
comentarios

Herramientas