Menú

Las garantías de la Constitución Soviética

13

 

Editorial del programa Sin Complejos del sábado 17/3/2012

Aleksandr Solzhenitsyn fue un escritor, historiador y disidente ruso, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1970.

Luchó en el ejército soviético contra los ocupantes alemanes entre 1941 y 1945, fecha en la que fue arrestado por verter críticas al régimen estalinista en una carta a un amigo. Fue condenado por ello a 8 años en un campo de concentración y a destierro perpetuo. En 1953, cumplida su condena y muerto Stalin, comienza a cumplir la pena de destierro en la provincia soviética de Kazajstan, dedicándose a escribir de manera furtiva sobre sus experiencias en el Gulag comunista mientras daba clases en una escuela primaria.

Liberado y rehabilitado en 1956, logra publicar en 1962 su novela "Un día en la vida de Iván Denisovitch", que narra la historia de un prisionero en un campo de concentración soviético y es acogida con entusiasmo por muchos rusos, pero que le vuelve a poner en el punto de mira de las autoridades del régimen. A lo largo de la década de los sesenta escribiría otras cinco novelas, incluida "Pabellón del Cáncer", una de sus obras más famosas, aunque sólo consiguió que le publicaran dos de esas novelas. Las otras tuvieron que circular de manera clandestina. En 1969, Solzhenitsyn es expulsado de la Unión de Escritores Soviéticos, precisamente por denunciar la censura imperante en aquella dictadura.

Cuando le concedieron el Premio Nobel de Literatura en 1970, Solzhenitsyn se negó a ir a recoger el galardón a Estocolmo, ante el temor de que las autoridades comunistas no le dejaran volver a su país. Por aquel entonces ya estaba inmerso en la finalización de la que sería su obra cumbre, "Archipiélago Gulag", un ensayo sobre los inhumanos métodos de la policía política comunista y sobre los campos de concentración en que se basaba el sistema represivo soviético. Solzhenitsyn entrevistó, para escribir la obra, a más de 200 supervivientes de aquel infierno que se cobró la vida de tantos millones de rusos.

La primera versión del libro "Archipiélago Gulag" se perdió al ser detenida con el manuscrito la secretaria de Solzhenitsyn, que terminó suicidándose después de ser torturada por el KGB. La policía política comunista intentó asesinar al propio Solzhenitsyn en agosto de 1971, envenenándolo. Finalmente, el escritor consiguió sacar clandestinamente de Rusia otro manuscrito de la obra, cuya primera parte se publicó en París en 1973.

Ante el inmediato éxito internacional de "Archipiélago Gulag", las autoridades rusas reaccionaron retirando a Solzhenitsyn la ciudadanía, expulsándolo del país en 1974 y emprendiendo una sofisticada campaña de descrédito contra él. No volvería a su patria hasta 20 años más tarde, después de que en 1990 le devolvieran su condición de ciudadano ruso. Murió el 3 de agosto de 2008 en Moscú, a los 89 años de edad.

En una entrevista concedida a varios medios de comunicación occidentales después de su expulsión de la Unión Soviética, contaba Solzhenitsyn una anécdota que merece la pena resaltar. Explicaba el escritor su enorme sorpresa cuando, tras la muerte de Stalin, encontró un día en una librería de viejo un ejemplar de la Constitución Soviética de 1936 y vio cómo en esa Constitución se garantizaba a los ciudadanos la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de reunión y la libertad de asociación. Y cómo se declaraba también el derecho a no ser detenido ni condenado arbitrariamente, así como la inviolabilidad del domicilio y de la correspondencia personal.

¡En el régimen del Gulag - se sorprendió Solzhenitsyn - los ciudadanos contaban con derechos constitucionales básicos que hubieran debido impedir la propia existencia del Gulag! Pero el problema era, claro está, que aquella Constitución de 1936 no regía en la práctica. De hecho, la inmensa mayoría de los rusos, incluido Solzhenitsyn, desconocían su existencia. Y, aunque la hubieran conocido, a nadie se le habría ocurrido exigir su aplicación.

Las leyes, incluidas esas normas supremas llamadas constituciones, no sirven de nada cuando su inobservancia se convierte en norma, cuando su aplicación se transforma en un ejercicio de arbitrariedad.

