Menú

Victoria a lo campeón de Alonso

9

No ha habido lluvia, ni coches accidentados, ni Safety Car. Esta vez, la carrera de Fernando Alonso en Alemania ha sido simplemente perfecta. Impecable. Salió bien, aguantó correctamente a Vettel, acertaron en Ferrari con la estrategia en Ferrari, y pudo con los envites finales del McLaren de Jenson Button. No falló nada, tampoco los neumáticos.

El piloto español condujo al límite las 67 vueltas de carrera y desesperó a todo un bicampeón del Mundo, Sebastian Vettel, que además jugaba en casa y que cruzó la línea que separa lo legal de lo prohibido en el adelantamiento a Jenson Button, en los últimos compases del gran premio. Él asegura que no quería tocarse con el inglés y que por eso se salió de la pista, demasiadas excusas para una maniobra de dudosa legalidad y que finalmente fue penalizada por la FIA con 20 segundos. Consecuencia: Vettel perdía el podio, dándole la segunda posición a Button y permitiendo que Raikkonen subiera al cajón en Alemania.

Fernando Alonso ha demostrado que si bien en la victoria de Valencia intervinieron muchos factores, en Alemania los principales, el coche y el piloto, han demostrado estar al nivel para ganar, este año sí, el Mundial. Al asturiano se le ve concentrado. Prueba de ello, la pole lograda el sábado en mojado. Fallar era fácil, pero él no lo hizo y bordó su vuelta. Además, el F2012 está respondiendo a las expectativas en todo tipo de condiciones y circunstancias.

Después de dos años sufriendo parece que nos ha llegado el momento de disfrutar, y lo cierto es que en Hockenheim lo hemos hecho. Es cierto que se ha sufrido un poco, pero este sufrimiento es de otra clase. ¿Quién no daba por perdida la primera posición cuando Vettel se aproximó en exceso tras la parada? ¿Y quién no creyó que sería Button el que podría con el asturiano después de deshacerse del de Red Bull sin demasiados problemas? Quizás el único que sabía de su capacidad para contener los ataques de estos dos campeones era el propio Fernando, gracias a esa sangre fría que tantas carreras le ha hecho ganar. Hoy ya son 30.

Una victoria importantísima, sin duda, para la moral de Alonso y del equipo, pero sobre todo clave en la lucha por el campeonato, ya que Webber, rival directo del español, cruzó octavo la línea de meta mientras que Hamilton no consiguió terminar el gran premio. Una decepción para el inglés, que tras los cambios hechos en el diseño de los pontones de su monoplaza parecía que recuperaría el dominio que se esperaba al inicio de temporada. Pero el inglés no tuvo su día. Incluso mostró su lado más egocéntrico metiéndose donde no le llamaban. El adelantamiento a Vettel cuando había sido doblado no sirvió para nada más que entorpecer a un piloto que luchaba por la victoria y demostrar el gran ego que viste el amigo.

En cambio Hockenheim supuso el regreso de Button al podio, después de desaparecer de los puestos de cabeza desde que ganara en el gran premio inaugural de Australia. De este modo, una de cal y una de arena para McLaren.

La distancia es ya considerable. 34 puntos separan en la general a Fernando Alonso de Mark Webber. Un buen colchón en un Mundial con tantos vaivenes en las primeras posiciones y tanta igualdad. Esto pinta bien. En una semana los Red Bull y los McLaren volverán a intentarlo. El circuito de Hungaroring es uno de los lugares talismán del asturiano y un lugar perfecto para consolidar la primera posición antes de la pausa del mes de agosto.

En definitiva, una carrera inolvidable, atractiva y apasionante. Ojalá todo fuera así en el día a día. Ese en el que el gobierno y la prima de riesgo nos asfixian y nos dejan a veces sin aliento para seguir. Pero este domingo el mensaje ha sido poderoso. Un profesional español conduciendo un monoplaza italiano diseñado por un ingeniero griego. ¿Cómo es la vida?

9
comentarios
1 Old Pilot, día

Hombre, yo aclararía las cosas en cuanto a que FA aguantó a todo un bicampeón. FA también lo es, subjetivamente pienso que de mayor envergadura, y creo que con razón, que frigodedo. Ya en su despunte era capaz de aguantar a un heptacampeón. Nos lo hizo pasar mal, porque seguimos sin saber qué nos deparan las gomas. Como decía Schumi esta semana, echamos de menos la competencia de las marcas y unos neumáticos decentes. La solidez roqueña del asturiano unida a su coco privilegiado, al menos en comparación con sus compañeros de pista, son insuperables, y esto no es de ahora.

2 lumastur, día

Ese último párrafo te ha quedado niquelao, Old, je,je. No puedo estar más de acuerdo. Y efectivamente, me acuso de poca fé, yo también pensé durante mucho rato que Button nos acabaría birlando la victoria. La verdad es que daba la impresión de que Fernando iba al límite todo el rato, pero eso solo lo sabe él. Conociéndolo un poco, creo que iba todo lo rápido que podía dentro de un cierto miramiento para con las gomas. De hecho cuando no faltaban muchas vueltas para el final, Stella le tranquilizó diciéndole que las gomas del segundo stint estaban en muy buen estado, y por tanto las que llevaba entonces le aguantarían bien hasta el final. La siguiente en Hungaroring es de las favoritas de Alonso, un podio es posible y con ello nos iríamos a la segunda mitad del campeonato con muy buenas perspectivas. Saludos.

