Menú

Un paseo en barco a Doñana

3

Justo al lado de la antigua fábrica de hielo de Sanlúcar de Barrameda se coge el Real Fernando, un viejo barco con cierto encanto que recorre los últimos kilómetros del Guadalquivir y nos permite hacer una visita, corta y un tanto superficial pero muy agradable, al Parque Nacional de Doñana.

Es una excursión ideal para los peques: subir en barco es siempre una aventura para ellos; pero también para los mayores que podremos disfrutar de un paisaje absolutamente maravilloso y por partida doble: el propio río es en ese último tramo amplio, tranquilo y bello; y sus orillas, sobre todo la de Doñana, son un auténtico paraíso natural.

Como les decía, el barco inicia su viaje en Sanlúcar y desde allí toma dirección norte remontando el río. Pronto se acerca a la orilla opuesta y empezamos a disfrutar, bien que a cierta distancia, del paisaje del parque: bosques de retorcidos pinos que llegan hasta la orilla, alguna pequeña playa, zonas de marisma (aunque la marisma mayor está algo después)...

Incluso vamos teniendo la oportunidad de ver algunas muestras de la fauna que tanto valor da a Doñana. Por supuesto esto no es tan fácil, es obvio que los habitantes salvajes del parque no tienen entre sus aficiones dejarse ver como en una pasarela, pero aún así empezamos a ver distintos tipos de garzas y otras aves o incluso caballos cercanos a la orilla.

Dentro del parque

La excursión tiene una primera parada en el interior de Doñana que es, probablemente, el momento más interesante del día. Se acerca a la orilla y los pasajeros descendemos (no sin cierta parafernalia grotesco – cómica con las excursiones de abueletes) por una estrecha pasarela que nos lleva a lo que queda de un antiguo poblado de habitantes del coto.

Allí encontramos un grupo de chozas, algunas restauradas otras que todavía se usan aunque sólo sea como un peculiarísimo lugar de vacaciones. Las modestísimas casas nos dan una idea de cómo era la vida en el lugar, de una pobreza extrema a pesar de encontrarse un entorno maravilloso del que suponemos que no disfrutarían tanto como nosotros que tan sólo lo visitamos un rato para volver luego a nuestras comodidades del siglo XXI.

Además del poblado la parada incluye un paseo por el maravilloso pinar de Doñana. Son sólo cinco o diez minutos pero nos da una idea muy ajustada de la maravilla del parque y de la belleza de la naturaleza que nos rodea.

Por supuesto, la cosa sería mucho mejor si el ser humano español medio entendiese lo que significa frases como "por favor manténgase en silencio" y "respeten un poco su entorno", pero en general no podemos pedir a nuestros compatriotas (o al menos no a todos) que se comporten como seres educados o, al menos, civilizados.

El paseo termina en un mirador abierto a una amplia explanada en el que, por unas rendijas para que no se levante demasiada bulla, si hay suerte podremos ver alguno de los bichos de la zona: unos corzos allá al fondo, una familia de jabalíes algo más cerca...

De nuevo al barco

Tras ese paso breve por el Parque Nacional se vuelve al barco y se cruza a la otra orilla. No directamente, claro, antes vemos grandes marismas; casas abandonadas en la orilla junto a las que pastan vacas y toros, probablemente reses bravas; flamencos; garzas...

Durante nuestra excursión fue en este tramo cuando el sol se abrió con algo más de decisión un hueco entre las numerosas nubes, dándole tonalidades nuevas al agua terrosa del Guadalquivir y avivando el color pálido de los flamencos.

La nueva parada, ahora en terreno del Parque Natural (la zona con un grado de protección menor que rodea Doñana) en un peculiar espacio verde despoblado de árboles y con más marismas y más flamencos y garzas y pájaros de otras especies.

Después ya sólo quedaba la vuelta, la lluvia (lo del sol era sólo una estratagema para confundirnos) y el buen sabor de haber conocido de una forma estupenda un rincón absolutamente único.

Y NO SE PIERDA NUESTRA GALERÍA DE IMÁGENES DE DOÑANA Y EL GUADALQUIVIR

3
comentarios
1 jose maria agramonte, día

doñana no tiene corzos

2 yang, día

Supra Shoes on hot sale now,we carry a large inventory from Supra Footwear, Including Supra Shoes,Supra Skytop And Supra Avenger,Supra Bandit,Supra Bullet.

3 Paracelso, día

Y para que puedas disfrutar de tu visita a Doñana sin que te coman los mosquitos, te recomiendo que sigas estos sencillos consejos de cómo prevenir sus picaduras http://www.elblogalternativo.com/2017/08/04/remedios-para-las-picaduras-de-mosquitos/ En resumen: aceites esenciales de citronela y geranio + complejo vitamíco rico en Tiamina=vitamina B1 (para alejarlos de ti) y si al final te pican... aceite de árbol del té. ¡Que disfrutes de las maravillas de Doñana!

Herramientas