Menú

¿Debemos dejar de viajar a países no democráticos?

15

Hace unos días publiqué en estas mismas páginas un artículo sobre una ciudad de Marruecos, Marrakech, que he visitado recientemente y que me parece un excelente y recomendable destino para viajar. He de reconocer que probablemente no elegí el mejor momento, pero siempre he tratado de desligar el desarrollo de este blog de cuestiones políticas que se tratan pormenorizadamente – yo mismo lo hago en ocasiones – en otras secciones de Libertad Digital.

Sin embargo, a muchos de los lectores les debió parecer especialmente poco adecuado hablar de un lugar de Marruecos en el mismo momento en el que ese país está siendo protagonista de unos acontecimientos cuanto menos lamentables, y lo dejaron muy claro en los comentarios.

Alrededor de la críticas recibidas (y que por supuesto recibo y acepto con deportividad) surge otra pregunta que creo que podemos hacernos todos y que es materia para una reflexión interesante e importante: ¿debemos viajar a países cuyo sistema político no sea democrático? ¿Es lícito visitar como turistas lugares en los que el Estado no respete los derechos humanos?

La primera respuesta que a uno le sale casi de las tripas es que no, que en nuestra defensa personal de conceptos tan elevados e importantes como la libertad, los derechos humanos y la democracia una de las vías debe ser no relacionarnos en absoluto con países en los que no se respeten estos valores.

Pero la cosa no es tan sencilla

En primer lugar y desde un punto de vista puramente egoísta porque la democracia y la libertad son bienes escasos en el mundo y mantener esa severidad nos impediría visitar prácticamente todos los países de África o casi todas las sociedades musulmanas del mundo.

Pero en segundo lugar porque, y esto es más importante, creo que el efecto que el turismo puede tener en determinadas sociedades y frente a algunos sistemas políticos es más positivo que negativo.

Es decir, probablemente nuestras divisas den a países como Cuba aire para prolongar la agonía y no caer de forma todavía más estrepitosa, pero desde un punto de vista más sutil y más a largo plazo el contacto con el turista extranjero va minando las bases ideológicas, sociales y culturales que regímenes como el cubano intentan imponer a su pueblo.

En este sentido, creo que lo ocurrido en España es un buen ejemplo de esto: por supuesto el franquismo no cayó gracias a las europeas que empezaron a llenar nuestras playas de muslo y bikini, pero creo que sí contribuyeron de forma significativa a que nuestra sociedad fuese cambiando hasta que prolongar el régimen resultó materialmente imposible una vez muerto Franco.

También es cierto que el franquismo, con sus muchos defectos y no pocos crímenes, no era un régimen totalitario al nivel de países como China o Cuba, por poner dos ejemplos, de hecho probablemente la España de Franco era incluso un país algo más libre que el actual Marruecos.

Volviendo al problema de partida, otro punto que creo que debemos tener en cuenta es que el turismo no sólo da divisas a los regímenes, sino que suele ser una pieza importante en la economía de muchos países y, por tanto, uno de los modos más eficaces de que la gente salga de la miseria en la que la sumen, precisamente, los sistemas dictatoriales que sufren.

Y esa mejora económica casi siempre es el primer paso para que la gente empiece a reclamar con otra fuerza y otra eficacia esa libertad que bastante valor tiene por sí misma y que, además, normalmente les impide acceder definitivamente a la prosperidad.

Por supuesto, pese a estas razones me parece legítimo que decidamos no viajar a países así por convicción, por comodidad o por la razón que sea, pero también creo que es éticamente aceptable visitarlos, especialmente si no pasamos por ellos como una maleta y, dentro de las habitualmente limitadas posibilidades que nos suelen dar nuestras vacaciones, somos capaces de, al menos, enterarnos un poco de lo que pasa por allí y no dejarnos engañar por los decorados y las mentiras de la propaganda oficial.

Y NO DEJE DE VER NUESTRA GALERÍA DE DESTINOS TURÍSTICOS POCO DEMOCRÁTICOS

15
comentarios
1 Kiko, día

A mí, sin embargo, me parece autoconvencerse de que no pasa nada por visitar estos países y de que, incluso, les ayudamos. Yo me he autoimpuesto la penitencia de dejar de visitar países que me encantaría por tener regímenes autoritarios y considero que hoy por hoy ningún ciudadano de ninguna de las dictaduras del mundo necesita ver un turista para comparar. Por eso, prefiero no colaborar económicamente con estos países.

2 miguel, día

Yo voy a seguir visitando paises con dictadura. Claro los que se niegan a visitarlos, prefieren que los visiten solo las ONGs gubernamentales y las delegaciones políticas. No hay que confundir el pais con las personas que forman ese país. Prefiero la ayuda directa y el contacto con esas personas, que la oficial. Me imagino que los que están a favor de no visitarlo también estarán a favor de que los ciudadanos de esos paises nos visiten.