3 Old Pilot, día

La verdad es que aqui hablamos y comentamos y todas esas cosas, pero a mi se me saltan las lágrimas con este tio cada 2x3. Como me gustaría estar en su pellejo!!! Aunque también me gustaría estar en el de Pedro o en el de cualquier otro por ahí...jejeje

4 Guri, día

Gran victoria de Alonso, que demuestra tener lo que les falta a otros favoritos. No está de más recordar que en 2003 ganó su primera carrera (con Renault) en Hungaroring: salió en la pole, mantuvo el liderato de la carrera cada vez que entró en boxes... ¡y dobló a Schumacher! Por un pelo no hizo un Grand Chelem... Y también fué en Hungaroring (en 2006) donde dió una lección magistral de conducción con lluvia extrema tras salir 15ª y ponerse lider en unas pocas vueltas, aunque la carrera fué arruinada por una tuerca mal colocada.

5 Hernandeath, día

Sobre Alonso poco más que comentar, simplemente sublime. Pero quería comentar algo sobre la maniobra de Vettel. Una de las preguntas que más aparecen por los foros es por qué desde el muro no le dijeron a Vettel que dejara pasar a Button y que si no se lo dijeron es que no estaba tan claro. Yo creo que sí que estaba claro pero decidieron probar porque en caso de que fuera sancionado le daban a Webber 4 puntos extra dejando a Alonso a 34 en vez de a 38. Le están haciendo la cama a Vettel ahora como se le hicieron a Webber en su día en los ultra-honestos-y-limpios-sin-órdenes-de-equipo Red Bull?

6 FILITO, día

Gran victoria de Alonso, y pese a sus detractores, sigue siendo el mejor piloto que hay en la parrilla. Cualquiera de ellos es bueno con un coche bueno, pero cuando las cosas pintan pardas, saca a relucir su talento. Sobre Red Bull y el no avisar a Vettel, creo Hernandeath, que lo que dices no se ajusta a la realidad de Red Bull. Red Bull es Vettel, y pasará a cualquiera por encima con tal de beneficiar a su "niño bonito". El cambio de caja de cambios a Webber para alejarle de la pole (el cabreo de Mark era descomunal) y el no avisarle son detonantes de ello. No le avisaron porque se creen, en Red Bull, por encima del bien y del mal, esa mañana ya se había vuelto a burlar Newey de la FIA y creían que con el adelantamiento pasaría lo mismo, "que si no daba tiempo a reaccionar y dejarle pasar", "que si no le quería tocar", " que si no tuvimos tiempo a avisarle por radio", "que si la maniobra era legar para ellos"... Pero una vez pasó (lo del mapa motor), pero esto ya no les cuadraba y de ahí la sanción. Webber ha firmado su sentencia de muerte al renovar con Red Bull. Un saludo. Fili

7 Hernandeath, día

Es posible que tengas razón Fili, pero es una maniobra que le quita un buen puñado de puntos a Vettel. Se creerán por encima del bien y del mal pero tontos no son y sigo pensando que si decidieron probar es por el "y si no cuela le damos 4 puntos a Mark (y así no se nos queja)". La situación de Vettel puede ser comprometida. No ha sido nunca de mantener la calma y ahora tiene todo en contra, incluso su compañero que le aventaja en 10 puntos que tal y como está el mundial no es poco. Y si la situación de Vettel es comprometida, la de Red Bull ya ni te digo.

8 kemayuco, día

En la minipolémica discrepo abiertamente. No le avisaron porque no son tan listos. Los Redbull, sin tener grandes problemas, no deben sorprendernos por su "baja" fiabilidad. No decían que en la salida de silverstone, no funcionó el kers de Webber? Vettel, no rompió motor en Valencia?. Vamos, que no me lo creo. Se la comieron con patatas, y cualquier bulo que circule les dejará mejor parados que haberse equivocado así. Otro tema, recordáis que Jaimito dijo antes de empezar los libres, que Hockenheim parecía hecho para adelantar? Yo no retengo tantos datos al cabo de dos años, pero visto lo visto, lo que dijo no tiene ni pies ni cabeza. Dónde lo habrá leido? Y ya para terminar, "todo un bicampeón" a Vettel le sobra... un mundial lo ganó con el mejor coche, el equipo de su lado, etc, y el otro llegó a la última carrera con el mejor coche y el mundial perdido. Que no Lucia, que puede ser un superpiloto, pero no lo ha demostrado aún. Es más, parece que no es un superpiloto desde que lo dejaron sin soplado en las curvas.

9 alonsista, día

Asumamos que el Mundial, sin estar decidido, se encuentra en situación muy favorable para Alonso, que se marcó una carrera excelente con un F2012 cada vez más competitivo. Empezó siendo el sexto o séptimo de la parrilla como mucho, en Barcelona era el cuarto y a día de hoy apenas hay diferencias entre Red Bull, McLaren y Ferrari viendo el desarrollo de la carrera. La diferencia la ponen las gomas, que parece que Alonso las cuidó con mimo en cada tanda, al ver que el desarrollo fue idéntico: tras unas primeras vueltas de agobio, al final siempre rodaba un poco mejor que los demás. Respecto a Webber y Vettel, el primero es el segundo y el segundo el primero. Vamos, que Webber sólo tiene la función de restarle puntos a los demás y Newey y Marko ya le dejarán en su lugar como en 2010. Cuando Vettel adelantó a Button de forma un tanto dudosa, me dije: si le sancionan, una parte importante del mundial se les escapa. Y ya son 44 puntos, y salvo que en Milton Keynes vuelvan al dominio abrumador de antaño tras el verano, Alonso tiene cada vez más en su mano ser tricampeón. Se lo merece porque, sencillamente, lo está bordando.

Herramientas