De hecho, lo que diferencia a las dictaduras de las democracias no es el reconocimiento formal de los derechos de los ciudadanos, sino el cumplimiento de las leyes que los regulan. En una democracia, el ciudadano cuenta con mecanismos que le permiten exigir los derechos que tiene reconocidos legalmente. En una dictadura, los derechos no existen más que sobre el papel, sustituyéndose en la práctica por decisiones arbitrarias de quienes ostentan el poder.

Entre los dos extremos, entre el estado democrático perfecto y la dictadura más feroz, existen infinitos puntos intermedios, pudiéndose caracterizar la calidad democrática de un régimen sin más que analizar el grado de respeto a los derechos que la Ley consagra.

Hemos asistido estos días pasados a un espectáculo que deja bien las claras qué podemos esperar del nuevo reparto de poder político surgido tras las elecciones del 20 de noviembre pasado. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha convertido en papel mojado el derecho de los padres catalanes a elegir como lengua de enseñanza para sus hijos el idioma oficial reconocido en la Constitución de 1978. Y lo ha hecho contraviniendo las sentencias previas tanto del Tribunal Supremo como del Tribunal Constitucional. Y lo ha hecho sin que el gobierno del PP, con mayoría absoluta, haya reaccionado de manera inmediata para garantizar esos derechos constitucionales que la Generalidad de Cataluña persiste en vulnerar.

En España contamos con una constitución, sí, y esa constitución establece una serie de derechos para los ciudadanos. Pero no todos esos derechos tienen validez absoluta, estando sometidos muchos de ellos al arbitrio del poder político. El derecho a la propia lengua, por ejemplo, se ve violentado en Cataluña con la tolerancia del gobierno central, mientras que en Galicia o en Valencia es el propio Partido Popular el que viola directamente ese derecho, sin necesidad de ninguna ayuda de partidos nacionalistas.

Ninguno de los partidos mayoritarios está dispuesto, a lo que parece, a respetar nuestros derechos en materia lingüística. Lo cual plantea con meridiana claridad que la pelea en la que estamos inmersos no es una lucha entre derechas e izquierdas, ni entre nacionalismo y centralismo. Es, por el contrario, una lucha entre los ciudadanos a los que la Constitución reconoce una serie de derechos y la clase política que se niega a respetar esos derechos que la Constitución les otorga.

En esa lucha, las armas son tremendamente desiguales: la clase política cuenta con el Boletín Oficial del Estado. Nosotros, solo contamos con nuestro voto. Pero, por esa misma razón, el hacer buen uso de ese voto resulta fundamental para garantizar que los derechos básicos expresados en la Constitución se respeten.

¿Quiere usted que sus derechos se respeten? Pues muy sencillo: no vote usted a quien le engaña, a quien le niega tus derechos o a quien no le defiende con todos los recursos que tiene a su alcance.

De otro modo, no habrá forma de evitar que alguien encuentre en el futuro, en alguna librería de viejo, un ejemplar de la Constitución de 1978 y se sorprenda, como Solzhenitsyn se sorprendió, al comprobar con qué naturalidad se ignoran las leyes supremas y los derechos que en ellas se consagran. 

13
comentarios
1 yimenyi, día

Pues yo no opino lo mismo. Ya lo dijo Rosa Díez: "La corrupción en España está generalizada", imagino que también UPyD en el porcentaje que corresponda estará carcomido. Aquí lo peor que tenemos son dos cosas: - Una constitución que han desbordado los políticos y en lugar de reformarla por la via legal, la quieren reformar por la vía de los hechos consumados. - Y un crimen perpetrado a principios de la década de los ochenta por los socialistas, que consiste en la eliminación de la independencia judicial. Lo que posibilita y acentúa claramente el desbordamiento de la constitución. Con lo que habrá que concluir que hay ciertos políticos españoles, principalmente socialistas y nacionalistas, que no han respetado escrupulosamente la legalidad, eso por decirlo suavemente. Creo que necesitamos una reforma constitucional en toda regla, que ponga en cuestión incluso la pertinencia de conservar el modelo monárquico actual y que integre los 17 alzamientos estatutarios (unos más agresivos que otros) en una sola norma fundamental. El problema que tiene esto, ya lo anticipó Rajoy hace años, creo que era él quién decía que si se abre ese melón va a ser muy difícil controlar lo que suceda a continuación. Mientras esto sucede, creo que se impone la necesidad de darle independencia al poder judicial, eso es lo que nos trae de cabeza. El senado debería ser la máxima instancia del poder judicial español, sede del consejo general del poder judicial y en cada demarcación provincial los representantes judiciales, como los políticos, deberían ser votados por el pueblo. El modelo actual está demostrado que ha fracasado y nos conduce hacia la arbitrariedad, la impunidad y la injusticia general, ya lo estamos viendo con el 11M. Saludos.