3 Jorge, día

Yo tengo una experiencia reciente, pues acabo de volver de Cuba. Y la verdad, me he sentido como un gusano. Lo primero que me pasó es que me mandaron un guía oficial de uno de los mayoristas cubanos. Este elemento, además de darnos los datos sobre vuelos interiores que habíamos contratado y sobre los que no teníamos ninguna información, se dedicó a informarnos, dizque amedrentarnos, sobre las malas consecuencias que tendrían comprar habanos en la calle, contratar un guía no oficial etc etc. Lo clásico en estos casos. Las frases que utilizaba, al mejor estilo Corleone: "...sería muy desagradable tener que pasar por comisaría durante sus vacaciones"."Uno no desea tener un mal rato cuando viene a disfrutar..." Un sicario de suburbio neoyorquino, vamos. Lo segundo, las divisas. Pesos cubanos, pesos convertibles y comisiones de tarjetas de crédito. Te sientes como un miserable cuando cambias moneda a pesos convertibles. Los precios en Cuba son bastante "occidentales" puesto que los pagas en pesos convertibles. Luego te das cuenta de que las personas cubanas tienen otra moneda cuyo valor es inferior al del papel en el que está representada la moneda. En definitiva, cuando cambias dinero le estas danto a Castro las divisas extranjeras que luego le convierten en uno de los tiranos más ricos del mundo. Hay que joderse (con perdón) Así que, tras esta agridulce experiencia, nos hemos propuesto que tardaremos en volver a un país sin democracia y progreso. Como descargo, diré que, por ejemplo en Indonesia, las cosas no eran así y a pesar de haber una dictadura, las cosas eran algo más decentes.

4 JL Sardiñas, día

Sinceramente si esta es una forma de dormir tranquilo por las noches después de dejar dinero a los regímenes que tan eufemísticamente llama "no democráticos" (como si todas las democracias fueran libres) está claro que es libre de hacerlo... Yo como cubano tengo claro que nunca en la vida viajaré a dejarle dinero a ninguna dictadura ni a ningún país que las ayude, justifique o incluso defienda de manera institucional (como hace, por cierto, España) El problema, como usted comenta, es complejo, pero justificarse no lo soluciona. En mi caso, cualquier dinero que se lleve y se deje en Cuba termina en los bolsillos de la dictadura, porque solo se puede gastar en las tiendas y en los negocios del estado, que son los únicos que hay. Por eso no voy al país en que me tocó nacer, incluso teniendo allí mi familia, por eso le tengo una aversión tan grande a este gobierno que me ha hecho pedir la nacionalidad para poder actuar activamente en la tarea de sacarlos del sillón, y por eso creo que con las dictaduras no puede haber medias tintas. Actuar "civilizadamente" con una dictadura siempre será interpretado por sus miembros como una debilidad y aquellos que así se comporten serán tratados (con perdón) como el pito del sereno, modelo Moratinos y demás y demás... En fin, que lo dicho, que le cunda su turismo "no democrático" y que lo disfrute mucho. Un saludo

5 miguel, día

Sardiñas, supongo que tampoco pagarás impuestos en España, pues parte de ellos van a parar a los bolsillos de los Castro

6 Juan Antonio, día

en lo sustancial del artículo coincido con usted, excepto en la comparativa de las libertades entre la España franquista y el actual Marruecos. España era mucho más libre entonces que la tiranía actual de Marruecos.

7 Harley1199, día

Nunca he viajado a regímenes totalitarios. Mi dinero es para aquellos, pobres o ricos, que viven con alguna libertad y donde acordarte de la familia de los gobernantes no es delito. Quiero ir a Cuba pero me aguanto...así de sencillo

8 Carlos, día

Comparar China con Cuba o Marruecos es risible

9 jlh, día

Pero bueno, ¿a que viene este alegato antifranquista? Lo que menos me espero cuando leo LD es un rollete políticamente correcto tipo esta crítica estereotipada al franquismo.

10 Ana, día

Ya quisiera yo en España tener muchas cosas y valores que tienen en Marruecos. Para conocer una cultura no basta con ir en plan turista y con un montón de prejuicios en la maleta. No todo es meter un papelito en una urna y derrochar el dinero. En cuanto al franquismo, pagaba lo que fuese por volver a ese tiempo con los adelantos técnicos de ahora. Es que yo sí estaba y sé la realidad que tantos se empeñan en falsear. Yo no veo la libertad que se supone he ganado por ningún lado, por más que busco no la veo. Solo me veo cada vez más limitada y asqueada de lo que veo.

11 franciscomarrero, día

Esa es una situacion que me atormenta, viajo a Cuba a ver a mi novio, soy consciente de que mi dinero va a parar a las arcas de Castro pero si no voy es peor porque el hombre no tiene ni pa comer ni que ponerse; entre el cerebro y el corazon me he decidio por lo segundo, como yo hay mucha gente españoles y cubanos que tienen seres queridos alla y son rehenes de esos sátrapas, rezo para que toda esa basura acabe pronto.

12 miguel, día

¿Debemos dejar de comprar artículos de países con dictadura? ¿Debemos dejar que trabajen en España ciudadanos de paises que vienen de las dictaduras y que luego envían remesas da esos paises? ¿Debemos de visitar paises que colaboran con esas dictaduras (ej España con Marruecos?.... Una discusión tonta a mi parecer. Esa desde luego no es la solución, pues a los que principalmente afecta es a los mas pobres y desfavorecidos.

13 petunia, día

ola soy petunia y tu....

14 turismo isla de margarita, día

Ven a disfrutar de la bella Isla de margarita, Venezuela, contamos con un variedad de playas con aguas cristalinas, hoteles 3,4 y 5 estrellas con planes todo incluido y frente al mar. Si su destino es visitar otros encantos de nuestra geografía nacional te llevamos al archipiélago de los Roques, o al salto de agua más alto del mundo como lo es EL SALTO ÁNGEL. margaritawings.com.ve

15 PabloRodriguez, día

Es posible que muchas personas opinan que si es necesario, sin embargo se sabe que muchos empresarios deciden viajar a países extranjeros con la intención de comprar en china u otra nación cualquier tipo de productos para sus empresas, es necesario (en caso de que esto ocurra) visitar la página de https://www.importardechina.cl/comprar-en-yiwu-china/

Herramientas