Menú

La Ría de Arosa, un lugar donde puede estar el paraíso

4

Un paso breve pero delicioso me ha permitido disfrutar recientemente de la ría de Arosa, especialmente de esos pequeños pedazos de tierra que son la Isla de la Toja y la península de O’Grove.

Para muchos de nosotros el nombre de La Toja tiene resonancias de jabones de toda la vida, aguas curativas y turismo decimonónico. Es un lugar que tiene eso, pero también tiene todo lo que podemos pedirle a un viaje no del siglo XIX sino del XXI: paisajes estupendos, gastronomía, hoteles de primera, golf y sí, claro, también balnearios y jabones.

De lo segundo más la marca y la tradición que otra cosa; de lo primero excelentes opciones para unos días de descanso o incluso para tratamientos médicos en el Hesperia Isla de la Toja, un excelente establecimiento quizá sin el encanto romántico del famoso Gran Hotel pero con todas las comodidades, casi diría lujos, de nuestra época.

Galicia en miniatura

Quizá la Toja sea pequeñita, que lo es y mucho, pero junto a ella tenemos la península de O’Grove, que tampoco es que sea muy grande pero sí que tiene la virtud de, siendo una parte pequeña, ser una muestra bastante fiel del gran todo que es Galicia: vamos, que es una comunidad en miniatura con todo lo que nos gusta de esa tierra: las rías, las playas, los bosques, los acantilados e incluso montañas.

Bueno, en realidad más colinas que montañas, aunque a escala sean grandes. Una de ellas, por cierto, es la que conocemos como el Mirador de Siradella: un alto en el que, además de poder frotarnos con una roca que supuestamente favorece el embarazo (sólo en las mujeres, claro), disfrutaremos de unas vistas maravillosas sobre la ría, la playa de A Lanzada el propio océano.

Un alto batido por un interminable viento que será el único sonido que escuchemos, un lugar excepcionalmente tranquilo y sosegado, de esos en los que se respira algo más que el aire puro, no se lo pierdan si tienen la oportunidad.

Desde Siradella, por cierto, se ve también la playa de A Lanzada, la más grande de Galicia y también una de las más bonitas de España: una larguísima lengua de arena, rota aquí y allá por salientes y curiosas formaciones rocosas y prácticamente libre de edificaciones y virgen, una delicia para mis ojos, tan acostumbrados a la fachada de altos apartamentos de otras costas.

Y si necesitamos un último y pragmático motivo para visitar la zona no pierdan de vista la comida: marisco del mejor de España, moluscos de todos los tipos, buena carne, mejor pescado, raciones generosas... un auténtico paraíso para los que entendemos sentarnos a la mesa como una etapa importante del viaje y no un trámite alimenticio.

Comer, descansar, relajarnos, cuidarnos, disfrutar de un bellísimo paisaje... ¿Realmente alguien cree que se puede pedir más?

Y NO SE PIERDAN NUESTRA GALERÍA DE FOTOS DE LA RÍA DE AROSA

4
comentarios
1 Pelayo, día

Si el paraiso es donde éstos te dan clavadas cada vez que te mueves... Tú mismo....

2 donizela, día

Los topónimos oficiales y legales son: AROUSA, A TOXA Y O GROVE. Gracias

3 Manuel, día

Donizela en español serán siempre AROSA, LA TOJA y EL GROVE, lo que dicen los póliticos es tan fugaz como ellos

4 UGG BOOTS Hannen, día

You are a talented person ,I like your blog.

Herramientas