Menú

Cuenta atrás para las dos ruedas

1

Una vez que empiezas ya no puedes parar y, si además se añaden nuevos protagonistas, el vicio queda complacido. Me refiero, claro, a que la temporada de Fórmula 1 ya no está sola. El Mundial de motociclismo arranca en cinco días en Qatar. Se puede decir que la temporada de las carreras ya ha empezado. No falta nadie.

Si en el Mundial de F1 vimos novedades, las motos este año no se quedan atrás. Se estrenan dos cilindradas nuevas, Moto3 y las nuevas MotosGP de 1000cc. En la categoría reina este año, además, incluyen las CRT. El Mundial se reinventa a golpe de recortes y por la necesidad de hacer más rentable un deporte que, por ejemplo en la categoría de MotoGP, se había convertido en un campeonato donde sólo peleaban por el triunfo las tres grandes marcas, una escalada técnica y económica que sólo unos cuantos equipos podían seguir. La solución, dar entrada a motos con motor de calle y con un chasis de competición. Abaratar costes permite que puedan participar más equipos y sembrar la parrilla de más motos que hagan lucir una categoría que se había quedado raquítica.

Pero la presencia más motos no tiene porqué significar más espectáculo. La CRT más rápida en los test de pretemporada, rodó 1,8 segundos más lenta que las motos oficiales, aunque la media estuvo en tres y cuatro segundos. Un mundo que seguro hará que veamos dos carreras, la que se lidie por el podio y la que se trabaje desde atrás. Pero esta situación no es nueva, pues en los años noventa las motos oficiales convivieron con motos de menor categoría. Poco o nada inquietan a los favoritos las nuevas motos, que seguro doblarán muchas veces a lo largo de la temporada.

Si hablamos de pilotos, el máximo favorito a revalidar el título es el vigente campeón, Casey Stoner, que quiere estrenar su paternidad demostrando que es el mismo. Que Alejandra, que así se llama su hija, no le ha hecho ser más conservador y sigue siendo el rey del crono. Durante los entrenamientos de pretemporada, al australiano no le ha faltado la competencia, ni dentro de su propio equipo con un Dani Pedrosa con ganas de demostrar que las quinielas que apuntaron un día a que sería campeón del mundo en MotoGP no se equivocaban.

Pero tampoco le faltan a Stoner adversarios fuera de Honda. Las Yamahas se manejan como pez en el agua con las 1000 y se nota en la cara de Jorge Lorenzo, ansioso por volver a la batalla cual gladiador. También parece que han mejorado las Ducati, aunque no lo suficiente. En el primer entrenamiento de Malasia dejaron muy buenas sensaciones, pero tan pronto como el resto se puso las pilas, las máquinas italianas abandonaron las primeras posiciones.

Tanto es así que Valentino Rossi, que fue el más rápido con la Ducati, aseguró en Jerez que las cosas no habían salido como se esperaban en el equipo italiano. Y lo que es peor: aún hasta al menos dentro de un mes la Desmosedici no podría disponer de nuevos componentes que permitan su desarrollo. Desesperación para el nueve veces campeón del mundo, que ve cómo pasan los años y uno de sus últimos sueños, ganar el Mundial también con Ducati, se desvanece.

Ojo con Álvaro Bautista, que ha recalado este año en un equipo que sabe lo hace. El toledano corre esta temporada a los órdenes de Fausto Gresini con la moto que debió ser del malogrado Marco Simoncelli. Un buen equipo, casi oficial, que sabe cómo poner a punto la moto. Si le unimos la fantástica temporada que el español firmó el pasado año, podemos predecir que Bautista seguro hará un muy buen papel. Quizás sea este año en el que se estrene subiendo al podio, ¿por qué no?

En cuanto al resto de categorías, mucho sabor español. En la recién inaugurada Moto3, Maverick Viñales ha volado con su moto. Nadie ha conseguido seguir su ritmo y ya el año pasado demostró que la juventud es un tesoro y que lo suyo es la velocidad. Estoy convencida de que este piloto catalán será campeón del mundo y, si no lo es este año, que no me extrañaría, lo será el próximo.

En Moto2, más competencia que nunca. Sube de las desaparecidas 125cc el vigente campeón, Nico Terol y Toni Elías baja de MotoGP. Pero todas las miradas están puestas en un hombre. Marc Márquez se ha perdido dos de los tres entrenamientos, por la lesión en el ojo que arrastraba desde el final de la temporada pasada, pero si alguien es capaz de sobreponerse y estar ahí delante pese a las adversidades ése es Marc.

Ganas, muchas ganas de que empiece el Mundial y, además, hacerlo de noche y en medio de la inmensidad del desierto qatarí, mejora y mucho el inicio del espectáculo. El objetivo no debe ser otro que igualar la marca de hace dos temporadas, cuando los nuestros se impusieron en las tres categorías, copando también los subcampeonatos de cada una de ellas. Un sueño que dejó de serlo porque se convirtió en realidad y este año vuelve a ser posible.

1
comentarios
1 FILI, día

Hola Lucía... Como siempre, buen análisis... La temporada de Moto GP va a ser un aburrimiento, como ultimamente, y ahora con las CRT más... Pero querida Lucía, las motos y más en España, no son solo las de velocidad. Toni Bou acaba de ganar su 11 mundial de trial (6 bajo techo y 5 al aire libre), Iván Cervantes ha ganado la primera prueba del mundial de enduro en la categoría E2 (250 2T y 450 4T)... Pero a nadie le importa, solo importan los mundiales de velocidad de un piloto en el que un piloto, que solo ha ganado tres míseros mundiales, está detenido (según su información) por "chanchullear" el examen de patrón de yate... Pero bueno Lucía, a ver si un día se te escapa hablar de los otros grandes campeones españoles de motociclismo... Un abrazo. Fili www.fili@2y4t.com

Herramientas