Opinión
Noticias y opinión en la red

Fray Josepho

RSS

La verdadera identidad de fray Josepho sigue siendo un misterio. Sabemos que el pseudónimo nació a finales de los 90. En esos tiempos fueron apareciendo unos romances y unas cuadernas vías de tono jocoso en los que un tal fray Josepho de la Tarima, a veces en castellano antiguo y siempre con intención satírica, criticaba la LOGSE, sistema educativo que entonces se estaba implantando y cuyas desastrosas consecuencias ahora padecemos. Al principio, las composiciones de fray Josepho de la Tarima circulaban de mano en mano, fotocopiadas; luego, a través de internet, la revista virtual Docencia.com (ya desaparecida), acrecentó el alcance y la efectividad de los proyectiles del fraile.

No tardó Jaime Campmany en ofrecerle un espacio en la revista Época, y ahí ya los dardos de fray Josepho, despojado de la Tarima, tomaron como diana no sólo los asuntos educativos, sino cualesquiera otros, políticos o sociales. Un día, el llorado Campmany dejó la dirección de Época y fray Josepho pasó un par de años en el ostracismo, hasta que Javier Rubio lo llamó y le dio un huequecito aquí en Libertad Digital. Eso fue en abril de 2004, justo cuando Zapatero se instalaba en la Moncloa. Ese mismo año, en septiembre, César Vidal, que empezaba a dirigir La Linterna, también contó con el fraile para que recitara unos versos los lunes por la noche, antes de la tertulia. Y en esas sigue fray Josepho, que, entretanto, ha publicado un par de libros con sus versos satíricos: Ópera Herética (Grupo Unisón, Madrid, 2000) y Con Z de Zapatero, Temas de Hoy, Madrid, 2008.

Artículos en Libertad Digital