Menú

Agres, un pueblo elegido por la mismísima Virgen

0
Cuenta la leyenda, o si quieren la historia, que hace siglos se incendió una iglesia en la ciudad de Alicante, con gran alarma de los fieles ya que en su interior se guardaba una imagen muy venerada de la Virgen.

Ante el fragor de la llamas y ni corta ni perezosa, la imagen decidió tomar las de Villadiego y salvarse de la quema, nunca mejor dicho, y resulta que fue a aterrizar, ante la sorpresa de un pastorcillo que por allí andaba, sobre la copa de un lidonero, especie de árbol también conocida como almez.

farol1


El pastorcillo (estas cosas siempre les pasan a los pastorcillos, claro que por entonces tampoco habría muchas más profesiones que elegir) corrió a contarles a sus paisanos lo que había ocurrido y, por supuesto, nadie le creyó hasta que la virgen, para probar la realidad de su aparición, le dio el brazo que le faltaba (pues estamos hablando de un pastorcillo manco), evidencia ante la cual el pueblo no pudo resistirse.

Les cuento todo esto porque esta leyenda de Virgen viajera tuvo lugar en Agres, un precioso pueblo de la sierra alicantina en el que he estado (de nuevo) este verano, y que es un lugar que les recomiendo vivamente cuando deseen practicar eso que últimamente se ha llamado turismo rural y que antes era ir por el campo.

Al fin y al cabo, si la misma Virgen lo eligió como destino final de su huída por algo será, ya que desde Alicante hay casi 80 kilómetros, es decir, tuvo donde elegir. Además, las vírgenes son muy suyas para aparecerse y, si lo piensan, verán que no hay santuario mariano que no esté en un lugar hermoso: Covadonga, Montserrat, Guadalupe...

Como les digo Agres está en la montaña alicantina, al norte de la provincia y en las cercanías de Alcoy. Concretamente sus empinadísimas calles se agarran como buenamente pueden a las faldas de la Sierra de Mariola, una bellísima montaña que es Parque Natural, estando el propio pueblo dentro del perímetro del espacio protegido.

Las cuestas por las que trepan las calles y las casas de Agres terminan en el punto neurálgico espiritual del pueblo: el convento construido en el lugar en el que, según la leyenda que ya les he contado, la Virgen se apareció al pastorcillo manco. Es un lugar curioso, llamativo e interesante, no excepcionalmente bello, aunque sí tiene unas vistas hermosas. Está en parte excavado en la roca y les recomiendo que no dejen de ver la sala en la que se ofrecen a la Virgen pequeñas figuras de cera reproduciendo la parte del cuerpo por cuya sanación se ruega, pues han de saber ustedes que la Madre de Dios de Agres tiene fama de muy milagrera.

convento02


El pueblo es hermoso además de empinado, conserva muy bien el carácter de los pequeños pueblecitos montañeros de la zona, que muchos de ellos ya han perdido. Las casas están cuidadas, varias fuentes antiguas ofrecen un agua serrana y fresca y su minúscula plaza es, en su modestia, una delicia que nos habla de lugares pequeños y pobres, como lo era Agres y como lo eran la mayor parte de los pueblos de los alrededores.

Además del encanto del propio pueblo, es una buena base para algunas excursiones muy interesantes por el Parque Natural de la Sierra de Mariola, por ejemplo: junto al camino del convento una vía forestal nos lleva hacia arriba entre bosques de pinos y, en tan sólo hora media, llegaremos a un impresionante nevero, una de las estructuras que se construían en las montañas para almacenar nieve durante el invierno y de las que todavía se conservan varias por la zona.

Desde allí, si disponen de tiempo (varias horas) es posible aventurarse hasta el punto más alto de Mariola, el pico Montcabrer de casi 1.400 metros. Obviamente es una buena caminata y hay algunas cuestas imponentes pero no necesitará un estado de forma de deportista profesional para llegar a la cima y disfrutar de las impresionantes vistas.

Más todavía: en los alrededores encontrarán otras localidades muy interesantes como Bocairente, Cocentaina o la propia Alcoy. Y también está muy cerca el Puerto de Beniarrés del que les hablé hace poco.

En resumen, vayan ya, no es necesario que esperen a que su iglesia se queme.
0
comentarios

Herramientas