2 acastro, día

¡Qué gran artículo! Felicidades. Es para enmarcar. Para subrayar "... una lucha entre los ciudadanos a los que la Constitución reconoce una serie de derechos y la clase política que se niega a respetar esos derechos que la Constitución les otorga ... " Corregir ese problema, es un objetivo con el cual el 99% de los ciudadanos estaríamos de acuerdo y que es tan básico como ambicioso. De todas formas, también habría que modernizar la constitución. 1) La independencia del poder judicial ha sido reducida a su mínima expresión y está en la base de los mayores problemas que padece España. 2) La separación Iglesia Estado está tan mal resuelta que se deja una puerta trasera para evitar cargarse un concordato que lejos de ser un acuerdo entre estados es una pura cesión de privilegios de todo tipo al estado Vaticano y un agravio a otras confesiones. 3) La monarquía: No tengo nada contra Juan Carlos, me parece un tipo campechano, en muchos sentidos ejemplar, que siempre ha procurado servir a España, pero la monarquía como institución es un pegote obsoleto. Sus funciones ya no son necesarias. Es un florero caro e incómodo. Puestos a pedir, también habría que dar un buen repaso a una ley electoral que nos ha llevado a un bipartidismo corrupto por su carácter omnímodo y a un peso excesivo de las fuerzas independentistas en el conjunto de España. Los poderes políticos han encontrado la forma de ir reduciendo el poder de los ciudadanos sin quitarles el derecho a las urnas, que es insuficiente cuando la falta de normalidad democrática. Esta anormalidad conduce a una sociedad manipulada e intoxicada por los odios sembrados cuidadosamente por los políticos de uno y otro signo. Un odio que culminó, al menos de momento, con el 11-M, y que no hace sino ir a peor, y así seguirá mientra el PP o el PSOE estén en el poder.

3 DasBoot, día

Adoro (y me adhiero) a esa forma de quijotesca rebelion que protagoniza D. Luis. Lucha contra la masa borreguil con un arma que desconcierta a la mayoría: La Razón. Y no solo contra la masa borreguil, sino contra el "contubernio" de aquellos que manejan la politica y los medios de comunicacion, que son los que manejan a la masa para dirigirla y someterla.

4 robledal, día

Un desmentido a la derecha radical La decisión drástica del Ministerio del Interior de reducir el número de escoltas en el País Vasco y Navarra, por encima de la mitad, es la mejor muestra de que el Gobierno de Rajoy ha dado credibilidad al cese definitivo de ETA y ha desafiado, por tanto, a quienes, desde la derecha radical, pretenden su inmovilismo con el falso argumento de que la amenaza del terrorismo etarra continúa como antes del 20 de octubre, la fecha de la declaración de cese definitivo de la banda. No hay que olvidar que hace tan solo una semana, el exministro del Interior y europarlamentario del PP Jaime Mayor Oreja, erigido, desde hace ya tiempo, en portavoz político de la derecha radical, declaraba en La Gaceta que ETA volverá a matar tras las próximas elecciones vascas, en marzo de 2013, y que nada ha cambiado con la declaración de cese definitivo de la banda el pasado octubre. Ayer, el exvicelehendakari y exministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, paseando por Vitoria, cruzó delante de la sede del Parlamento vasco. Jáuregui, también sin protección, pensó que no había sesión al observar que no se producía el habitual trasiego de decenas de escoltas. Pero había sesión. Lo que sucedía es que a los parlamentarios ya les han retirado la escolta y la sede del Parlamento ofrecía, treinta años después, el paisaje de una Euskadi normalizada. http://politica.elpais.com/politica/2012/03/16/actualidad/1331928016_023381.html http://politica.elpais.com/politica/2012/03/16/actualidad/1331928016_023381.html

5 marceloa, día

bakea #63 En tu post dices: Yo la opinión que tengo respecto a la metralla en la bolsa de Vallecas es que se introdujo con la finalidad de orientar o encaminar el envío de muestras al laboratorio de la Policía Científica Pues yo creo recordar, (no he tenido acceso al sumario, así que si estoy equivocado corregidme), que la única muestra proveniente de los trenes y o las estaciones del 11M, fue la muestra M1 correspondiente a un polvo rosado, que encontraron ser polvo de extintor sin rastros de explosivo. Todos los demás análisis de la PC se hicieron sobre elementos provenientes de otros lugares, Kangoo, mochila de Vallecas, explosivos de Leganés, vías del AVE, etc. pero de los trenes solo la muestra M1. Por eso me extraña cuando oyes a gentes que dicen que se analizaron pocas muestras. Con el tema de la pericia parece que se llegaron a analizar unos pocos clavos y restos así, pero por la PC en su momento y forma, con las muestras recién tomadas y la cadena de custodia controlada, solo fue analizada una muestra. Parece increíble, pero mayor atentado de la historia, solo una.

6 robledal, día

Respeto para la memoria del 11-M Los atentados del 11-M asestaron un terrible golpe al conjunto de la sociedad española. Fueron de una brutalidad y de un alcance inéditos en un país ya muy baqueteado por el terrorismo. El daño causado a tantas familias fue enorme y ni siquiera el paso del tiempo podrá eliminarlo, aunque en parte lo mitigue. Una sociedad adulta, responsable y cohesionada dispone, sin embargo, de mecanismos para ir atenuando esa memoria del dolor. Algo que no logrará si atiende a quienes elucubran con conspiraciones y a quienes instrumentalizan políticamente el terror, cuando el caso está ya juzgado y condenado, y la "verdad jurídica" está establecida. Por ello, en adelante esperamos tanto del poder judicial como del político la mayor seriedad y la máxima discreción en este asunto de hiriente recuerdo. http://www.lavanguardia.com/opinion/editorial/20120315/54268689436/respeto-para-todas-las-victimas-del-11-m.html

7 marceloa, día

D. Luis Esta mañana escuchando su programa he vuelto a pensar como se puede manejar el lenguaje para que la gente crea cosas distintas a las que de verdad pasan. Llevamos un par de días escuchando que el gobierno ha autorizado a Repsol a explotar el petróleo de Canarias, lo que es una mentira como una casa pues en este momento nadie, ni Repsol ni el gobierno central, ni el de Canarias tiene la mas repajolera idea de si hay petróleo bajo las aguas de las islas. En alguna zona de Canarias existen condiciones que si se tiene suerte podrían haber generado hidrocarburos, y con algo mas de suerte se habrían generado en cantidades suficientes, y con todavía un poco más de suerte, habría rocas en el entorno capaces de almacenar una parte de estos hidrocarburos, y si ya somos superafortunados estas rocas tendrán la capacidad de dejarse sacar esos hidrocarburos. Repsol creo que desde hace mas de 20 años está tostando dinero en la investigación de esa zona, y desde hace un montón de años tiene concedidos unos permisos de investigación, en los que ha seguido gastando algunas decenas de millones de Euros, pero cada vez que se ha intentado completar la investigación haciendo un pozo para saber si de verdad los hidrocarburos estaban allí, se han paralizado las operaciones. Las causas, política interior, exterior, y mediopensionista. En fin, lo que se ha autorizado a Repsol es continuar con la investigación y supongo que tostar algunas centenas de euros en hacer un pozo. Si este tuviera resultados positivos, entonces, de acuerdo con la ley, Repsol tendrá que pedir una concesión de explotación al efecto. Pero de momento solo hay manipulacion, con las posiciones PSOE/gobierno de Canarias completamente tercermundistas. Solo falta que empiecen a hablar de la Pachamama.

8 robledal, día

Cuando el Rey mandó al jefe de su casa a cumplimentar a Pedro J. Cuando el Rey mandó al jefe de la Casa, Rafael Spottorno, a cumplimentar a Pedro J. al inicio del estallido del “escándalo Urdangarín”, sabía ya don Juan Carlos la que se avecinaba para su pecunio y el de su saga. Su objetivo máximo era desenganchar mediáticamente, y a toda prisa, a su querida hija Cristina de tamaño escándalo. ¡Al tiempo! Una de las posibilidades que se barajan es que la Infanta pida el divorcio de don Iñaki porque la impresión entre los asesores jurídicos que mascullan al oído del Monarca es que al exbalonmanista no le libra de la cárcel ni Matías Cortés ni Horacio Oliva… ni el presidente del FC Barcelona, entidad a la que perteneció como profesional. http://www.elconfidencial.com/opinion/palo-alto/2012/03/17/cuando-el-rey-mando-al-jefe-de-su-casa-a-cumplimentar-a-pedro-j-8880/

9 belga197, día

De aquellos polvos vienen estos lodos. Por supuesto nadie reconocerá que hace 30 años se hicieron las cosas mal. Y que se han seguido haciendo mal desde entonces. Y para que sigamos sin darnos cuenta, qué mejor que favorecer la división en bandos: PP/PSOE, CEOE/Sindicatos, izquierda/derecha, delante/detrás ¡Uno, dos, tres!

10 azzalea, día

Si algo ha conseguido Zapatero es la división y enfrentamiento entre españoles, y la reapertura de las heridas, apenas cerradas, como consecuencia de la guerra civil. Divide y vencerás. Lo mismo que en las Asociaciones de Víctimas del 11-M.

11 SidiNuño, día

cuánta razón en estas palabras querido D. Luis! Pero se queda incompleto... No sólo es el voto, sino la facultad de crear los instrumentos, distintos a los imperantes, a los que poder votar. Porque reformarlos ya han pasado los años suficientes para mostrarlo prácticamente imposible.

12 Picquart, día

marceloa Pues claro. ¿Petróleo en las Canarias? ¡Anda, no judas...! ¿Y qué hemos hecho nosotros hasta hoy? ¿Petróleo en las Canarias? ..... 8-O Basta con leer el editorial de hoy (ayer, 17, San Patricio) de "El País" amenazando de que de seguir por ese camino igual hasta Marruecos se rebota y todo y encima tendrían razón y todo (bendita PRISA).... ¿Petróleo en las Canarias? 8-O ¿Se enfada el sultansito? 8-0 Como el chiste del oso y el cazador... Hombre, tú (o el servico secreto que sea) habéis venido aquí a buscar un casus belli.... (¿Para qué estarán preparándonos....?)

13 danago, día

Para acastro: Coincido en lo de la excelencia del artículo. Discrepo, según cómo, en los añadidos de su comentario: Justo hoy, aniversario de la Pepa, de la que nos vienen bienes y males posteriores, conviene recordar que en Cádiz se pactó que la religión católica, en la línea de nuestra historia de siglos, sería la religión del Estado. Después hemos ido buscando no sólo la razonable separación de poderes, sino que se ha caído en varias persecuciones religiosas máximas en la historia, en la abjuración colectiva de la fe al tiempo que todo el país se corrompe, y le toca a Cáritas arreglar los platos rotos. De privilegios, hasta aquí, mínimos o ninguno que yo vea. Al contrario: sigue la iglesia haciendo un servicio impagable a la sociedad. Así que separación, de acuerdo. Pero denuncia, no. Más bien es la iglesia la que ha de denunciar al estado. Lo malo es que es tan floja, y con voz tan afónica, que ni está ni se la oye. Y sobre monarquía o no, digo que no soy juancarlista, pero prefiero una monarquía que sea de verdad aristocrática de espíritu y ejemplar. No me vale lo que veo, pero lo prefiero a cualquier república que nos haría salir otra vez con los pies por alto. ATENCIÓN: NUEVO HILO DEL BLOG

Herramientas